Nace el tren de la Dolce Vita: la mejor forma de descubrir la Italia más glamurosa

Un nuevo ferrocarril turístico recorrerá toda Italia en un viaje en el tiempo al relajado glamour que retrató Fellini en Roma, Venecia y Milán en los años ‘60

Como el Transcantábrico o el Al-Andalus españoles o, incluso, el mítico Orient-Express, Italia pondrá en marcha su propio tren turístico de lujo que, en su caso evocará la atmósfera sin tiempo pero llena de glamour de la Dolce Vita, la elegancia de las grandes estrellas y la Ciudad Eterna en los años 60.

Como el Transcantábrico o el Al-Andalus españoles o, incluso, el mítico Orient-Express, Italia pondrá en marcha su propio tren turístico de lujo que, en su caso evocará la atmósfera sin tiempo pero llena de glamour de la Dolce Vita, la elegancia de las grandes estrellas y la Ciudad Eterna en los años 60.

Aunque no empezarán a circular hasta enero de 2023, un primer convoy de este ferrocarril, que se llamará precisamente Tren Dolce Vita, ha echado a andar uniendo Roma y la ciudad costera de Civitavecchia como estreno simbólico. Se trata de un anticipo de estos trenes, un total de cinco, que contarán con servicios exclusivos y ofrecerán hasta diez itinerarios que recorrerán el país de norte a sur.

Tren de la Dolce Vita

El proyecto, impulsado por el grupo ferroviario italiano Trenitalia y la compañía de viajes de lujo Arsenal, se enmarca en los viajes slow y ecosostenibles, centrándose en la experiencia del viaje en sí y no tanto en el destino, ofreciendo “experiencias y recuerdos imborrables”, según sus responsables.

Para la alcaldesa de la capital italiana, Virginia Raggi, «La ‘Dolce Vita’ es Roma, aquella atmósfera sin tiempo, Fellini, las grandes estrellas, Via Veneto. Hoy esa atmósfera se transforma en una idea de futuro».

Los trenes comenzarán a funcionar en enero de 2023 con diez itinerarios de entre uno y tres días que recorrerán Italia de norte a sur, desde los Alpes hasta las playas de Sicilia, pasando por 14 regiones de las 20 del país y visitando unas 130 ciudades a través de 16.000 kilómetros de líneas ferroviarias transitables (de 7.000 de los cuales no están electrificados).

Cada tren viajará con 32 suites de lujo y tendrá capacidad para 64 viajeros

Diseño italiano y alta cocina

Los trenes contarán con “la elegante sencillez del diseño italiano y el encanto virtuoso de la alta cocina”. De hecho, este primer viaje que partió desde la estación romana de Ostiense, contó con un menú firmado por el famoso cocinero italiano Carlo Cracco y con una selección de vinos de la bodega Castello di Solfagnano.

A bordo de los trenes viajarán 32 suites (20 clásicas y 12 cabinas de lujo), con una capacidad total de 64 pasajeros. El objetivo, apuntan sus promotores, es transportar a 74.000 viajeros hasta 2026.

Como el Transcantábrico o el Al-Andalus españoles o, incluso, el mítico Orient-Express, Italia pondrá en marcha su propio tren turístico de lujo que, en su caso evocará la atmósfera sin tiempo pero llena de glamour de la Dolce Vita, la elegancia de las grandes estrellas y la Ciudad Eterna en los años 60.
El tren recorrerá hasta 14 provincias y 130 ciudades en toda Italia.Foto: Giuseppe Mondi | Unsplash.

“Es un tren diseñado no para llegar a un destino, sino como un destino, una experiencia de viaje en sí mismo”, explica el director general de la Fondazione FS Italiane, Luigi Cantamessa, que subraya que “hasta ahora no existía un tren turístico de alto nivel” en el país.

Para Raggi, el propio nombre, Dolce Vita, “Italia es una experiencia de 360º y es precisamente por las experiencias por las que tenemos que empezar de nuevo para articular una oferta [turística] integrada y completa”.

«Es un tren diseñado no para llegar a un destino, sino como un destino, una experiencia de viaje en sí mismo»

Luigi Cantamessa

Este tren, afirmó durante la presentación el director general de Arsenale, Paolo Barletta, “es un homenaje a Italia, a la belleza y la singularidad de nuestro territorio y a sus excelencias gastronómicas”.

10 itinerarios y 130 ciudades

En el norte, dos viajes saldrán desde Milán y pararán en ciudades como Verona, Venecia, Bérgamo, Trento, Turín o Portofino.

En el centro, dos trenes partirán de Roma: uno llegará hasta Siena, al sur de la Toscana, y el otro cruzará la península hacia la costa adriática.

Como el Transcantábrico o el Al-Andalus españoles o, incluso, el mítico Orient-Express, Italia pondrá en marcha su propio tren turístico de lujo que, en su caso evocará la atmósfera sin tiempo pero llena de glamour de la Dolce Vita, la elegancia de las grandes estrellas y la Ciudad Eterna en los años 60.
El tren visitará grandes ciudades de arte pero también pequeños tesoros como Portofino. Foto: Kristine Tanne | Unsplash.

El sur es la zona con más oferta, con un total de tres convoyes de lujo que harán sus recorridos por la isla de Sicilia y la región de Apulia, geográficamente el tacón de la bota de Italia.

El ferrocarril se convertirá así en una “nueva frontera en el mercado de la hostelería de lujo” y permitirá llegar tanto a los grandes hitos como a la belleza más desconocida del país, descubriendo lugares fascinantes, escondidos e insólitos. Y todo, según el CEO de Treitalia, Luigi Corradi, “de forma segura y ecosostenible”, protegiendo el medio ambiente y redescubriendo además la belleza de grandes ciudades y pequeños rincones en las provincias más alejadas de los circuitos turísticos.

a.
Ahora en portada