El futuro incierto de cinco maravillas del mundo antiguo

En el mundo hay numerosos sitios históricos en peligro. Pero podemos conocer cómo era su esplendor en los años en que fueron construidos

Cada año la Unesco emite una lista de sitios catalogados como Patrimonio de la Humanidad que están en riesgo. Los motivos son variados, desde la contaminación a los conflictos bélicos, pasando por la acción de la naturaleza, las visitas turísticas y la urbanización.

Cada año la Unesco emite una lista de sitios catalogados como Patrimonio de la Humanidad que están en riesgo. Los motivos son variados, desde la contaminación a los conflictos bélicos, pasando por la acción de la naturaleza, las visitas turísticas y la urbanización.

En muchos de estos sitios solo quedan ruinas, y hay que hacer un ejercicio de imaginación para saber cómo eran en los años en que fueron levantados.

Pero gracias a una serie de herramientas informáticas e investigaciones arqueológicas también es posible descubrir su esplendor con gran fidelidad.

[Para leer más: La masificación amenaza a los Patrimonios de la Humanidad]

La plataforma Budget Direct trabajó con la arquitecta Jelena Popovic para reconstruir cinco sitios arqueológicos protegidos por la Unesco que corren el riesgo de sufrir una degradación mayor a la que han padecido.

Ciudad de Hatra (Irak)

La ciudad de Hatra es uno de los ejemplos mejor preservados del Imperio Parto, también conocido como Arsácida, creado hacia el siglo III a.C.

Esta fortaleza fue construida hacia esa época, protegida por 6,5 kilómetros de murallas internas y externas.

01 Hatra Reconstruction

Así se verían los templos de Hatra, en Irak. Foto: Budget Direct

El rey Ardashir I del Imperio Sasánida destruyó Hatra a los cien años de su creación y sus ruinas quedaron ocultas hasta el siglo XIX.

Los guerrilleros del Isis destrozaron las ciudades de Hatra en Irak y Palmira en Siria con dinamita, armas de fuego y hasta a martillazos

El lugar se mantuvo más o menos bien conservado hasta que a principios de este siglo los militantes del Isis destrozaron sus muros y torres con armas de fuego y rompieron estatuas a martillazos por considerarlas muestras de politeísmo.

Palmira (Siria)

Es uno de los símbolos del patrimonio histórico en peligro. La antigua ciudadela grecorromana, una de las más importantes del mundo antiguo, cayó en manos del Estado Islámico, que se dedicó a destrozar las ruinas que habían atravesado 20 siglos de historia, ya sea a cañonazos o con explosivos.

03 Palmyra Reconstruction

Palmira era una de las ciudades más importantes del imperio romano en Oriente Medio. Foto: Budget Direct

Entre los daños más graves se encuentran los causados al Templo de Bel, del siglo I, que presentaba un podio central con paredes que se extendían por 200 metros.

Tras la recuperación del sitio por el ejército sirio, se iniciaron los trabajos de reconstrucción, nada fáciles en un sitio sembrado de minas antipersonas.

Nan Madol (Isla de Temwen)

Muchas veces se pone la atención en yacimientos de Grecia, Roma y Oriente Medio; pero en el mundo hubo muchas civilizaciones que escapan a la atención de gran parte de la humanidad.

Una es la cultura insular de Ponapé, en la Micronesia, que entre el 1200 y el 1500 construyeron las islas artificiales de Nan Madol, un centenar de formaciones edificadas con coral y rocas, una verdadera ciudad sobre el agua con palacios, templos, tumbas y viviendas levantadas por la dinastía Saudeleur.

05 Nan Madol Reconstruction

Nan Madol, la ‘Venecia del Pacífico’. Foto: Budget Direct

La ciudad de Nan Madol era un complejo de 100 islas artificiales levantadas por la civilización Ponapé, en la Micronesia

El lugar, que con poca originalidad fue bautizada como la Venecia del Pacífico, fue abandonado por las guerras civiles entre clanes. La naturaleza se encargó de invadir y devorar al antiguo complejo, donde el agua del mar también acelera su degradación.

Ciudad vieja de Jerusalén (Israel)

Las murallas de Jerusalén protegían diversos monumentos de la ciudad sagrada para judíos, cristianos y musulmanes.

Estos muros provenían de la reconstrucción del segundo templo a cargo de Herodes, en el año 20 a.C., mientras que la mezquita de la Cúpula de la Roca fue levantada entre el 688 y el 691 sobre las ruinas de aquella edificación.

Así se veía la ciudad vieja de Jerusalén

Así se veía la ciudad vieja de Jerusalén. Foto: Budget Direct

[Para leer más: Seis perlas de Israel que escapan al radar turístico]

La Unesco colocó a la ciudad vieja de Jerusalén entre los monumentos en peligro por la rápida urbanización del entorno, y sin contar los conflictos políticos que tienen a Jerusalén como pieza clave en la delicada situación de Oriente Medio.

Fuerte de San Lorenzo (Panamá)

Desde 1590 la corona española se encargó de construir una serie de fuertes y baluartes en sus posesiones americanas, sobre todo a lo largo del Caribe, para frenar los ataques de piratas y de las potencias europeas.

Algunos de estética medieval tardía, otros de estilo neorenacentistas, eran maravillas de la ingeniería militar integradas en la frondosa vegetación selvática.

04 Fort San Lorenzo Reconstruction

Reconstrucción del fuerte de San Lorenzo. Foto: Budget Direct

Pero la naturaleza siempre busca su lugar, y en fuertes como el de San Lorenzo, en Panamá, se encargó de triturar sus muros e invadir sus zonas protegidas.

La contaminación por la urbanización y la falta de mantenimiento durante décadas llevaron a que la Unesco incluya a esta fortaleza entre los sitios en peligro.

a.
Ahora en portada