Un nuevo hotel para descubrir el lado zen de Ibiza

El hotel boutique Oku Ibiza, que abre a fines de mayo, se presenta como un refugio de lujo discreto ideal para desconectar del mundo

En estos meses que muchos establecimientos se ven obligados a cerrar, que se inaugure un nuevo hotel es un valioso motivo para celebrar.

Este es el caso del futuro Oku Ibiza, un hotel boutique de cinco estrellas que el 28 de mayo abrirá sus puertas en Cala Gració, un paradisíaco rincón en la cara occidental de la isla balear, a pocos kilómetros del pueblo de Sant Antoni Abad.

Foto Georg Roske-Oku Ibiza
Seis suites tendrán acceso directo a la psicina. Foto Georg Roske-Oku Ibiza

El encanto del lujo discreto

El complejo presenta una estética y servicios lejos del concepto de fiesta y noche que durante tantos años ha reinado en Ibiza.

Con una decoración minimalista de ‘lujo discreto’ se presenta como una opción más pausada y enriquecedora para “un nuevo tipo de viajero más auténtico”.

Foto Georg Roske-Oku Ibiza
El hotel cuenta co dos restaurantes. Foto Georg Roske-Oku Ibiza

Suites y una villa independiente

El nuevo hotel contará con 184 habitaciones y suites de estilo boho-chic, entre ellas una fastuosa Signature Suite de 140 metros cuadrados.

El hotel contará con cuatro piscinas, entre ellas la más grande de Ibiza, con 50 metros de largo

También se presentará una villa independiente con cuatro habitaciones y piscina privada para los que busquen una alternativa más exclusiva para su estancia.

El Oku Ibiza tendrá cuatro piscinas. Una de ellas se presenta como la más grande de la isla, de 50 metros de largo, y otra será semi privada, reservada para los huéspedes de las seis habitaciones swin-up, donde el espejo de agua estará a pocos pasos del dormitorio.

Vista de la suite de la villa. Foto Oku Ibiza
Vista de la suite de la villa. Foto Oku Ibiza

Para olvidarse del mundo

La idea es que el huésped del Oku desconecte del mundo. Cada día se ofrecerán clases gratuitas de yoga en la sala de la azotea del hotel, y en el spa habrá cinco salas de tratamiento con una carta de servicios que va desde las antiguas tradiciones de relax hasta los últimos avances con productos naturales.

El hotel tendrá dos restaurantes, uno de cocina informal junto a la piscina y otro basado en gastronomía internacional pero con énfasis en la tradición asiática

La oferta gastronómica se desplegará en dos espacios: Oku Restaurante y To Kima. El primero estará abierto por la noche, con una cocina de fusión internacional con una marcada presencia asiática.

Foto Georg Roske-Oku Ibiza
Cada semana habrá sesiones de DJs y música en vivo. Foto Georg Roske-Oku Ibiza

El segundo, junto a la piscina, tendrá una propuesta informal. En ambos casos, el chef ejecutivo Mark Vaessen, experto en cocina japonesa de fusión, estará supervisando la propuesta de aromas y sabores basada en productos frescos de temporada.

Ya se anticipa que el brunch semanal, con cócteles, zumos y platos creativos servidos junto a la piscina, será “un must en la vida social de la isla”. En tanto cada domingo habrá un programa rotatorio de DJs y artistas en vivo.

Foto Georg Roske-Oku Ibiza
En la azotea se ofrecerán clases de yoga. Foto Georg Roske-Oku Ibiza

Filosofía japonesa

En el diseño del nuevo hotel se ha recurrido al hormigón visto, la piedra, la madera y el lino; en una construcción que aprovecha al máximo la rotación de luces y sombras, y bajo un diseño inspirado en la filosofía japonesa Wabi Sabi, que propicia el uso de materiales naturales.

Foto Georg Roske-Oku Ibiza
El hotel está ubicado en la Cala Gració. Foto Georg Roske-Oku Ibiza

El estudio MG&AG estuvo a cargo de la decoración, en donde se ha convocado a artistas como el pintor y escultor Steve Tepas a que imprima su estilo con sus obras de arte.

Este es el segundo hotel de la compañía Oku, tras la apertura de un establecimiento de la misma categoría en la isla griega de Kos, en julio de 2020.

a.
Ahora en portada