La torre de cristal más famosa de Andorra se convierte en hotel

La torre del complejo termal Caldea se transformará en un moderno hotel con 45 habitaciones que abrirá sus puertas en 2023

Ya es el complejo termal más grande del sur de Europa y, su torre de cristal de 80 metros y 14 plantas obra de Jean-Michel Ruols, icono arquitectónico indiscutible de Andorra. Pero Caldea está listo para dar un paso más: se convertirá en un verdadero resort gracias a la apertura de su propio hotel, prevista para 2023.

El establecimiento, de cuatro estrellas, no se ubicará en un edificio añadido, sino que ocupará el corazón del actual centro termal, precisamente la torre de cristal, que alojará 45 habitaciones -tres de ellas suites deluxe- en un total de 3.000 m2.

Agua termal en la ducha

Con una inversión de 9 millones de euros, el hotel apostará por ofrecer -especialmente al público adulto- “una experiencia wellness y lúdica, con programas de retreat de tres a cinco días de duración”, explican desde Caldea.

Complejo termal Caldea. Foto: Caldea.

Entre sus particularidades, todas las habitaciones dispondrán de agua termal, protagonista de la imponentes duchas y bañeras que convivirán armónicamente con la tecnología y los elementos domóticos en este nuevo complejo. La eficiencia energética será otro de los grandes pilares, en una apuesta por la sostenibilidad medioambiental que forma parte de la filosofía de la compañía.

Las 45 habitaciones -tres de ellas suites deluxe- tendrá agua termal directamente en duchas y bañeras, además de sistema domóticos y la última tecnología

Singularidad y notoriedad

Si en 1994 Caldea revolucionó la experiencia relacionada con las aguas termales introduciendo el ‘termoludismo’, 30 años después “ha llegado el momento de volver a marcar la diferencia”, según la cónsul mayor de Escaldes-Engordany y presidenta del consejo de administración de Caldea, Rosa Gili. Para el director general del complejo, Miguel Pedregal, se trata de “seguir evolucionando y generando experiencias únicas para los visitantes del país” y destaca que el nuevo hotel volverá a aportar, como en su día lo hizo la torre de cristal, “singularidad y notoriedad”.

Según sus planes, la incorporación de la división hotelera permitirá incrementar la facturación hasta los 20 millones de euros en su segundo año de actividad (2025), un 20% más que en 2019.

El proyecto, integrado en el plan estratégico 2020-25 de Caldea, se empezó a gestar en 2018 y ha sido validado por la consultora Cushman, especializada en hostelería.
El proyecto del nuevo hotel, llamado a convertirse en el “nuevo emblema del centro de Andorra”, según sus promotores, necesita ahora de la aprobación de la Junta General de Accionistas, que se celebrará en febrero y el objetivo es licitar la obra e iniciar la construcción en 2021 para comenzar a recibir a los primeros huéspedes en enero de 2023.

Caldea es parte indiscutible del skyline andorrano. Foto: Getty Images.

El spa de cristal

Aunque en sus inicios causó conmoción y muchos se preguntaban qué era ese edificio tan raro que desde el centro de Escaldes-Engordany elevaba su afilado pico al cielo mientras reflejaba las cimas nevadas de las montañas a su alrededor, tres décadas más tarde es ya un elemento casi imprescindible del paisaje y, de hecho, no se entendería el singular spa sin su torre.

Tres décadas después de revolucionar la oferta turística de Andorra con su singular spa, Caldea está lista para volver a marcar la diferencia

El arquitecto, Jean Michel Ruols, se inspiró en las torres de San Francisco y Londres para crear la que sigue siendo la torre más alta del país, con 80 metros.

Actualmente, cada tarde, cuando cae el sol, la torre se ilumina en un espectáculo de luz y también música que hacen de ella un lugar perfecto para ser disfrutado tanto desde el exterior como el interior.

a.
Ahora en portada