Un nuevo tren low cost conecta Praga, Viena y Budapest

Praga-Budapest desde 16 euros y Viena-Budapest desde solo 9 euros son las tarifas de este nuevo servicio low cost

La pandemia de coronavirus ha golpeado a la industria de la aviación, dejando miles de aviones en tierra. Una situación que coincide con el auge de movimientos que, como el flygskam sueco (vergüenza de volar), animan a renunciar al avión debido su impacto en el cambio climático y optar por oros medios de transporte como el ferrocarril.

Un reciente estudio del Instituto de Estudios Económicos Internacionales de Viena propone en este sentido la creación de una red de ferrocarril ultrarrápido que conectaría las capitales de la UE a través de cuatro rutas capaces de reducir los tiempos de viaje. Y, de paso, dejaría de lado los aviones para este tipo de trayectos.

Países como Francia, Alemania y Países Bajos también plantean eliminar vuelos comerciales cortos que tengan un sustituto similar en cuanto a tiempo por vía férrea. Incluso hay aerolíneas que, como KLM, animan a “volar con responsabilidad” e insta a los pasajeros a pensárselo dos veces antes de tomar un avión.

En línea con esta tendencia, la compañía RegioJet inicia una nueva ruta que conecta Praga, Viena y Budapest y que, además, reduce “significativamente” los precios.

Nueva ruta Praga-Viena-Budapest

Los trayectos tienen precios que van desde los 9 euros para la ruta que une Viena y Budapest (214 km) y desde los 16 euros para la que conecta Praga y Budapest (441 km).

La empresa ofrece dos frecuencias diarias en cada dirección. Los billetes más económicos incluyen conexión WiFi mientras que los superiores añaden servicios como café y agua sin coste y bebidas a precios reducidos, además de acceso a un sistema de entretenimiento instalado en el respaldo de los asientos.

Regiojet reduce significamente los precios de ferrocarril sin renunciar a la comodidad.

“Llegamos a otra ruta con la visión de reducir significativamente los costes de los viajes en tren para los pasajeros”, explica la directora de RegioJet, Ivana Kašická.

Con precios desde 9 euros por trayecto “ahora todo el mundo puede permitirse viajar en tren entre Praga, Viena y Budapest”.

Viajes más cómodos y sostenibles

Con este nuevo servicio, Regiojet espera competir con las aerolíneas para ofrecer viajes más cómodos y respetuosos con el medio ambiente por la región. De momento, y con trayecto de algo más de seis horas y media entre Praga y Budapest, no puede competir con los aviones en cuanto a tiempo, pero los viajeros más concienciados con el cambio climático (y con la reducción de gastos) tienen una nueva alternativa.

Actualmente, la compañía opera en Chequia, Eslovaquia, Hungría, Austria, Eslovenia y Croacia con servicios de tren y autobús que transportan en conjunto unos 20 millones de pasajeros al año.

Con sede en Brno (República Checa) y propiedad del empresario checo Radim Jančura, el pasado 30 de junio RegioJet puso en marcha una nueva conexión entre Praga y Rijeka (en la costa croata) que se ha convertido en un auténtico éxito; vendió 4.000 billetes en un solo día y 30.000 en sus primeras semanas, batiendo todos los récords de la compañía.

El próximo año planea expandir su operación a otras rutas que conectan la República Checa, Eslovaquia o Austria con Polonia y Ucrania, y rutas de tren en otros países.

a.
Ahora en portada