Como de ciencia ficción: el tren bala chino que puede viajar a –40º

El nuevo tren de alta velocidad comunica a Pekín con Harbin, donde puede alcanzar velocidades de 350 km/h bajo temperaturas extremas

A diferencia de España, en China los extremos climáticos no interfieren en la movilidad. Es más, el gigante chino ha creado un tren bala capaz de alcanzar velocidades de 350 km/h en entornos de temperaturas árticas.

El tren CR400AF-G, que puede llegar a 350 km/h

A diferencia de España, en China los extremos climáticos no interfieren en la movilidad. Es más, el gigante chino ha creado un tren bala capaz de alcanzar velocidades de 350 km/h en entornos de temperaturas árticas.

Así lo demostró el Grupo de Ferrocarriles Estatales de China, compañía que presentó el nuevo tren de alta velocidad que conectará a Pekín con las ciudades del noreste Shenyang y Harbin.

1.080 pasajeros a velocidades increíbles

La presentación fue realizada el pasado 6 de enero, pero todavía no hay fecha para su puesta en marcha comercial.

El tren CR400AF-G puede llevar a 1.080 pasajeros por zonas donde la temperatura puede llegar a los –40º.

En cualquier otro sitio del mundo a un tren de estas características se les congelarían gran parte de sus componentes. Pero este convoy, integrante de los trenes eléctricos Fuxing, es especial.

A diferencia de España, en China los extremos climáticos no interfieren en la movilidad. Es más, el gigante chino ha creado un tren bala capaz de alcanzar velocidades de 350 km/h en entornos de temperaturas árticas.
China cuenta con una red de 37.000 km de vías

Un tren pensado para temperaturas extremas

El nuevo tren cuenta con tornillos fabricados en una aleación de cromo-molibdeno, un material que soporta temperaturas extremadamente bajas; tiras de sellado de silicona, que evitan que la nieve y el hielo penetren en la carrocería del tren; dispositivos de control de freno resistentes a la temperatura; y tubos de acero inoxidable equipados con dispositivos de calefacción.

El tren CR400AF-G puede llevar a 1.080 pasajeros por zonas donde la temperatura puede llegar a los –40º.

El ferrocarril presenta un diseño aerodinámico de baja resistencia, para ayudar a disminuir el consumo de energía, y un cuerpo de aleación de aluminio liviano.

Los frenos entran en calor

Según explicó el director del centro de trenes bala de la compañía China Railway Beijing Group (filial de la compañía de ferrocarriles estatales), «si el tren se detiene en Harbin durante una hora, debido al clima extremadamente frío, los frenos pueden congelarse fácilmente si deja de moverse por un tiempo. El nuevo sistema permitirá que los frenos se muevan de vez en cuando incluso si el tren se detiene, como una persona que golpea con los pies para mantenerse caliente cuando hace frío».

A diferencia de España, en China los extremos climáticos no interfieren en la movilidad. Es más, el gigante chino ha creado un tren bala capaz de alcanzar velocidades de 350 km/h en entornos de temperaturas árticas.
Los sistemas de freno pueden moverse para evitar su congelamiento. Foto Xinuan

Impulso al turismo regional

Precisamente Harbin es popular porque entre fines de diciembre y principios de enero organiza un festival de construcciones de hielo y nieve que es muy popular entre los turistas chinos, y que permanecen por varias semanas gracias a las temperaturas glaciales de la región.

China cuenta con una red de 37.000 km de trenes de alta velocidad, 10 veces más que España

No es el único tren bala pensado para situaciones de naturaleza extrema: en Japón se presentó un convoy que es capaz de seguir con su viaje aunque un terremoto haya interrumpido las conexiones eléctricas y de comunicación en el tendido.

El mayor operador de trenes de alta velocidad

China posee la mayor red de trenes de alta velocidad en el mundo, con 37.000 kilómetros distribuidos en su territorio.

A diferencia de España, en China los extremos climáticos no interfieren en la movilidad. Es más, el gigante chino ha creado un tren bala capaz de alcanzar velocidades de 350 km/h en entornos de temperaturas árticas.
El nuevo tren puede llevar 1.080 pasajeros.

Es diez veces más de lo que tiene España, con 3.567 kilómetros. Y eso que nuestro país está segundo en el ranking mundial.

Pero China sueña a lo grande, y sigue adelante con sus planes para duplicar su red y llegar a los 70.000 kilómetros.

Entre los hitos de esta tecnología se cuenta que en ese país está el tren más rápido del mundo, el Shanghai Maglev, que llega a los 430 km/h.

Allí opera el único servicio nocturno de alta velocidad, que alcanza los 250 km/h mientras sus pasajeros duermen; y la línea Fuxing que conecta a Pekín con Zhangjiakou (sede de los JJOO de Invierno 2022) puede operar sin conductor.

a.
Ahora en portada