Así se viaja en el primer tren transparente

La ciudad de Chengdu, en China, cuenta con un monorriel aéreo pensado para el turismo cuyas paredes y suelo son transparentes

Hace pocos días, la inauguración de un mega aeropuerto en la ciudad china de Chengdu eclipsó otra novedad tecnológica que presentó esta metrópolis de 16,3 millones de habitantes: el primer tren transparente del mundo.

El primer tren transparente del mundo está en China.

Hace pocos días, la inauguración de un mega aeropuerto en la ciudad china de Chengdu eclipsó otra novedad tecnológica que presentó esta metrópolis de 16,3 millones de habitantes: el primer tren transparente del mundo.

Técnicamente se trata de un monorriel aéreo, que más que servir como medio de transporte para descongestionar el denso centro urbano se creó como reclamo turístico.

El coche permite tener vistas de 270 grados de la ciudad que pasa a varios metros de altura, ya que tanto las paredes como el suelo son de vidrio reforzado.

La excepción es el techo, donde se encuentra la estructura que lo une al riel.

Hace pocos días, la inauguración de un mega aeropuerto en la ciudad china de Chengdu eclipsó otra novedad tecnológica que presentó esta metrópolis de 16,3 millones de habitantes: el primer tren transparente del mundo.
El suelo del tren permite ver la ciudad bajo los pies. Foto CCTV

Guiño a la población de pandas

El convoy está pintado de blanco con toques negros, un guiño a la población nativa de pandas, el animal símbolo de Chengdu y su provincia Sichuan.

El monorriel ofrece vistas de 270 grados de Chengdu, cuyo centro se despliega a varios metros de altura sobre los pies de los pasajeros

El monorriel aéreo transcurre por siete kilómetros y tiene paradas en la estación de Dayi, la avenida Guanghua, la estación de Sujiazhen y la de Anren.

Pensado para el turismo

Desde esos puntos los pasajeros pueden conectar con otros medios de transporte como el tren ligero Chengdu Express y la futura línea 12 del metro; además de enlazar con los principales puntos turísticos de la ciudad.

En el tren aéreo de Zhongtang pueden viajar 120 personas en cada coche a una velocidad de 80 kilómetros por hora.

Debido a que las paredes y el suelo transparentes reflejan el calor su interior cuenta con un potente equipo de aire acondicionado que balancea la temperatura.

Una alternativa sostenible

Una de las novedades es que este tren no funciona con la red de energía eléctrica de la ciudad sino con un sistema autónomo de baterías de litio, que le permite ofrecer un medio de transporte más sostenible en una metrópoli con grandes problemas de contaminación.

Al estar construido en fibra de carbón, su peso total es de 2,5 toneladas, un 20% menos que los monorrieles del mismo tamaño.

Hace pocos días, la inauguración de un mega aeropuerto en la ciudad china de Chengdu eclipsó otra novedad tecnológica que presentó esta metrópolis de 16,3 millones de habitantes: el primer tren transparente del mundo.
El tren se pensó más para el turismo que para descongestionar el centro urbano. Foto CCTV

El coste de montar una infraestructura de estas características es una sexta parte de lo que se necesita para invertir un metro del mismo recorrido.

China: récord tras récord

La puesta en marcha de este tren transparente llega casi en simultáneo con los primeros servicios del tren eléctrico más alto del mundo, el que conecta a Llahsa, la capital del Tíbet, con la ciudad de Nyinghchi.

El 90% de su recorrido de 435 km lo hace a más de 3.000 metros de altura, con tramos en los que supera los 5.000 metros.

a.
Ahora en portada