El tour más ambicioso del whisky escocés está en Edimburgo

Johnnie Walker inaugura un complejo de ocho pisos en Edimburgo donde se presentan 800 combinaciones posibles de la famosa bebida

“Este día celebra la extraordinaria herencia de Escocia, nuestros increíbles creadores de whisky, y mira hacia el futuro gracias a que atraemos a las nuevas generaciones de consumidores alrededor del planeta con nuestro mágico whisky escocés”, dijo Ivan Menezes, director deneral de Diageo, propietaria de la marca y uno de los mayores distribuidores mundiales de bebidas.

El nuevo complejo se encuentra en el centro de Edimburgo. Foto Johnnie Walker

Así como Guinness convirtió a su antigua fábrica en un centro multimedia que se convirtió en un imán turístico de Dublín, en Edimburgo la destilería Johnnie Walker inauguró hoy una gigantesca tienda para vivir una fascinante experiencia con sus whiskies.

El centro Johnnie Walker Princes Street cuenta con 6.000 metros cuadrados donde se puede aprender el proceso de elaboración de sus whiskies, los más vendidos del mundo, así como conocer la historia de esta marca que tiene 200 años de vida.

Johnnie Walker invierte más de 200 millones de euros en el nuevo centro

“Este día celebra la extraordinaria herencia de Escocia, nuestros increíbles creadores de whisky, y mira hacia el futuro gracias a que atraemos a las nuevas generaciones de consumidores alrededor del planeta con nuestro mágico whisky escocés”, dijo Ivan Menezes, director deneral de Diageo, propietaria de la marca y uno de los mayores distribuidores mundiales de bebidas.

“Este día celebra la extraordinaria herencia de Escocia, nuestros increíbles creadores de whisky, y mira hacia el futuro gracias a que atraemos a las nuevas generaciones de consumidores alrededor del planeta con nuestro mágico whisky escocés”, dijo Ivan Menezes, director deneral de Diageo, propietaria de la marca y uno de los mayores distribuidores mundiales de bebidas.
En el centro se pueden probar hasta 800 combinaciones de whisky. Foto Johnnie Walker

La compañía invirtió 215 millones de euros para adaptar el edificio en el centro de Edimburgo en el circuito comercial y de divulgación que planificaron.

Esta inversión incluye además una transformación a las destilerías escocesas de las marcas de la sociedad, como Glenkinchie, Clynelish, Cardhu y Caol Ila (ubicadas en las Lowlands, las Highlands, en Speyside y en las islas Islay), que conforman un circuito turístico y de sabores de la tradicional bebida.

Los whiskies de Johnnie Walker se multiplican

A grandes rasgos Johnnie Walker es conocido por sus cinco etiquetas, desde la popular roja a la negra, que sigue con la verde, la dorada y la exclusiva azul, con variaciones como la doble negra o la platinum; y sin contar las periódicas ediciones limitadas.

En el centro de Johnnie Walker es posible degustar 800 combinaciones de whisky

Pues en el centro de Edimburgo las experiencias de aromas y gustos se multiplican: en los innovadores dispensadores se despliegan nada menos que 800 combinaciones posibles.

“Este día celebra la extraordinaria herencia de Escocia, nuestros increíbles creadores de whisky, y mira hacia el futuro gracias a que atraemos a las nuevas generaciones de consumidores alrededor del planeta con nuestro mágico whisky escocés”, dijo Ivan Menezes, director deneral de Diageo, propietaria de la marca y uno de los mayores distribuidores mundiales de bebidas.
La terraza ‘1820’ será uno de los espacios de moda en Edimburgo. Foto Johnnie Walker

“Una persona podrá visitar Johnnie Walker Princes Street cada día durante más de dos años, y no vivirá la misma experiencia ni una sola vez”, apuntan en la compañía.

Cómo es el paseo por el centro de Johnnie Walker

Un cuerpo de 150 empleados, conocedores de 23 idiomas, enseñarán los secretos de la elaboración de las bebidas.

El recorrido incluye un paseo por la bodega donde hay whiskies únicos que esperan a ser degustados.

“Una persona podrá visitar Johnnie Walker Princes Street cada día durante más de dos años, y no vivirá la misma experiencia ni una sola vez”

“Este día celebra la extraordinaria herencia de Escocia, nuestros increíbles creadores de whisky, y mira hacia el futuro gracias a que atraemos a las nuevas generaciones de consumidores alrededor del planeta con nuestro mágico whisky escocés”, dijo Ivan Menezes, director deneral de Diageo, propietaria de la marca y uno de los mayores distribuidores mundiales de bebidas.
En el centro se pueden conseguir ediciones limitadas de las destilerías del grupo. Foto Johnnie Walker

Y el toque final es en la terraza 1820, donde con hermosas vistas de Edimburgo se despliega una barra con 150 whiskies y 1.820 cócteles, donde las bebidas marinan un menú hecho al detalle.

El tour por el centro Johnnie Walker Princes Street cuesta 29 euros. Comprende un paseo de 90 minutos por las instalaciones y la degustación de tres bebidas con whisky personalizadas. Y cuando se regrese, seguramente los sabores serán diferentes.

a.
Ahora en portada