Un hotel italiano cuenta con un ‘mayordomo de trufas’ para sus huéspedes

Un lujoso hotel boutique del Piamonte enseña a encontrar trufas, curarlas y usarlas en la cocina gracias al servicio de un mayordomo a disposición de los clientes

Hemos conocido hoteles con mayordomos de libros, otros para atardeceres, y en un coqueto alojamiento boutique del Piamonte, al noroeste de Italia, se ofrece un mayordomo de trufas.

Recolección de trufas en Piamonte. Foto Fiera de tartufo

Los hoteles más exclusivos, que no necesariamente son los más grandes u opulentos, se diferencian con servicios únicos para los huéspedes.

Hemos conocido hoteles con mayordomos de libros, otros para atardeceres, y en un coqueto alojamiento boutique del Piamonte, al noroeste de Italia, se ofrece un mayordomo de trufas.

Hemos conocido hoteles con mayordomos de libros, otros para atardeceres, y en un coqueto alojamiento boutique del Piamonte, al noroeste de Italia, se ofrece un mayordomo de trufas.
Habitación de Casa di Langa

Un hotel boutique en medio de Piamonte

Se trata del hotel Casa di Langa, un establecimiento de 39 habitaciones ubicado en un solitario paraje de las sierras piamontesas, a media hora del pueblo de Alba.

En las cercanías del hotel crece la trufa blanca de Alba, una de las variedades más cotizadas del mundo

Precisamente este pueblo bautiza a una de las variedades de trufa blanca más apreciadas del mundo, que es conocida como el tartufo bianco d’Alba.

Hemos conocido hoteles con mayordomos de libros, otros para atardeceres, y en un coqueto alojamiento boutique del Piamonte, al noroeste de Italia, se ofrece un mayordomo de trufas.
Preparación de un tartar con trufas. Foto Fiera del tartufo

Su precio puede superar los 6.000 euros el kilo, el doble que la variedad negra de este hongo que es sumamente apreciado en la gastronomía.

A la caza de trufas

El hotel Casa di Langa es propietario de una finca de 40 hectáreas donde suelen crecer las trufas entre septiembre y enero, escondidas entre las raíces de los castaños, nogales, encinas y robles.

Para encontrarlas el hotel invita a participar de salidas con expertos locales, que junto con los perros de raza Lagotto romagnolo están entrenados para detectar estos hongos bajo la tierra.

Hemos conocido hoteles con mayordomos de libros, otros para atardeceres, y en un coqueto alojamiento boutique del Piamonte, al noroeste de Italia, se ofrece un mayordomo de trufas.
La búsqueda de trufas se hace con perros de raza Lagotto romagnolo. Foto Letizia Cigliutti

Si uno tiene la suficiente buena fortuna de hallar una trufa negra, y ya no hablemos si se trata de la famosa variedad blanca, el mayordomo de trufas del hotel se encargará de recogerla, limpiarla y acondicionarla para ser despachada para el domicilio.

La feria de la trufa blanca

A menos de que uno se anime a participar de las clases de cocina que ofrece Casa di Langa y ralle una tenue lluvia de trufa rallada sobre pastas como canelones o ensaladas.

La trufa blanca puede superar los 6.000 euros el kilo, el doble que la variedad negra

El mayordomo también brinda asesoramiento a los huéspedes que quieren participar del Festival de la Trufa Blanca que se organiza en el pueblo de Alba entre el 9 de octubre y el 5 de diciembre, que reúne a las mejores expresiones de la gastronomía italiana.

Hemos conocido hoteles con mayordomos de libros, otros para atardeceres, y en un coqueto alojamiento boutique del Piamonte, al noroeste de Italia, se ofrece un mayordomo de trufas.
Frutas blancas recogidas en la zona de Alba. Foto Letizia Cigliutti

Cabe recordar que además de estos hongos en la región piamontesa de Langhe también crecen los famosos vinos de la variedad Barolo.

Estas delicias de la gastronomía autóctona se pueden probar en el restaurante Fàula del hotel, que se suma a las propuestas del bar de cócteles Sorì, del spa con productos ecológicos Lelòse y de su piscina infinita con vistas a las colinas de Piamonte.

a.
Ahora en portada