El hotel más esperado de Madrid ya tiene fecha apertura

Mandarin Oriental Ritz, Madrid abre sus puertas el 15 de abril con una restauración millonaria y cinco nuevos restaurantes creados y dirigidos por Quique Dacosta

Ahora sí, el mítico hotel Ritz de Madrid ya tiene fecha de apertura. Renombrado como Mandarin Oriental Ritz, Madrid y bajo la enseña de la exclusiva cadena hotelera asiática, abrirá sus puertas el próximo 15 de abril, después de la renovación más importante en la historia de un establecimiento con más de 110 años de vida. 

Lo hará estrenando no solo sus nuevas instalaciones, gracias a una millonaria restauración que arrancaba a finales de febrero de 2018 con el arquitecto español Rafael de La-Hoz al frente, sino también de una completa oferta gastronómica integrada por cinco espacios gastronómicos creados y dirigidos por el tres estrellas michelín Quique Dacosta

Renovación histórica 

Diseñado y construido bajo la supervisión del legendario hotelero César Ritz, el hotel abrió sus puertas por primera vez en 1910, imbuido de un característico estilo de la belle époque. Más de un siglo después, en 2015, Mandarin Oriental incorporó a su portfolio el emblemático cinco estrellas de la capital y cerró sus puertas en 2018 para acometer una ambiciosa reforma valorada en 99 millones de euros. 

Foto: Mandarin Oriental Ritz, Madrid.

En aquel momento se marcaba finales de 2019 como la fecha de reapertura. Sin embargo, un derrumbe durante las obras y una pandemia mundial que ha reducido la movilidad y ha puesto al turismo y la hostelería contra las cuerdas obligaron a posponer la fecha. Tampoco pudo ser en verano, ni siquiera con la llegada del nuevo curso, cuando sí se estrenó el flamante Four Seasons, uno de sus competidores en el segmento del lujo. 

Finalmente será el 15 de abril cuando empiece a recibir visitantes. Ya están abiertas las reservas tanto para el hotel, con precios que van de los 650 euros por noche de una habitación estándar a los 3.430 de una suite en una de las torretas del histórico edificio, como de los restaurantes. 

Además de hotel de referencia del lujo madrileño, Mandarin Oriental Ritz aspira a convertirse en un destino culinario en sí mismo con cinco espacios gastronómicos

Según el nuevo director del hotel y responsable de la reapertura, Greg Liddell, “En esta nueva etapa, nuestra intención será estrechar lazos y afianzar una relación, si cabe, más cercana con la ciudad. Queremos contribuir a que nuestra capital sea uno de los destinos más atractivos del mundo y es nuestro anhelo contribuir a potenciar la marca de Madrid sumando desde la excelencia, la innovación y la exclusividad y personalización en el servicio”. 

La noche más exclusiva de Madrid 

Artistas, artesanos, creadores y firmas de diferentes disciplinas se han involucrado en el hotel. A través de piezas creadas específicamente y diferentes colaboraciones que se irán desvelando en los próximos meses, el hotel pretende convertirse en “un destino por derecho propio”. 

El hotel ya admite reservas a partir del 15 de abril. Foto: Mandarin Oriental Ritz, Madrid.

Así, el carisma de la diseñadora de interiores Dorothée Boissier, la delicadeza estética de la artista madrileña Paula Anta, el imaginario de Richard Grey y la infinita creatividad de José Piñero, entre otros muchos creadores, se unirán con la esencia del mítico Ritz para elevar la experiencia de los visitantes y dotar al hotel de una sensación de pertenencia a la ciudad auténtica. 

Además, el hotel exhibirá una selección de obras de arte y piezas inspiradas en el fuerte vínculo que lo une a la ciudad de Madrid que podrán verse en espacios comunes y en las 153 habitaciones, incluyendo 53 suites con un total de 5 categorías diferentes.  

Dorothée Boissier, Paula Anta, Richard Grey y José Piñero son solo algunos de los artistas y creadores que han contribuido a la renovación del hotel

La más amplia, la Suite Real, ocupa nada menos que 190m2 en la primera planta. Ubicada en el mismo lugar en el que César Ritz la diseñó y en el que, durante más de 100 años se alojaron realeza y celebridades, la suite cuenta con dos entradas privadas y espectaculares vistas al jardín y al Museo del Prado además de una amplia zona de estar, comedor y cocina. El dormitorio principal tiene su propio armario vestidor y una sala de vapor en el baño.  

Royal Suite Bathroom. Foto: Mandarin Oriental Ritz, Madrid.

Universo gastronómico 

No será necesario estar alojado para disfrutar también de su universo gastronómico, integrado por tres restaurantes –Deessa, Palm Court y El Jardín del Ritz– y dos nuevos bares –Pictura y Champagne Bar-. 

Quique Dacosta dirige un equipo de 50 profesionales que incluye, entre otros, a Juan Antonio Medina Gálvez – head chef del hotel; Ricard Tobella Llerena -head chef Deessa-; Silvia García Guijarro -head sommelier-; y Jesús Abia Olmedo -head bartender-. 

Ilusionado “por estar en una ciudad tan maravillosa y a la vez tan exigente”, Dacosta está convencido de llegar “con el aliado ideal”. “Mandarin Oriental ha entendido perfectamente nuestros valores y juntos los hemos puesto en escena en este proyecto que esperamos guste a Madrid y al mundo”, apunta el tres estrellas Michelin. 

Plato en Deessa. Foto: Mandarin Oriental Ritz, Madrid.

Diferentes estilos 

El hotel apuesta por tener restaurantes de distintos estilos gastronómicos con Deessa como punta de lanza. El epicentro de la creación de Quique Dacosta y Ricard Tobella parte de un “alma mediterránea”, con claro protagonismo de la despensa madrileña y el producto de proximidad y desde una perspectiva totalmente vanguardista.  

Ofrecerá dos menús degustación: uno con los platos más emblemáticos del reconocido cocinero; y otro con propuestas exclusivamente diseñadas para este escenario recién inaugurado. Un salón privado, Condesa Masslov, bautizado con el nombre con el que la espía Mata-Hari realizó su reserva en el hotel en 1916, y una Mesa del Chef escondida en las cocinas del hotel completan la oferta. 

Palm Court se ubica bajo la impresionante cúpula de cristal del edificio para recoger y ensalzar la tradición gastronómica del hotel, manteniendo visos esos sabores clásicos y añadiéndoles el toque justo de modernidad desde la perspectiva de Quique Dacosta. También este lugar volverá a ser escenario del emblemático Afternoon tea del hotel, también revisitado por el chef. 

Restaurante gastronómico del Mandarin Oriental Ritz, Madrid.

Entre los espacios más codiciados, sin embargo, estará el Jardín del Ritz, abierto durante todo el año y que ahora luce un nuevo y espectacular diseño, así como una carta diseñada por Quique Dacosta que propone un viaje de sabores y matices a diferentes cocinas del mundo.   

Pictura y Champagne Bar 

En el Champagne Bar, con capacidad para solo ocho comensales, los amantes de este espumoso podrán maridar sus copas con delicias expresamente pensadas para crear las más sofisticadas armonías.   

Por su parte, la barra de Pictura, enmarcada en una galería de retratos en la que han participado conocidos artistas y creadores españoles, evoca la pared de un museo desde una mirada contemporánea y actualizada, acorde a la propuesta de coctelería: una fusión de dinamismo, versatilidad y clasicismo con un toque vanguardista.  

Liquid Cuisine en Pictura. Foto: Mandarin Oriental Ritz, Madrid.

También este es el hogar de un concepto disruptivo: la Liquid cuisine: una colección de cócteles creados con técnicas culinarias, como infusionado o cocinado a baja temperatura, cuyos ingredientes mantienen un vínculo con los bocados diseñados ad hoc para cada uno de ellos.  

Una bodega que abarca desde las grandes casas a las bodegas pequeñas de producciones muy cuidadas y una pâtisserie que firma Claudia Capuzzo completan todo un universo gustativo.  

a.
Ahora en portada