El viejo tren a vapor vuelve a los valles del País Vasco

El Museo Vasco del Ferrocarril, en Guipúzcoa, retoma el servicio del tren de vapor-carbón del Valle del Urola, el último de este tipo en España

Entre las colinas verdes de un valle guipuzcoano volverá a pitar una centenaria locomotora de vapor-carbón, la única que sobrevive en España. Se trata del antiguo tren del Valle de Urola, un ferrocarril turístico que recuerda el pasado industrial del País Vasco.

Esta locomotora y sus vagones fueron reacondicionados por el Museo Vasco del Ferrocarril de Euskotren, que se encuentra en la pequeña ciudad de Azpeitia. Desde aquí parte este tren en dirección al pueblo de Lasao, a cinco kilómetros hacia el norte.

Una locomotora con 120 años de vida

La locomotora es una Aurrera, la última de una serie construida entre 1892 y 1898, que fue restaurada por el personal del museo, y es operada por la Asociación de Amigos de la entidad.

El trayecto de cinco kilómetros era parte de un trazado que atravesaba el Valle del Urola, en Guipúzcoa

Tras la paralización por el coronavirus, los viajes regresan con un calendario de salidas programado para los fines de semana, con dos paseos los sábados (a las 12:30 y 18:00 horas) y una el domingo -y festivos- (a las 12:30 horas).

1 Foto Museo Vasco del Ferrocarril de Euskotren

Los trayectos parten desde el pueblo de Azpeitia. Foto Museo Vasco del Ferrocarril de Euskotren

El sueño industrial

Este tramo de cinco kilómetros transcurre paralelo al río Urola, rodeado de montes siempre verdes por las abundantes lluvias en la región.

[Para leer más: Una España diferente se descubre desde la ventanilla del tren]

El trayecto original del Ferrocarril del Urola unía las ciudades de Zumárraga, en el corazón de la provincia y Zumaya, al borde del Golfo de Vizcaya. Inaugurado en 1926, este recorrido de vía estrecha fue uno de los primeros ferrocarriles eléctricos del país.

En 1988 dejó de operar y en varios tramos se levantaron el parque de vías, en donde algunos sectores se transformaron en recomendadas vías verdes para recorrer en bicicleta, como el que va entre Azcoitia y Villareal de Urrecha.

Pero por suerte en 1998 la creación del museo logró la resurrección de este particular tren turístico.

Qué ver en el museo ferroviario

Las instalaciones de Azpeitia presentan una interesante colección de locomotoras de vapor, diésel y eléctricas, además de toda clase de vagones. Este parque ferroviario se puede conocer en una visita virtual.

En el museo de Azpeitia se encuentra una de las mayores colecciones de cronometría ferroviaria del mundo, aunque para verla hay que esperar a que se levanten las restricciones

Uno de los puntos destacados es el antiguo taller mecánico del ferrocarril, que se conserva tal como fue inaugurado a mediados de los años ’20. Allí se puede ver un centenario motor eléctrico que activaba a un sistema de 16 máquinas con un complejo sistema de correas, poleas y embarrados.

[Para leer más: Los cinco viajes en trenes a vapor más románticos de Europa]

Este museo también cuenta con una valiosa colección de relojería ferroviaria, que según sus organizadores, es una de las mejores del mundo. Además se presenta una muestra de uniformes del personal de los ferrocarriles desde el siglo XIX hasta la llegada del AVE.

Sin embargo, por las restricciones sanitarias, por ahora estas dos muestras permanentes están cerradas a los visitantes.

a.
Ahora en portada