El mundo a tus pies desde los rascacielos más emblemáticos

Un viaje a los skyline icónicos (en directo y desde el sofá)

Disfrutar en tiempo real de algunas de las ciudades más deseadas del planeta, a vista de pájaro y sin moverse de casa, no solo es algo posible. También resulta muy recomendable para seguir soñando con viajes próximos y alimentando la esperanza de que todo irá a mejor en un futuro cercano.

Porque soñar es gratis y contemplar algunas de las panorámicas más espectaculares de Nueva York, Dubai, Toronto, París, Londres, Madrid o Barcelona también lo es. ¿Cómo? Gracias a las webcam situadas en algunas de sus emblemáticas torres.

Descubrir los tejados de Nueva York, Londres, París, Dubái, Madrid o Barcelona es fácil gracias a estas webcam que nos regalan impresionantes panorámicas desde las alturas

[Para leer más: No hace falta moverse de casa para conocer lo mejor de España]

Nueva York a nuestros pies

Para muchos viajeros la vista más impactante de Nueva York es la que se observa desde el mirador situado en la planta 102 del Empire Estate Building.

Como subir al State Empire, pero desde casa. Foto Wojtek Witkowski Unsplash

Como subir al State Empire, pero desde casa. Foto: Wojtek Witkowski | Unsplash.

Esa misma panorámica es la que regala la webcam que Earth Cam tiene instalada en el propio edificio y que permite disfrutar de toda la zona sur de Manhattan, con el Downtown y la Estatua de la Libertad al fondo.

Una segunda cámara, situada en la azotea del edificio One Grand Central Place permite contemplar el Empire (y el resto de Manhattan) y sus características iluminaciones en función de las celebraciones de cada día del año.

Earth Cam cuenta con dos cámaras ubicadas estratégicamente en los rascacielos de Nueva York 

Por otro lado, en la página web de Earth Cam se pueden explorar en las imágenes de sus muchas cámaras, situadas en los más diversos lugares del planeta, siempre en tiempo real y, por lo general, con una gran calidad de imagen.

La torre más alta del mundo

El Empire State Building fue durante décadas (de 1931 a 1971) el rascacielos más alto del mundo, con 381 metros. Hoy semejante honor le corresponde al Burj Khalifa, en Dubai. Sus 828 metros son protagonistas de una de las estampas más espectaculares de esa ciudad estado: la que ofrecen muchas de las habitaciones y espacios generales del Hotel Shangri-la.

Imagen de DubaÌi y el Burj Khalifa desde el hotel. Imagen webcam Shangri La.

Imagen de DubaÌi y el Burj Khalifa desde el hotel. Foto: webcam Shangri-La.

También es posible disfrutar de esa misma imagen gracias a la webcam de ese alojamiento. Instalada en el piso 42 del no menos emblemático rascacielos en el que se sitúa este hotel, conectarse a su webcam es muy recomendable a la caída de la tarde, cuando buena parte de los edificios de la ciudad empiezan a iluminarse y a lanzar al cielo sus proyectores de luces de colores.

Eso sí, conviene recordar que hay tres horas de diferencia respecto al horario europeo.

La más icónica

Si de iluminación hablamos, sin duda una de las más conocidas y deseadas del mundo es la de la parisina Torre Eiffel. Cada hora en punto, a partir de la caída del sol, este auténtico emblema francés centellea durante unos minutos creando un espectáculo de luz que se puede seguir contemplando gracias a las webcam de Earth Cam.

Torre Eiffel, PariÌs. Foto Stephen Leonardi Unsplash

Torre Eiffel, PariÌs. Foto: Stephen Leonardi | Unsplash.

Además, con motivo de diferentes conmemoraciones, el faro situado en la parte superior de la torre se viste de diferentes colores. Así que conectarse a esta webcam siempre depara bastantes satisfacciones en forma de espectáculo de luz.

Vigilar los puentes del Támesis

La londinense The Shard supera en unos pocos metros a la Torre Eiffel. En concreto, por nueve: tiene algo más de 309 metros. Esa altura, desde luego, se convierte en un magnífico mirador a la mayor parte de la extensa capital británica. Una panorámica que se puede contemplar gracias a las dos cámaras web situadas en la zona más elevada de esta construcción. Se puede disfrutar de esas imágenes gracias a la página web de Enterat.

En ellas se pueden ver varios de los puentes sobre el río Támesis (incluido London Bridge, el de Westminster o la pasarela peatonal de Norman Foster), la Catedral de San Pablo y su característica cúpula y la London Edge, la gran noria situada junto al centro histórico londinense.

Vistas desde The Shard. Foto Jaanus Jagomagi Unsplash

Vistas desde The Shard. Foto: Jaanus Jagomagi | Unsplash.

De Londres a Toronto

No menos llamativas resultan los planos que captan las dos webcam situadas en la parte superior de la CN Tower, es decir, la emblemática torre de comunicaciones de Toronto.

Una de ellas orientada hacia el Oeste (es decir, hacia el Dowtown) y la otra hacia el Este. Ambas cámaras se mueven en diferentes barridos, que en conjunto permiten dominar la ciudad entera, incluido el aeropuerto Pearson. Algo ideal para amantes del spoting (avistamiento de aviones).

La CN Tower ofrece dos caÌmaras con vistas al este y al oeste. Foto Daryan Shamkhali Unsplash

La CN Tower ofrece dos caÌmaras con vistas al este y al oeste. Foto: Daryan Shamkhali | Unsplash.

Siempre Madrid

Bastante más próximas son las panorámicas sobre la Gran Vía y la Calle de Alcalá madrileñas que ofrecen las cámaras situadas en la torre del Círculo de Bellas Artes. Planos que permiten observar tanto el tráfico (escaso en estos días) que recorre esas dos arterias principales, como la Plaza de Cibeles, con los edificios del Banco de España, el Ayuntamiento y el Palacio de Linares (Casa de América), así como numerosos tejados y azoteas madrileños. Además de los magníficos atardeceres que, muy habitualmente, tiñen de colores los cielos de la capital.

Esas cámaras las gestiona la página web de Skyline Web Cams, que también tiene varios de estos aparatos en otros puntos de la ciudad, del país y del mundo.

Una de las imaÌgenes icoÌnicas de Madrid. Foto Florian Wehde Unsplash

Una de las imaÌgenes icoÌnicas de Madrid. Foto: Florian Wehde | Unsplash.

Desde lo alto de Barcelona

Por último, la torre más alta de Barcelona, la de Collserola, también tiene su propia cámara web, propiedad de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisulas.

Desde ella se domina completamente la capital catalana, con sus torres más llamativas (las de la Sagrada Familia, las del Port Olimpic, la Torre Agbar, la del Hotel W Barcelona…), además del Mediterráneo y el bonito entorno que rodea a la propia torre de comunicaciones (la montaña de Collserola).

Barcelona desde las alturas. Foto Joaquin Aranoa Pixabay

Barcelona desde las alturas. Foto: Joaquin Aranoa | Pixabay.

Un lugar que, en cuanto las circunstancias lo permitan, volverá a ser una de las mejores opciones de esparcimiento para los vecinos de esta ciudad y sus muchos visitantes. Mientras llega ese momento, sigamos soñando y disfrutando de cualquiera de estas webcams.

a.
Ahora en portada

Penélope, en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Foto Jero Morales EFE.

La sopa boba

La cultura trata de recuperarse del shock vírico mientras combate con el arraigado prejuicio de que los artistas viven -cómodamente- de subvenciones