Esta es la piscina de buceo más profunda del mundo (y puedes dormir dentro)

Con 45 metros de profundidad, Deepspot no es solo para bucear: también contará con habitaciones sumergidas mirando al agua

Puede que no encuentres peces de increíbles colores o fantásticos arrecifes de coral -aunque sí te toparás con lo que simulan ser unas ruinas mayas, un naufragio, cuevas y hasta un agujero azul- pero a cambio podrás disfrutar de buceo en condiciones totalmente controladas y en la que ya es la piscina más profunda del mundo.

Foto Deepspot

Puede que no encuentres peces de increíbles colores o fantásticos arrecifes de coral -aunque sí te toparás con lo que simulan ser unas ruinas mayas, un naufragio, cuevas y hasta un agujero azul- pero a cambio podrás disfrutar de buceo en condiciones totalmente controladas y en la que ya es la piscina más profunda del mundo.

En la localidad polaca de Mszczonów, a unos 45 km al sur de Varsovia, Deepspot ha comenzado a recibir a aficionados al buceo, ya sean expertos o apenas inciados, a los que ofrece una experiencia totalmente diferente en el agua.

Deepspot

Espacio hay, y mucho, para nadar gracias a sus 8.000 metros cúbicos de agua o, lo que es lo mismo, el equivalente a 27 piscinas de 25 metros. La temperatura se mantiene entre 32 y 34º por lo que promete las “condiciones perfectas para bucear”. Ya sea la primera vez que se tome contacto con gafas, aletas y oxígeno o se sea un buceador experimentado, el lugar ofrece diferentes niveles de diversión y aventura. Por ejemplo, recorriendo sus cuevas horadadas en las paredes de la piscina o adentrándose en el ‘agujero azul’, que permite llegar a la profundidad máxima, a 45 metros.

Además de la piscina, el complejo cuenta con salas de formación, un restaurante y varias habitaciones de hotel para dormir mirando al agua

Nadar entre las que parecen unas ruinas mayas sumergidas o entre los restos del naufragio de una lancha son otros de los atractivos.

Puede que no encuentres peces de increíbles colores o fantásticos arrecifes de coral -aunque sí te toparás con lo que simulan ser unas ruinas mayas, un naufragio, cuevas y hasta un agujero azul- pero a cambio podrás disfrutar de buceo en condiciones totalmente controladas y en la que ya es la piscina más profunda del mundo.

Pasear y dormir en el agua

Sin embargo, el centro ofrece también experiencias a quienes no quieran mojarse (literalmente). Un túnel de cristal atraviesa la piscina y permite ver su interior, dejando al visitante suspendido entre buzos que se mueven a su alrededor. Además, varias habitaciones de hotel, ubicadas a una profundidad de cinco metros, cuentan con ventanas que miran directamente al agua.

Además el complejo cuenta con salas para formación y eventos y un restaurante que aún no ha abierto sus puertas.

Puede que no encuentres peces de increíbles colores o fantásticos arrecifes de coral -aunque sí te toparás con lo que simulan ser unas ruinas mayas, un naufragio, cuevas y hasta un agujero azul- pero a cambio podrás disfrutar de buceo en condiciones totalmente controladas y en la que ya es la piscina más profunda del mundo.
Deepspot.

Efímero récord

El récord como piscina más profunda del mundo, arrebatado al complejo italiano Y-40 por cinco metros de profundidad y por encima también de la piscina belga Nemo (33 metros) tampoco le durará mucho a Deepspot, que ha tardado 2 años en ser construido. En 2021 planea abrir sus puertas Blue Abyss, en Reino Unido, que la superará en 5 metros de profundidad.

Quizás sea imposible sustituir las sensaciones que se tienen en el mar pero, sin duda, estas piscinas son un buen lugar para aprender y entrenar con seguridad antes de lanzarse a aguas abiertas.

Puede que no encuentres peces de increíbles colores o fantásticos arrecifes de coral -aunque sí te toparás con lo que simulan ser unas ruinas mayas, un naufragio, cuevas y hasta un agujero azul- pero a cambio podrás disfrutar de buceo en condiciones totalmente controladas y en la que ya es la piscina más profunda del mundo.

a.
Ahora en portada