Disney te lleva a cenar al espacio exterior (pero sin salir de la Tierra)

El nuevo restaurante Space 220, en el parque de Epcot de Florida, sumerge en la sensación de estar cenando a 350 kilómetros de la superficie terrestre

Este restaurante abrió estos días en coincidencia con los 50 años del centro de atracciones Walt Disney World, que oficialmente se celebra este 1 de octubre.

Recreación del restaurante Space 220. Foto Walt Disney World

El turismo espacial puede ser la nueva tendencia de los viajes, catapultada por las exitosas misiones y pruebas realizadas por las compañías de Richard Branson, Jeff Bezos y Elon Musk.

Pero la posibilidad de viajar al espacio exterior, por ahora y durante varias generaciones, estará limitada a quien pueda pagar una considerable fortuna por ascender en un avión a 100 o más kilómetros de la superficie, llegar hasta la Estación Espacial Internacional u orbitar alrededor del planeta.

El falso turismo espacial de Disney

Pero hay variantes, que se podría llamar un ‘falso turismo espacial’. Y eso es lo que está proponiendo el nuevo restaurante Epcot Center, de Florida: el Space 220.

Las 11 pantallas gigantes que rodean al restaurante Space 220 dan la sensación de que se está comiendo a 350 km de la Tierra

Este restaurante abrió estos días en coincidencia con los 50 años del centro de atracciones Walt Disney World, que oficialmente se celebra este 1 de octubre.
El ascensor da la sensación de alejarse 350 km de la Tierra. Foto Disney Tourist blog

Este restaurante abrió estos días en coincidencia con los 50 años del centro de atracciones Walt Disney World, que oficialmente se celebra este 1 de octubre.

El local se encuentra cerca de la atracción Mission: Space ride, que simula un viaje más allá de planeta acompañado de intensos movimientos centrífugos.

El nombre Space 220 remite a que propone comer o cenar a 200 millas (350 kilómetros) de la Tierra, pero sin moverse más que unos metros del suelo.

La magia de ver la Tierra desde la Tierra

El truco está en las pantallas de ultra alta definición que rodean la estructura del local. La gente de Epcot fue asesorada por ingenieros de la NASA, quienes le precisaron cómo tendrían que ser las vistas de la superficie a esa distancia.

Este restaurante abrió estos días en coincidencia con los 50 años del centro de atracciones Walt Disney World, que oficialmente se celebra este 1 de octubre.
Los cultivos hidropónicos dan la bienvenida. Foto Disney Tourist blog

Así, la parte inferior de los 11 falsos ventanales presentan a la Tierra con su curvatura, con los mares y tierras alternando mientras la supuesta estación va girando sobre su eje.

Cada tanto se cruza una nave espacial o un astronauta que está ahí fuera realizando su caminata espacial o trabajando en alguna reparación.

Hacia el atardecer, las proyecciones cambian de la perspectiva diurna a la nocturna de la superficie terrestre, mientras que desde el este se ve cómo las ciudades van prendiendo sus luces conforme el planeta continúa su rotación.

El ascensor que sube 350 km sin moverse

La falsa experiencia de salir al espacio comienza desde que se pone un pie en el restaurante.

Un ascensor revestido de pantallas simula que se está ascendiendo 350 km en un minuto

Este restaurante abrió estos días en coincidencia con los 50 años del centro de atracciones Walt Disney World, que oficialmente se celebra este 1 de octubre.
El restaurante tiene 11 paneles de ultra alta definición que representan las vistas del espacio. Foto Disney Tourist blog

Para llegar se sube a un ascensor circular llamado Stellevator, donde las proyecciones en el techo, el suelo y las paredes dan la sensación de que se está realizando un vertiginoso ascenso a 350 kilómetros en un minuto. Lástima que no haya ninguna tecnología centrífuga para hacerlo más realista.

Luego se transita por un corredor llamado Zona de Cultivos, un pasillo cuyas paredes rotan lentamente donde crecen ‘plantas espaciales’ como lechugas y repollos hidropónicos.

La comida: nada del otro mundo

Por suerte la comida no es nada espacial: a nadie le agradaría pagar 47,5 euros por una comida de dos platos o 68 por una cena de tres si le sirven alimentos deshidratados o que hay que extraerlos desde un tubo.

Este restaurante abrió estos días en coincidencia con los 50 años del centro de atracciones Walt Disney World, que oficialmente se celebra este 1 de octubre.
La langosta galáctica es autenticamente terrestre. Foto Walt Disney World

Aunque tengan nombres como Despegue o Viaje a las estrellas, los platos son ensaladas, mariscos, pastas o carnes elaborados con un toque de sofisticación.

A lo sumo, los cócteles como Stargarita y Golpe planetario, servidos sobre hielo seco, le dan un aire a las pelis de ciencia ficción.

a.
Ahora en portada