La Estación Espacial Internacional se convierte en un plató de cine ruso

Rusia adelanta a Hollywood y ya está rodando la primera película 100% espacial en las instalaciones de la EEI, donde grabará durante 12 días

Un equipo de rodaje ruso al cosmos viajó ayer a la Estación Espacial Internacional (EEI) donde filmará un largometraje de ficción, el primero en la historia que se rueda en este gran laboratorio científico que orbita a unos 400 km de la Tierra.

Tres personas integran el equipo de rodaje de la primera película rodada en el espacio. Foto: Roscosmos.

Puede que la carrera espacial se haya trasladado al ámbito turístico y que, tras los años del telón de acero, hoy sean los dueños de multinacionales como Amazon, Tesla o Virgin quienes encabecen los hitos en la conquista del espacio. Sin embargo, y reviviendo la antigua pugna entre bloques, Rusia acaba de adelantar a los EEUU sumando un éxito espacial: la grabación de la primera película fuera de la Tierra.

Un equipo de rodaje ruso al cosmos viajó ayer a la Estación Espacial Internacional (EEI) donde filmará un largometraje de ficción, el primero en la historia que se rueda en este gran laboratorio científico que orbita a unos 400 km de la Tierra.

“Al fin y al cabo, fuimos pioneros en el espacio y es el lugar donde conservamos posiciones muy firmes, pese a que nos están pisando los talones”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Un equipo de rodaje ruso al cosmos viajó ayer a la Estación Espacial Internacional (EEI) donde filmará un largometraje de ficción, el primero en la historia que se rueda en este gran laboratorio científico que orbita a unos 400 km de la Tierra.
El equipo actual a bordo de la EEI. Foto: Roscosmos.

El director y la protagonista convertidos en astronautas

La aventura que convertirá al equipo de rodaje en improvisados astronautas comenzó a bordo de nave espacial Soyuz MS-19, que partió ayer martes desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI).

A bordo viajaba el astronauta de la Agencia Espacial Rusa Antón Shkaplerov junto al director de la película, que llevará por título Výzov (‘El reto’, en ruso), Klim Shipenko, y la actriz Yulia Peresild.

Tras dar dos vueltas a la órbita, llegó a la EEI en 3 horas y 27 minutos. El acoplamiento a la plataforma orbital lo tuvo que hacer Shkaplerov en modo manual tras fallar el sistema automático de aproximación Kurs.

Dos horas después del acoplamiento se abrieron las escotillas y Shkaplerov entró en la EEI, seguido de Peresild y de Shipenko, que hará también de camarógrafo.

Rodaje espacial

Antes de llegar a la EEI, sin embargo, las cámaras comenzaron a rodar. Durante el viaje y la aproximación se captaron imágenes para la futura película, que producen la agencia espacial federal rusa Roscosmos, el Primer Canal de la televisión rusa, y el estudio Yellow, Black and White.

También quedaron registrados sus primeros momentos a bordo, con una Peresild sonriente y vestida con un mono rojo, a diferencia de sus dos compañeros de viaje, que lucían un uniforme de color turquesa.

La película contará la historia de una doctora que se ve obligada a viajar al espacio para salvar la vida de un astronauta.

Una vez en este laboratorio orbital en el que trabajan científicos de varios países del mundo, el rodaje se extenderá durante 12 días, especialmente en el segmento ruso de la plataforma, aunque también habrá tomas en la parte estadounidense, según detalló la NASA.

Sus anfitriones serán los actuales inquilinos de la estación, los rusos Oleg Novitski, Piotr Dubrov, los estadounidenses Mark Vande Hei, Shane Kimbrough, Megan McArthur, el japonés Akihiko Hoshide y el astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA), Thomas Pesquet, nuevo comandante de la EEI.

Un equipo de rodaje ruso al cosmos viajó ayer a la Estación Espacial Internacional (EEI) donde filmará un largometraje de ficción, el primero en la historia que se rueda en este gran laboratorio científico que orbita a unos 400 km de la Tierra.

«Estoy todavía soñando. Todavía siento que estoy soñando” fueron las primeras palabras de la actriz en el espacio, mientras que el realizador afirmó que le resultaba “increíble que este momento haya llegado”. “Fue duro pero es fantástico llegar a la Estación”, agregó.

Cómo se graba en condiciones de ingravidez

Hasta la vuelta del equipo de la película a nuestro planeta, el próximo día 17 de octubre, se espera rodar un tercio del material que será utilizado para la cinta. El resto se filmará en la propia nave espacial Souyz MS-19 y en Baikonur, en suelo kazajo, donde se encuentra la más antigua y mayor base espacial del mundo, a unos 2.500 km de Moscú.

Con este rodaje, que no será financiado con fondos estatales, según fuentes del Kremlin, Rusia se convierte en el primer país del mundo en filmar una película en condiciones de ingravidez, adelantándose así a Hollywood, que planeaba grabar una cinta en el espacio a lo largo de 2021.

Rusia adelanta a Hollywood

EE UU, por su parte, anunció en la primavera de 2020 su propio proyecto para rodar en el espacio, una producción ambiciosa que cuenta con la implicación de Tom Cruise, la NASA y la compañía SpaceX, de Elon Musk, una de las mejor posicionadas para la nueva carrera espacial, ahora con fines turísticos.

Aunque sin confirmación formal, se especuló que la película podría estar dirigida por Doug Liman, que ya trabajó con Cruise en Al filo del mañana (2014) y El traficante (2017).

Un equipo de rodaje ruso al cosmos viajó ayer a la Estación Espacial Internacional (EEI) donde filmará un largometraje de ficción, el primero en la historia que se rueda en este gran laboratorio científico que orbita a unos 400 km de la Tierra.
Foto: Roscosmos.

Si bien el vuelo estaba programado para octubre de este mismo año, no ha habido después nuevos detalles o fechas sobre la realización del proyecto.

De lo que sin duda ya no podrá presumir Cruise es de ser el primer actor en rodar en el espacio, un título que desde ya ostenta Peresild, de 37 años, que fue escogida entre más de 3.000 candidatas y que se sometió a todo tipo de pruebas de entrenamiento.

La actriz, muy conocida en Rusia en papeles tanto de cine como de teatro, calificó de “difícil desde el punto de vista psicológico, físico y moral” este reto, que la convierte además en la quinta mujer en la historia del programa espacial ruso, con Valentina Tereshkova como primera mujer en el mundo en viajar al espacio en 1963.

Por su parte, la estadounidense de origen iraní Anousheh Ansari fue la primera en llegar a la EEI como turista espacial en 2006.

a.
Ahora en portada