Los mejores trenes turísticos para descubrir la Cataluña profunda

A través del Prepirineo, en el macizo de Monserrat o en el Valle de Núria, estos ferrocarriles catalanes ofrecen viajes para desconectar entre la historia y la naturaleza

Son los trenes turísticos de Cataluña, que a través de la empresa pública FGC ha relanzado su oferta turística para el verano.

Son ferrocarriles de trazado centenario, que unieron poblaciones aisladas y rompieron las barreras naturales de macizos, montañas y lagos.

Son los trenes turísticos de Cataluña, que a través de la empresa pública FGC ha relanzado su oferta turística para el verano.

Con apuestas por la digitalización y la sostenibilidad, la red de FGC cuenta con las cremalleras de Montserrat y Núria, los trenes del Cemento y De los Lagos, además de tres servicios de funiculares (Sant Joan y de la Santa Cova en Montserrat y de Gelida).

Vamos a conocerlos.

Son los trenes turísticos de Cataluña, que a través de la empresa pública FGC ha relanzado su oferta turística para el verano.
Tren del Cemento. Foto Oriol Molas | FGC

Cremallera de Montserrat

Este macizo de picos redondeados, como si fueran cortadas por una sierra gigante, es uno de los lugares más visitados de Cataluña, donde el sentir religioso se combina con el senderismo y el deseo de explorar la naturaleza.

En los ferrocarriles de FGC se puede llegar en una hora y media desde Barcelona a la estación de Monistrol de Montserrat, donde parte el tren cremallera que trepa un desnivel de 600 metros en un trayecto de cinco kilómetros, que lo sortea en 15 minutos.

Son los trenes turísticos de Cataluña, que a través de la empresa pública FGC ha relanzado su oferta turística para el verano.
La Cremallera de Montserrat con la montaña al fondo. Foto FGC.jpg

El paisaje se contempla desde los amplios cristales panorámicos. Pero no es todo: al llegar se pueden tomar los funiculares de Sant Joan o el de Santa Cova.

En Montserrat hay dos funiculares que permite ascender a parajes difíciles de llegar a pie

El primero, tras subir 503 metros, permite contemplar el monasterio a 1.000 metros de altura y ver la comarca de la Anoia en su extensión.

En tanto el de Santa Cova sube 262 metros, y conduce hasta la cueva donde la tradición marca el lugar de la aparición de la Moreneta, la virgen de Monserrat.

Son los trenes turísticos de Cataluña, que a través de la empresa pública FGC ha relanzado su oferta turística para el verano.
Funicular de Santa Cova. Foto C Pascual | FGC

Desde estos funiculares parten caminos de senderismo y rutas de escalada. Pero también hay opciones turísticas más relajadas como el recorrido virtual del Espacio Audiovisul de Montserrat, el museo con su patrimonio de 1.300 obras modernistas, el Centro de Interpretación del Geoparque, el Parque Natural (en el mirador de Sant Joan) y la exposición permanente de la cremallera en la antigua estación de Monistrol-Vila.

Cremallera de Núria

Hay dos maneras de llegar hasta la estación de montaña del Valle de Núria, en el Ripollès: a pie o en cremallera.

Este trazado se encuentra en el municipio de Queralt, y pasa por cuatro estaciones: Ribes-Enllaç, Ribes-Vila (en el pueblo de Ribes de Freser), Queralbs (último punto donde se puede llegar en coche) y, finalmente, Núria, a 1.964 metros de altitud.

Cada sábado la cremallera de Núria ofrece un servicio en coches de época, de la línea Matterhorn-Gotthard Bahn

Son los trenes turísticos de Cataluña, que a través de la empresa pública FGC ha relanzado su oferta turística para el verano.
La cremallera en el paisaje de lagos y montañas en el Valle de Núria. Foto Oriol Molas | FGC

El trazado, de 12,5 km, demora 40 minutos y supera un desnivel de 1.000 metros. Durante el viaje, una aplicación móvil permite descubrir secretos del valle y los pueblos.

Cada sábado, a las 10:00, parte un servicio en coches suizos de época, de la línea Matterhorn-Gotthard Bahn, donde un guía y el servicio de la app permite tener la experiencia de un viaje en el tiempo.

La historia de este tren, que cumple 90 años, se puede conocer en las exposiciones de Ribes-Vila y el Valle de Núria, en donde los visitantes pueden participar de un juego de misterio y deducción.

Son los trenes turísticos de Cataluña, que a través de la empresa pública FGC ha relanzado su oferta turística para el verano.
El ferrocarril del Valle de Núria tarda 40 minutos en realizar su recorrido. Foto FGC

En el primer lugar hay locomotoras antiguas, un coche salón y diversos objetos de los primeros tiempos de este tren.

Tren del Cemento

En la comarca del Berguedá, hace más de 100 años se inauguró un tren que unía la fábrica de cemento Asland, en Castellar de n’Hug, con el pueblo de Guardiola de Berguedà.

Esta joya ferroviaria recorre 3,5 km en 20 minutos, entre bosques y paisajes para asombrarse, en las puertas del Parque Natural del Cadí-Moixeró.

El tren se detiene en La Pobla de Lillet, donde se encuentra una exposición de trenes históricos del Valle del Llobregat.

Son los trenes turísticos de Cataluña, que a través de la empresa pública FGC ha relanzado su oferta turística para el verano.
El Tren del Cemento tiene más de un siglo de vida. Foto FGC

En la siguiente parada, Pobla Centre, se pueden visitar el Puente Viejo y el Monasterio de Santa María de Lillet.

En los Jardines Artigas se puede visitar estas instalaciones paisajísticas creadas por Antoni Gaudí.

El viaje termina en el Museo del Cemento, con la historia de Asland (la primera cementera de Cataluña).

Tren de los Lagos

Entre montañas boscosas, un total de 75 puentes y 40 túneles circula el Tren de los Lagos, que llega hasta el Prepirineo de Lleida.

Son los trenes turísticos de Cataluña, que a través de la empresa pública FGC ha relanzado su oferta turística para el verano.
La versión del tren panorámico. Foto FGC

El viaje se puede hacer en el clásico tren histórico o en el más moderno y panorámico, y transcurre por el río Segre desde Lleida hasta La Pobla de Segur en una vía única.

El Tren de los Lagos atraviesa 75 puentes y 40 túneles

Cuando deja atrás ese curso enlaza con la cuenca del río Noguera Pallaresa, que permite a los viajeros ver los majestuosos embalses.

El tren histórico es impulsado por locomotoras diésel de 1968, con coches de época entre ellos un furgón postal y un coche cafetería.

Son los trenes turísticos de Cataluña, que a través de la empresa pública FGC ha relanzado su oferta turística para el verano.
El tren histórico de los lagos data de 1968. Foto FGC

Funicular de Gelida

En el Alt Penedès se encuentra el encantador funicular que antiguamente llevaba a los trabajadores de los molinos papeleros al pueblo de Gelida.

Los dos coches datan de 1924, con compartimientos únicos de cinco niveles, con capacidad para 28 personas, que recorren 884 metros en ocho minutos.

Un entrañable viaje en el tiempo que permite mantener la pasión por los trenes, cremalleras y funiculares que llevan a sitios únicos.

a.
Ahora en portada

En más de una ocasión Nicole Kidman ha confesado que el rodaje de Los otros fue uno de sus trabajos favoritos. También es una de las más exitosas películas del cine español. A las órdenes de Alejando Amenábar, la historia de Grace y sus hijos con alergia a la luz, aunque ambientada en la campiña inglesa, se rodó realmente en el Palacio de los Hornillos en Las Fraguas (Cantabria).

Un viaje por Cantabria a través del cine

‘Los otros’, ‘La vida que te espera’, ‘Altamira’, ‘Primos’, ‘Airbag’, ‘El invierno de las Anjanas’ o ‘Los cronocrímenes’ tienen algo en común: todas se rodaron en Cantabria. Esta es la ruta por sus localizaciones de cine