Diez hoteles donde sí queremos celebrar San Valentín

A pesar de las restricciones, hay hoteles que ofrecen propuestas especiales para salir de la rutina y encender la llama en el día más romántico del año

De los que no perdonan la cita romántica con flores, bombones y corazones por doquier a los que no pierden ocasión de decir que San Valentín lo inventó -aquí el nombre de la marca o grandes almacenes que te hayan venido a la mente-, sin duda el 14 de febrero es una de esas fechas que despiertan amor y odio al 50%. Pero en este año tan difícil, agotados por la pandemia y sin apenas posibilidades parra viajar, San Valentín puede ser la excusa perfecta para darse un merecido capricho.

Entre cierres perimetrales, restricciones a los viajes y PCR, puede que coger un avión no sea la mejor opción pero hay buenas noticias: un hotel de tu propia ciudad puede ser el destino perfecto para regalarse una experiencia de diez. Romper con la rutina, dedicar tiempo a la pareja, disfrutar de una buena cena, un masaje para dos o un maratón de pelis en un lugar que no sea el sofá de casa ¿alguien da más?

Four Seasons: idilio en Madrid

¿Aún no conoces el lugar del que todos hablan -y que todos fotografían- en Madrid? En pleno idilio con la ciudad, Four Seasons Hotel Madrid llena la capital de magia con una propuesta para todo tipo de parejas.

Afternoon tea. Foto: Four Seasons Hotel Madrid.

Las opciones pasan por un afternoon tea en su espacio de restauración en El Patio, ubicado en el lobby, con las creaciones del chef repostero del establecimiento, Carles Codina. Atención a sus tartaletas en forma de rosa que se pueden degustar con un cóctel o una copa de champagne incluido en el precio (65 euros por persona).

Para descubrir todos los secretos del hotel que está encandilando a Madrid se puede optar por una noche de alojamiento con detalle de bienvenida y desayuno continental con acceso gratuito a al spa urbano más grande del país y 20% de descuento en tratamientos. La oferta incluye un paseo en un coche de cortesía con conductor para darse una vuelta por Madrid sin estrés.

Y, como broche final, una cena en Dani Brasserie en la que degustar los deliciosos platos del chef (185 euros por persona).

W Barcelona: enciende la llama

El famoso hotel de la Barceloneta y ya icono de la ciudad, W Barcelona, se propone romper la monotonía con un original paquete especial que lleva por nombre Ignite the flama. Y es que encender la llama es el objetivo de esta escapada, aún sin salir de la ciudad, donde las espectaculares vistas al mar y a la ciudad se unen a una cena en su restaurante Fire con platos tan seductores como   el erizo a la brasa con crema de calabaza o el lenguado con mantequilla de almendras, parmentier de soja y endivia roja que llevan la firma de la joven chef ejecutiva Carlotta Delicato.

Foto: W Barcelona.

Además, masaje relajante en su spa, acceso a la zona de relajación con canal de nadar, piscina interior, sauna y sala de vapor, desayuno y parking por un precio de 495 euros la habitación.  

Las Terrazas de Abama con ‘take away’ de Berasategui

Al sur de Tenerife, el resort de cinco estrellas Las Terrazas de Abama garantiza una estancia totalmente íntima para quienes quieran celebrar esta fecha alejados del mundo (y de la pandemia).

Sus 151 suites incluyen dormitorio, salón, cocina y terraza exterior y, además de contar con estrictos protocolos de seguridad anticovid, ofrece un take away muy especial servido por el restaurante Melvin by Martín Berasategui.

Foto: Las Terrazas de Abama.

Así, en la intimidad de la suite y a la luz de las velas se podrá disfrutar de platos míticos como ‘la ensaladilla que le gusta a Martín’, un pan bao de cochino negro y salsa masala, una gamba de huelva cocida, unos canelones de ternera y boletus con bechamel de foie, un bacalao en salsa verde con cachelos o una lasaña de verduras.

Además, desayuno inspirado en los aromas de los 5 continentes y elaborado por el equipo de cocina del chef Diego Dato, una joven promesa de la casa Berasategui, así como bombones, cava y flores a la llegada. La oferta para dos noches (sin cena take away, que se contrata aparte) tiene un coste de 536 euros por habitación.

Can Bordoy: Mallorca se tiñe de blanco

Aunque la mayoría asocia Mallorca al verano, el invierno es un momento fantástico para descubrir la isla, cuando la floración de miles de almendros tiñen de blanco sus campos dibujando un paisaje mágico y llenándolo de increíbles aromas.

Inspirado en estas delicadas flores, el hotel de 5 estrellas Gran Lujo Can Bordoy Grand House & Garden propone celebrar San Valentín con su ‘Ritual de almendras y rosa cocoon’, un tratatamiento de 90 minutos que incluye  exfoliación corporal con pétalos de rosas y almendras mallorquinas, un masaje por todo el cuerpo con aceite orgánico de almendra dulce con propiedades altamente nutritivas y un mini facial con rosas, cuyo aroma embriagador contribuirá a equilibrar tus emociones.

Foto: Can Bordoy Grand House and Garden.

La promoción, con un precio de 179 euros por persona, incluye un precioso ramo de flores, y el acceso en exclusiva a la Suite Spa, durante 1 hora. Prolongar la romántica cita en las habitaciones del recientemente escogido como Mejor All Suite Hotel de Europa por los World Travel Awards ya es cuestión de cada uno.

Tres noches al precio de dos en Paradores

¿En un castillo medieval o en un antiguo convento? ¿En un rincón cargado de historia o en un moderno edificio que se funde en el entorno? ¿En medio de la naturaleza o en el centro de la ciudad? Si algo tiene Paradores en su heterogéneo catálogo es una colección asombrosa de hoteles, que van desde el nuevo Parador de Costa da Morte al recién remodelado Hostal de San Marcos en León.

En cualquiera de ellos se puede disfrutar de la promoción que la cadena ha lanzado por San Valentín y que incluye una botella de cava -para disfrutar en la habitación o en alguno de los espacios gastronómicos del establecimiento-.

Claustro del Hostal de San Marcos. Foto: Paradores.

Además, hasta el 30 de abril, se podrán reservar tres noches de alojamiento y desayuno al precio de dos, siempre que sean noches consecutivas en el mismo Parador, en cualquiera de los hoteles de la compañía.

NH Collection Valencia Colón: desayuno con cava

La primera propiedad de la marca premium del Grupo NH en la comunidad autónoma es nuestra propuesta en la ciudad. NH Collection Valencia Colón, ubicada en pleno corazón de la ciudad y sobre lo que fuera la sede de la Consejería de Comercio y Turismo de Valencia en un edificio que data de 1870 y que ha sido exquisitamente transformado por el diseñador español Lorenzo Castillo (autor también de las tiendas Loewe Gran Vía en Madrid y Shanghai, entre otros).

En una de las zonas más emblemáticas y llenas de vida de la ciudad y perfecta base de operaciones desde la que explorar restaurantes de moda, boutiques y lugares de interés como el Palacio del marqués de Dos Aguas, la catedral, el Mercado Central y La Lonja de la Seda, el establecimiento es en esta ocasión el refugio perfecto para disfrutar de San Valentín.

NH Collection Valencia Colon. Foto: NH Hotel Group

Por 120 euros la noche se incluye la estancia para dos personas con detalle de bienvenida en la habitación y desayuno especial con cava.

Hotel Convento de Aracena, al calor de la chimenea

Situado en un antiguo convento del S.XVII y con un entorno monumental, el Hotel Convento de Aracena cuenta con una ubicación idílica en la comarca del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Su histórico edificio dejó de pertenecer a la Iglesia en 1972 y ha sido recuperado para albergar, desde 2013, el hotel más significativo de la zona.

Los placeres aquí van desde disfrutar de paseos por la sierra contemplando los bellos paisajes de la Sierra de Huelva a abandonarse frente al chisporroteo de la chimenea mientras se disfruta del acogedor ambiente de este singular hotel, eso sin olvidar el espectacular Spa donde disfrutar de masaje para 2 ultra hidratante con aceite de oliva virgen extra (AOVE).

Foto: Hotel Convento Aracena & Spa.

La propuesta se completa con una experiencia gastronómica en el restaurante Huerto Nun, en el antiguo huerto de las monjas dominicas, que integra lo moderno con lo tradicional y donde se extrae el máximo partido a la principal materia prima local: el cerdo ibérico de bellota con un menú basado en los elementos de la naturaleza y las especias aromáticas del propio huerto del s. XVII.

Vincci Consulado: con vistas al Guggenheim

Como si hubiera venido navegando ría arriba, el Vincci Consulado de Bilbao parece un velero que estuviera amarrado entre dos de los elementos más icónicos de Bilbao, en un barrio donde la arquitectura tradicional da la mano a los más modernos edificios.

Su moderno diseño de inspiración náutica y los detalles en madera natural marcan el estilo de un hotel con personalidad propia, con una espectacular terraza mirador de 654 metros cuadrados y espléndidas vistas a la ría y al Museo Guggenheim.

Vincci Consulado de Bilbao. Foto: Vincci Hoteles.

Este año, además, y porque «el amor se merece más que nunca una celebración por todo lo alto», Vincci Hoteles extiende esta fecha tan especial a todo el mes de febrero con una propuesta a prueba de restricciones y toques de queda. Se trata de Vincci My City San Valentín, con alojamiento en habitación doble estándar, upgrade habitación superior, cava y selección de chocolates desde 65 euros.

Además, la estancia se puede completar un menú romántico y añadir el desayuno en el momento de la reserva. Además de en Bilbao, Vincci My City San Valentín está disponible en todos los hoteles abiertos de la cadena.

Royal Mansour: exotismo en pareja

Una ciudad magnética y un alojamiento de ensueño son los ingredientes de este cóctel que nos conduce a Marrakech. Alojándose en el Royal Mansour se podrán explorar la ciudad a través de un paseo en coche de caballos y admirar lugares como la antigua medina y sus vibrantes zocos, las Tumbas Saadianas, el Palacio de la Bahía o el Palacio de El Badi.

Foto: Royal Mansour.

Una cena en La Pause, el refugio de lujo en el desierto de Agafay, a 45 minutos en coche de la ciudad permite descubrir la vida desde una nueva perspectiva: una tienda beduina bajo las estrellas; eso sí, con chef privado y un menú con productos de temporada. Vislumbrar la salida del sol sobre el Sáhara desde un globo aerostático o recorrer las majestuosas montañas del Atlas -fuera de los caminos más habituales para turistas- a bordo de un sidecar de estilo antiguo mientras se descubren pinturas rupestres y agrestes acantilados completan la experiencia que se puede contratar desde 1.200 euros por noche para dos personas.

Joali Maldives: paraíso en una isla privada

Más allá de nuestras fronteras también hay paraísos, como Joali Maldives, un resort en el  vasto y remoto atolón Raa del Océano Índico de blancas y azucaradas playas bordeadas de palmeras.

Desde la semana del 8 de febrero, el complejo ofrece experiencias románticas para dos entre las que se cuentan un ritual de barro curativo, degustaciones gastronómicas en sus 4 restaurantes o una cena para dos en una isla desierta con la única compañía de la pareja, el sonido de las olas del mar y el esplendor de la naturaleza.

Foto: Joali Maldives.

Abierto a finales de 2018, Joali cuenta con 73 villas de playa y sobre el agua con sus propias piscinas privadas, terrazas apartadas con vistas solo a islas desiertas o exuberantes jardines privados a la sombra de un follaje tropical que da directamente a la playa. Con hamacas colgadas literalmente sobre las aguas turquesas con mantarrayas, tiburones y un arco iris de peces visibles debajo, duchas al aire libre, biblioteca en la habitación y obras de arte a medida, además de un hermoso diseño en mármol y madera, se trata sin duda del lugar en que querríamos perdernos.

Con un sencillo equipo de snorquel se puede explorar el arrecife y la vida marina, así como una exposición de esculturas subacuáticas, además de pasear en bicicleta o disfrutar de una cena en una increíble casa-árbol en la playa. Las tarifas arrancan en 1.800 euros por noche la villa para dos personas.

a.
Ahora en portada