Qué puedes (y qué no) hacer con tu autocaravana en un camping

Todos los campings tienen normas que los propietarios de autocaravanas deben respetar a rajatabla. Cuáles son para tener la mejor convivencia

Una de las grandes ventajas de tener autocaravana, caravana o camper es que puedes viajar a cualquier sitio en cualquier momento. Solo debes asegurarte de que tienes un camping cercano con parcelas para tu vehículo y listos.

Las autocaravanas deben respetar las reglas de los campings. Foto Pxhere

Una de las grandes ventajas de tener autocaravana, caravana o camper es que puedes viajar a cualquier sitio en cualquier momento. Solo debes asegurarte de que tienes un camping cercano con parcelas para tu vehículo y listos.

Ahora bien, si eres nuevo en el mundo de los caravaners, seguramente hay ciertas normas y restricciones comunes en los campings que los veteranos conocen, pero que a ti te pueden sorprender y ocasionar contratiempos si no las tienes en cuenta.

Para echarte una mano al respecto, y lograr que te cures en salud, a continuación tienes algunas de las normativas generales de los campings en España.

Se han recopilado estos puntos a tener en cuenta consultando los reglamentos de los considerados 11 mejores campings según el site Caravanas.

Aunque los apartados suelen recordarlo, ten en cuenta que cada norma o restricción puede cambiar según el camping al que vayas así que siempre es mejor confirmar con los encargados por si las moscas.

Una de las grandes ventajas de tener autocaravana, caravana o camper es que puedes viajar a cualquier sitio en cualquier momento. Solo debes asegurarte de que tienes un camping cercano con parcelas para tu vehículo y listos.
El encanto de viajar en autocaravana. Foto Jill Wellington – Pixabay

1. La electricidad suele pagarse por separado

La electricidad es un submundo algo complejo en el sector de los campings. En algunos casos, la tarifa de la parcela ya viene incluida la toma de luz para que puedas recargar tu vehículo. Ahora bien, no suele ser lo habitual.

En la gran mayoría de las ocasiones, la electricidad va aparte. Los precios varían según los amperios que necesites. Una vez hayas garantizado que tendrás electricidad, infórmate sobre la localización de los enchufes; no todas las parcelas tienen uno cerca y quizás te llevas una sorpresa al descubrir que necesitas un alargador e incluso puede que un adaptador.

2. El tamaño de las parcelas

Los vehículos como autocaravanas o caravanas son largos y amplios, así que lo habitual es que las parcelas que puedas alquilar también lo sean. Ahora bien: ten cuidado a la hora de reservar porque quizás acabas con una parcela que le queda pequeña a tu casa motorizada.

Ten cuidado a la hora de reservar porque quizás acabas con una parcela que quede pequeña a tu autocaravana

Cada camping es un mundo, pero una parcela normal suele medir 8,5 metros de largo por cinco de ancho, mientras que las grandes van desde los 10 hasta los 12 metros de largo por seis de ancho.

Cada página de reserva debería ofrecer las medidas exactas de la parcela en cuestión.

Una de las grandes ventajas de tener autocaravana, caravana o camper es que puedes viajar a cualquier sitio en cualquier momento. Solo debes asegurarte de que tienes un camping cercano con parcelas para tu vehículo y listos.
Mejor consultar los espacios disponibles para no tener sorpresas. Foto Siggy Nowak | Pixabay

3. Sobre el uso de las parcelas

Lo normal es que puedas instalar sillas y mesas fuera de la parcela por si te apetece comer disfrutando del buen tiempo. Otra cosa muy diferente es instalar cualquier tipo de accesorio o componente que pueda transmitir una sensación de permanencia o que pueda perjudicar la imagen turística del lugar. Es el caso de intentar poner vallas, fregaderos o cualquier tipo de electrodoméstico.

En cuanto a las barbacoas, es mejor consultar en cada camping aunque es muy raro que se te permita usar barbacoas con leña o carbón; en todo caso tendrás que usar de gas o eléctricas. Finalmente, ni se te ocurra alterar los árboles o vegetación del lugar. Eso incluye pretender atar una hamaca entre dos árboles para echarte una siesta.

4. Mascotas

Este es un apartado en el que cada reglamento tiene su propio detallito. Lo habitual es que los campings de caravanas permitan la estancia de mascotas siempre y cuando no sean un peligro para el resto de campistas. No obstante, es mejor asegurarse después de reservar.

Algunos campings obligan a pagar tarifa por mascota, otros permiten hasta dos animales… pero donde hay unanimidad es en lo que respecta a perros potencialmente peligrosos: su entrada está estrictamente prohibida.

Una de las grandes ventajas de tener autocaravana, caravana o camper es que puedes viajar a cualquier sitio en cualquier momento. Solo debes asegurarte de que tienes un camping cercano con parcelas para tu vehículo y listos.
Algunas autocaravanas parecen un mundo propio. Foto Poposky – Pixabay

5. Horas de descanso y de silencio

Por lo general, los campings tienen dos franjas de descanso en el que o bien se tiene que rebajar la actividad en el interior de la autocaravana o caravana al mínimo o bien se debe mantener un silencio absoluto.

Lo habitual es que de 15:00 a 16:30 se produzca la primera franja, pensada para aquellos campistas que van a realizar la siesta de después de comer. Se recomienda bajar el volumen de radios, teles… y mantener las actividades exteriores al mínimo.

De 24:00 a 8:00 se produce la segunda fase donde el silencio debe ser absoluto. Por ejemplo, salvo caso de extrema urgencia o necesidad, se prohíbe la circulación de vehículos.

6. Prohibición de otros vehículos

¿Planeabas llevarte una mini-moto para explorar con ella los alrededores del camping? Ten cuidado con circular con ella por el interior del mismo.

Cada vez más campings prohíben el uso de vehículos secundarios como patinetes eléctricos, mini-motos o quads

Cada vez es más frecuente que los reglamentos se actualicen para prohibir el uso total de vehículos secundarios como patinetes eléctricos, mini-motos o quads. Aunque consultes las reglas y no los veas mencionados, vale la pena preguntar por si acaso. En cuanto a las bicicletas, se suelen permitir con ciertas restricciones de horario o de espacio.

Una de las grandes ventajas de tener autocaravana, caravana o camper es que puedes viajar a cualquier sitio en cualquier momento. Solo debes asegurarte de que tienes un camping cercano con parcelas para tu vehículo y listos.
En el camping hay que saber respetar a los otros viajeros. Foto: Togo RV | Unsplash.

7. Ciertas visitas pueden ser gratuitas

Las visitas de gente de fuera del camping es otro apartado repleto de condiciones especiales en cada lugar. Algunos no los permiten en absoluto y, si se detecta un visitante, automáticamente se le considerará usuario de los servicios y se le aplicará tarifa. Otros campings permiten cualquier tipo de visitas mientras que algunos solo lo permiten si se trata de familiares.

En el caso de que se permita que venga alguien de fuera, lo normal es que dicha persona puede estar gratuitamente en tu parcela durante una o dos horas siempre y cuando avises a los encargados y registres la llegada de la visita. Pasado ese tiempo, se aplicará tarifa.

8. Cuidado con las filtraciones

Los reglamentos de los campings no suelen especificarlo, pero es una norma no-escrita que, si tienes algún tipo de filtración de líquidos, lo más probable es que no se te admita la entrada.

Dejando de lado los posibles peligros que un vehículo averiado puede conllevar, ten en cuenta que nadie querría por vecino a una autocaravana que está perdiendo aguas residuales, por ejemplo. Así que antes de irte de vacaciones, asegúrate de que tu casa motorizada no tiene este tipo de problemas.

Una de las grandes ventajas de tener autocaravana, caravana o camper es que puedes viajar a cualquier sitio en cualquier momento. Solo debes asegurarte de que tienes un camping cercano con parcelas para tu vehículo y listos.
¿Cualquier espacio sirve para dejar la autocaravana? Foto Siggy Nowak | Pixabay

9. Sobre robos y daños en el vehículo

Si cuando te vas de vacaciones tradicionales es normal que a veces te entre el miedo de «¿Y si me entran a robar?», cuando vas de caravaning este temor se puede acrecentar. Esta sección es unánime en todos los reglamentos consultados: ningún camping se hará responsable de los robos y hurtos que ocurran tanto en el recinto como en sus parkings.

Más allá de vigilar bien tus pertenencias, es recomendable utilizar apps sobre el mundo de las autocaravanas. Algunas de estas aplicaciones permiten que los usuarios reseñen zonas de acampada. Con sus comentarios sabrás si en esos lugares los robos son habituales o no.

En cuanto a posibles accidentes que acaben dañando tu vehículo, de nuevo los campings solo se han responsable de incidentes relacionados por fenómenos meteorológicos o naturales como lluvias o nevadas.

Noticia original de Business Insider. Autor: Daniel Cáceres

a.
Ahora en portada