En qué rutas españolas es más rápido (y ecológico) viajar en tren que en avión

Viajar de Madrid a Sevilla, Alicante o Málaga y de Barcelona a Valencia es más rápido en tren y permite ahorrar toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera

A medida que aumenta la conciencia ecológica, lo hacen también las decisiones sostenibles que tomamos en diferentes aspectos de nuestro consumo. Sin embargo, ¿hasta qué punto estamos dispuestos a modificar nuestros hábitos por el bien del planeta?

Foto: Patier | Renfe.

A medida que aumenta la conciencia ecológica, lo hacen también las decisiones sostenibles que tomamos en diferentes aspectos de nuestro consumo. Sin embargo, ¿hasta qué punto estamos dispuestos a modificar nuestros hábitos por el bien del planeta?

Según un estudio de YouGov realizado para Omio, el 46% de los viajeros aceptaría hasta 30 minutos más de trayecto si eso beneficiara al clima. Es más, el 21% incluso viajaría hasta 60 minutos más, si ese viaje fuera más sostenible.

¿Lo mejor? En algunos casos ni siquiera es necesario tardar más. Según la plataforma de viajes multimodales, ya existen alternativas en los que el tren o el autobús son alternativas que incluso reducen el tiempo de los desplazamientos en avión.

Cuando ir en tren es más rápido que en avión

Los cálculos toman en consideración aspectos como el desplazamiento al aeropuerto y a las estaciones de tren, así como el tiempo de facturación en cada una de las opciones.

De este modo, y atendiendo a las 100 rutas más utilizadas en España, Omio identifica 6 trayectos en los que el ferrocarril es la opción más rápida, pero también más ecológica.

A medida que aumenta la conciencia ecológica, lo hacen también las decisiones sostenibles que tomamos en diferentes aspectos de nuestro consumo. Sin embargo, ¿hasta qué punto estamos dispuestos a modificar nuestros hábitos por el bien del planeta?
Estación de Atocha, Madrid. Foto: Andrea Ferrario | Unsplash.

En la cima del ranking está la ruta Madrid-Valencia, que se cubre en tren en un promedio de 100 minutos, a los que se añaden otro 10 de transporte a la estación, haciendo un total de 110 minutos. Es cierto que la misma ruta en avión lleva solo 55 minutos de vuelo, pero hay que añadir 60 minutos que las compañías exigen para el embarque y otros 57 que, según el estudio, se requieren para cubrir los trayectos del centro de la ciudad al aeropuerto en el origen y del aeopuerto al centro de la ciudad de destino, sumando un total de 172 minutos.

Viajando en tren se ahorrarían en la ruta Madrid-Valencia 62 minutos y, a la vez, dejarían de emitirse 32,9 kg de CO2 por pasajero

Top 6 de rutas en las que el tren ahorra tiempo

Viajando en tren se ahorrarían en la ruta Madrid-Valencia nada menos que 62 minutos y, a la vez, dejarían de emitirse hasta 32,9 kg de CO2 por pasajero (estimando para una ruta de 320 km unas emisiones de 19,4 kg por pasajero en tren frente a 52,3 kg en el avión).

Le sigue, en términos de eficiencia, la ruta Madrid-Málaga, que permite ahorrar 45 minutos en el trayecto (153 minutos de viaje más 15 desde/hasta las estaciones frente a 70 minutos de vuelo a los que hay que sumar 60 de facturación y 83 en desplazamientos).

En términos de CO2, además, el ahorro usando el tren frente al avión es de 89,1 kg por persona.

Precisamente este valor es el más destacado en la siguiente ruta, Barcelona-Madrid, que permite ahorrar 41 minutos frente al avión así como 114,20 kg.

El 46% de los viajeros españoles aceptaría hasta 30 minutos más de viaje si ello tuviera un impacto positivo en el medio ambiente

Le sigue la ruta Alicante-Madrid, que se cubre en 144 minutos en tren (136 en el ferrocarril más 6 en desplazamientos hasta y desde la estación al centro de las ciudades) mientras en avión se dispara a 185 minutos (de los que de vuelo son tan solo 65), lo que supone un ahorro en tiempo de 41 minutos. El ahorro en emisiones en este caso se eleva a 77,2 kg por persona.

También la ruta Madrid-Sevilla es más eficiente en tren, según este estudio. Con un total de 391 km, se tardan 164 minutos en total en este medio de transporte (150 más 14) frente a los 194 que invertiríamos en avión (65 de vuelo, 60 de check in y 69 en desplazamientos). El beneficio, de 30 minutos, incluye también el ahorro de 62,4 kg de CO2 por persona.

A medida que aumenta la conciencia ecológica, lo hacen también las decisiones sostenibles que tomamos en diferentes aspectos de nuestro consumo. Sin embargo, ¿hasta qué punto estamos dispuestos a modificar nuestros hábitos por el bien del planeta?
Ir de Barcelona a Madrid y Valencia es más rápido en tren. Foto: Jorge Salvador | Unsplash.

Ir de Barcelona a Valencia, según este informe, también sale mejor en tren. Permite ahorrar 20 minutos en este caso (son 172 minutos totales en ferrocarril frente a 192 en avión, incluyendo todos los conceptos). El ahorro en términos de CO2 es, para este caso, 43,9 kg por persona.

Tarda más pero es más ecológico

Omio analiza dos rutas más en las que, sin bien no se reduce el tiempo de viaje, el ahorro en términos de CO2 se ajusta a lo que la población admite estar dispuesto a asumir, según el estudio realizado el pasado mes de junio a una muestra representativa de 1.093 personas en España.

Se trata de rutas en autobús, en concreto las que unen Valencia con Madrid y Barcelona.

En el primer caso, pese a invertir 44 minutos más en bus, el ahorro en CO2 es de 42,9 Kg por persona, mientras que en el segundo, asumiendo 51 minutos más de viaje estaríamos evitando la emisión de 54 kg de CO2 por persona.

Cambio de hábitos

Según el estudio, los encuestados en España están bastante dispuestos a cambiar al transporte terrestre, con un 54% que viajaría en tren en lugar de en avión si la conexión fuera más rápida y un 52% que lo haría si la conexión fuera más cómoda.

El precio también juega un papel importante en los viajes: el 51% prefiere el tren si el precio del billete es más barato que el del avión.

En cuanto a la sostenibilidad, se trata de una razón de peso para no volar para el 49% de los encuestados, mientras que la seguridad también motiva al 46% a viajar en ferrocarril frente al avión.

El 54% de los encuestados afirma que cambiaría el avión por el tren si la conexión fuera más rápida

Menos viajeros son los que están dispuestos a elegir el autobús en lugar del avión, una cifra que ronda el 20% y que lo achaca a la seguridad.

Además, el 18% prefiere coger el autobús si el billete es más barato, mientras que el 18% utiliza el autobús en lugar del avión si la conexión es más cómoda.

El 13% de los participantes en el estudio en España afirmo que “siempre” tiene en cuenta el medio ambiente a la hora de tomar decisiones a la hora de viajar; entre los jóvenes de 25 a 34 años, esa cifra asciende al 17%

Además, en el último año, el 12% de los españoles ha basado sus decisiones de viaje en el impacto del calentamiento global sobre el planeta en, al menos, una ocasión.

a.
Ahora en portada