Meliá apuesta por el lujo en el corazón de Milán

El futuro hotel de la marca Gran Meliá abrirá en dos años en el centro de Milán, en un edificio centenario que mantendrá su fachada e interior de elegancia ecléctica

En la Plaza Cordusio, en el corazón del Milán más elegante y señorial, Meliá Hotels se abrirá un hotel de cinco estrellas en un edificio emblemático.

Se trata del Palazzo Venezia, ubicado a pocos pasos de la Plaza del Duomo, epicentro de la vida social milanesa.

De oficinas a hotel

El edificio pertenece a la gestora inmobiliaria Generali Real Estate, y hasta hace poco tiempo allí estaban sus oficinas corporativas, hasta que el personal fue trasladado a la nueva Torre Generali, en el complejo City Life.

El palazzo fue construido en estilo ecléctico por el arquitecto Luca Beltrami a fines del siglo XIX para la compañía Assicurazioni Generali Venezia, antecesora de Generali y que bautizó al inmueble.

Elegancia eclética

La fachada se caracteriza por su forma cóncava, donde se distingue un nicho revestido por mosaicos y con una gran cúpula octogonal coronada por una linterna.

El hotel será de cinco estrellas y contará con 70 habitaciones. Meliá emprenderá una ambiciosa reforma para mantener el patrimonio histórico de su fachada e interiores

El futuro hotel de la marca Gran Meliá, la señera de lujo de la cadena mallorquina, contará con 70 habitaciones, que conservarán el estilo de elegancia señorial que caracteriza al edificio.

La fachada cóncava del Palazzo Venezia. Foto: Wikipedia
La fachada cóncava del Palazzo Venezia. Foto: Wikipedia

La compañía emprenderá una profunda reforma del interior del edificio, para conservar tanto la fachada como los interiores de columnas, mármoles y arañas de imponente presencia.

Abierto a visitantes y residentes

La apertura está programada para el 2023, y con su inauguración el espacio estará abierto tanto a residentes como turistas, lo que hasta ahora estaba vetado por ser propiedad privada.

Meliá no aportó demasiado datos de las comodidades del establecimiento, pero adelantó que en el apartado gastronómico “el hotel buscará sorprender a los paladares más exigentes con una variedad de propuestas, poniendo en valor lo mejor de la cocina italiana e internacional”.

El futuro hotel tendrá un atractivo bar en su azotea, decorado con la característica modernidad milanesa, que ofrecerá vistas en 360 grados del centro de la ciudad bajo la emblemática cúpula de Palazzo Venecia.

La terraza ofrece vistas de 360 grados de la ciudad. Foto: Meliá
La terraza ofrece vistas de 360 grados de la ciudad. Foto: Meliá

Experiencias en Milán

El hotel aspira a captar tanto al viajero de negocios como al de ocio, que puedan aprovechar la cercanía del hotel a las casas de moda, puntos turísticos, monumentos culturales y centros de negocios.

El bar en la azotea del Palazzo Venezia, con vistas de 360 grados, reforzará la oferta de ocio y gastronomía en la ciudad

Para sus huéspedes la compañía hotelera cuenta con las propuestas de ‘experiencia sensoriales’, una colección de actividades diseñadas para los viajeros “que buscan explorar la esencia del entorno”, precisó la cadena española.

Este es el cuarto hotel de la compañía en Milán, que se incorpora a la familia que forman el Meliá Milano, el ME Milano Il Duca, y el Innside Milano Torre Galfa.

a.
Ahora en portada