La última cabina telefónica de BCN será una micro-biblioteca

La última cabina ‘clásica’ de Barcelona, con sus puertas plegables, se convertirá en un punto de intercambio de libros en el distrito de Horta-Guinardó

Las cabinas telefónicas fueron heridas de muerte por la irrupción de los móviles. Como los buzones, sobreviven en silencio por imperativo legal; aunque a diferencia de los receptores de cartas, gran parte de ellas están destrozadas por el vandalismo, con los aparatos sin cables y sin rastros de los vidrios que la recubrían.

Ya casi nadie las usa: según Telefónica, más de la mitad de 17.000 de estos teléfonos públicos no fueron usados ni una vez durante el 2019. Y del año del confinamiento, mejor ni saberlo.

En Barcelona sobreviven unas 500 cabinas, pero solo hay una de los modelos más antiguos, esas que tenían una estructura cerrada de vidrio y aluminio con puertas rebatibles.

Vista de la cabina clásica que será reconvertida en punto de intercambio de libros.Foto Ayutamiento de Barcelona

Un barrio de duras cuestas

Esa cabina se encontraba en el barrio de Sant Genís des Agudells, un pequeño núcleo que trepa por la falda de la sierra de Collserola.

A pesar que casi todos los edificios fueron construidos en la fiebre urbanística de los años 60, allí sobrevive una pequeña iglesia del siglo XIV con su rectoría y el cementerio parroquial, junto a una masía que tiene un siglo más de antigüedad.

Salven la cabina

La pequeña infraestructura compartía el destino olvidado de sus colegas, hasta que la campaña de la exprofesora Anna Farré la sacó de las tinieblas de la indiferencia y se puso en marcha una campaña para salvarla antes de que sea barrida por el progreso.

La cabina fue retirada este lunes 8 por el personal municipal, que la acondicionará para que sea un punto de intercambio de libros

En el 2017 el ayuntamiento organizó una votación entre vecinos para decidir su futuro destino, y la propuesta ganadora fue la de convertir a la cabina en un punto de intercambio de libros.

Cabina telefónica en Ávila convertida en simbolo turístico
Cabina telefónica en Ávila convertida en simbolo turístico. Foto EFE

La nueva vida

Cuatro años después, Telefónica cedió la cabina al Ayuntamiento, que procedió a desmontarla de su emplazamiento y la trasladó al depósito municipal.

Allí será rehabilitada por el personal del consistorio, para que “en pocos meses” regrese al barrio, más exactamente a la plaza Meguidó, anunció el gobierno municipal.

En ese lugar las puertas plegables estarán abiertas a cualquier persona interesada en leer y promover la cultura, donde podrá retirar un libro gratuitamente con la condición de que deje otro como intercambio.

Soluciones alternativas

“El Ayuntamiento de Barcelona siempre ha tenido inquietud para poner en valor los elementos singulares históricos que enriquecen el paisaje urbano de la ciudad, y esto ha provocado que se hayan buscado soluciones en el marco de una estrategia global de recuperación de la calidad de la imagen urbana”, precisaron en el ayuntamiento.

a.
Ahora en portada