Un nuevo tren de lujo para explorar el sur de Japón

En la isla de Kyushu, al sur de Japón, este tren de elegante color negro se presenta en elegantes coches decorados con una sofisticada combinación de tradición y modernidad

La isla de Kyushu, en el extremo sur de Japón, tiene una nueva alternativa para recorrer su espléndida geografía de arrozales y plantaciones de té, montañas boscosas y campiñas con cerezos en flor: a bordo del nuevo tren de lujo 36+3.

El servicio es ofrecido por la compañía JR Kyushu en un ferrocarril eléctrico de la serie 787, que se caracteriza por un color negro que lo asemeja a una limousine sobre rieles.

Interior del coche 4. Foto JR Kyushu
Interior del coche 4, con una decoración tradicional. Foto JR Kyushu

El antecedente del tren más exclusivo de Japón

El interior del ferrocarril fue diseñado por Eiji Mitooka, el mismo que puso todo el glamour posible al tren Seven Stars, señalado como uno de los más lujosos de mundo; que a pesar de sus altos precios tiene una demanda de reservas que se extiende por meses.

En el caso del 36+3, es un servicio diurno que recorre las siete prefectura de la isla nipona a lo largo de cinco días.

Interior del coche 2. Foto JR Kyushu
Interior del coche 2, para seis pasajeros. Foto JR Kyushu.

Coche por coche

El convoy, con comodidades para 105 pasajeros, está compuesto por seis coches. En los vagones uno y dos se encuentran compartimentos para seis personas, decorados en un elegante estilo occidental.

Los coches se presentan en un estilo que combina la modernidad occidental con la tradición nipona

En el tres está el bar, donde se pueden pedir bebidas como el tradicional sake y platillos de la cocina de Kyushu, como mariscos o cortes de carne de la especie Wagyu.

En tanto en el coche cuatro se despliega un salón lounge con varias mesas para compartir, en donde la decoración cambia a un estilo tradicional japonés; con un tipo de celosías llamadas Okawa kumiko, originarias de la prefectura de Fukuoka, de esta isla.

Barra del bar. Foto JR Kyushu
Barra del bar, de estilo occidental. Foto JR Kyushu.

Esta estética se replica en los coches cinco y seis, donde además de los asientos los pasajeros pueden sentarse en esteras de hierbas de juncos colocadas en el suelo del vagón.

Como corresponde con las reglas de la etiqueta de la sociedad japonesa, al entrar a estos vagones hay que quitarse los zapatos.

Nombre simbólico

Fiel a la costumbre japonesa de los simbolismos, el nombre 36+3 tiene una lectura semántica: el primer dígito corresponde a que la isla de Kyushu es la 36º más grande del mundo, mientras que el 3 representa la unión entre el pueblo de la isla, la compañía ferroviaria y los viajeros.

La suma da 39, que en japonés se dice san-kyu, similar fonéticamente al thank you inglés. De hecho, es común que la gente en sus mensajes por móvil escriban ‘39’ para expresar agradecimiento.

Interior del coche 5. Foto JR Kyushu
Interior del coche 5. Foto JR Kyushu

Los trayectos del 36+3

Los recorridos bordean la silueta cuadrilátera de la isla. Por ejemplo los jueves transita por la cara norte en la prefectura de Kumamoto a lo largo del Mar de China Oriental, y los viernes conecta la parte sur desde Kagoshima-Chuo al aeropuerto de Miyazaki con vistas a la bahía de Kinko y el volcán de Sakurajima.

Para entrar en los salones de los coches cinco y seis los pasajeros tienen que quitarse los zapatos, como marca la tradición japonesa

Los sábados transitan por la margen este, tierras de artesanías y campos de té negro, los domingos circula por la costa norte entre la bahía de Beppu y las montañas de Oita, hasta que los lunes regresa a la estación de Nagasaki, con paradas en las antiguas destilerías de sake.

Los billetes para este tren se ofrecen desde los 96 a los 241 euros por trayecto, e incluye comidas en restaurantes tradicionales en las paradas.

a.
Ahora en portada