Málaga convierte balcones en palcos para escuchar rock

Un hotel de Mijas celebra la primera cita Balcón Rock, donde se podrá disfrutar de un concierto desde la comodidad y seguridad de las habitaciones

No es lo mismo tener una ventana que tener un balcón. Del de la Plaza de San Pedro al de Romeo y Julieta pasando por el Palacio de Buckingham y, más recientemente, los de millones de personas confinadas que encontramos en sus pocos metros cuadrados un espacio de vida social. Cuando más falta hacía. Y pese a que llevan cientos de años -incluso miles- entre nosotros, nunca como ahora los habíamos reinventado.

Durante los días más duros de cuarentena y además de permitirnos agradecer la labor de quienes estaban en primera línea nos permitieron comunicarnos, conectar, jugar al bingo o hasta hacer deporte en común. Ahora, en plena segunda ola y con nuevas restricciones en muchos lugares de España, una iniciativa en la Costa del Sol busca convertirlos en palcos para asistir a conciertos de rock, abriendo una posibilidad al ocio y la cultura de forma totalmente segura.

Balcón Rock

La idea es sencilla: conciertos en jardines de hoteles con el público asistiendo desde los balcones de sus habitaciones. Con el nombre de ‘Balcón Rock’, la primera de sus citas está programada para el 24 de octubre en el hotel VIK Gran Hotel Costa del Sol, un cuatro estrellas en primera línea de playa en la localidad malagueña de Mijas, que se transformará en un auditorio para la ocasión.

Los conciertos tendrán como telón de fondo el Mediterráneo. Foto: VIK Gran Hotel Costa del Sol.

La idea parte, cuentan sus promotores, Sleazy Records, de la propia arquitectura de muchos complejos hoteleros de Málaga, dispuestos en torno a un jardín central donde habitualmente se encuentra la piscina del establecimiento y al que se asoman gran parte de las habitaciones a través de balconadas con magníficas vistas. Tan solo hay que convertir esos espacios en escenarios y disponer al público en los balcones que lo rodean.

El primero de los conciertos, el 24 de octubre, contará con las bandas TT Syndicate, Tito Ramírez y Pike Cavalero

Música en vivo y sin aglomeración

La entrada se ofrece, eso sí, unida indivisiblemente a la reserva de la habitación con balcón. A cambio se garantiza la asistencia a un concierto sin ningún tipo de aglomeración y con máximo respeto a la distancia de seguridad exigida por las autoridades sanitarias.

De este modo, además, se cumple una doble función, ya que la música es también “el pretexto perfecto para volver a llenar de vida los hoteles” de la zona, muy afectados por la crisis y la ausencia de turismo internacional.

“Pasar una noche en una habitación de un excelente hotel de la costa malagueña, desde cuyo balcón poder disfrutar de un singular concierto de tu artista preferido, puede resultar una propuesta irresistible para muchos”.

La entrada del concierto va unida a la noche de hotel. Foto VIK Gran Hotel Costa del Sol.

Reformular el ocio

Siempre con los pilares de “seguridad, impulso del turismo, cultura y ocio de calidad”, Balcón Rock es el resultado de una “reinvención” que busca afrontar la complejidad de los nuevos tiempos, adaptarse a los protocolos higiénico-sanitarios y “dar continuidad a la enorme tradición turística” del destino.

¿Y qué hay de la música? Tras el proyecto están los promotores del festival Rockin’ Race Jamboree que cuenta con una trayectoria de casi 30 años en Torremolinos (Málaga).

Para esta primera cita de Balcón Rock actuarán tres bandas de ritmos retro americanos que recrearán los sonidos del mambo, rhythm and blues, soul o rock and roll como son TT Syndicate, Tito Ramírez y Pike Cavalero. La cita comenzará a las 16.00 horas, con de DJs entre los grupos, y el último concierto finalizará a las 21.30 horas. Actuaciones que tendrán como telón de fondo la puesta de sol sobre el mar Mediterráneo.

a.
Ahora en portada