Tras los pasos de Agatha Christie por Inglaterra

Recorremos los sitios de Torquay y Londres relacionados con su vida y con los escenarios que inspiraron su abundante obra de crímenes y misterios

Con nada menos de 2.000 millones de libros vendidos, Agatha Christie es la tercera autora más exitosa de la historia. Sus novelas de crímenes y misterio solo son superadas por la Biblia y William Shakespeare.

Para fines de año seguramente viviremos una pequeña fiebre de sus obra, ya que se cumplen 100 años de la publicación de su primera novela, El misterioso caso de Styles.

Este año se conmemora el centenario de la primera novela de Christie, ‘El misterioso caso de Styles’

El evento será aprovechado por los estudios 20th Century Fox, que a fin de año (si no median retrasos) estrenará Muerte en el Nilo, donde Kenneth Branagh volverá a presumir de un bigote XL para encarnar a Hercule Poirot.

Libros de Agatha Christie en el museo de Torquay
Libros de Agatha Christie en el museo de Torquay

El origen de su primer novela

Precisamente en esa primera obra de Christie aparece este detective belga. ¿De dónde le vino la inspiración para este personaje? Posiblemente de su experiencia en el Destacamento de Ayuda Voluntaria de Torquay, donde la futura escritora trabajó como enfermera durante la Primera Guerra Mundial.

Tras un año en el cuerpo, ubicado en el antiguo ayuntamiento, gracias a sus conocimientos de enfermería Christie fue destinada al dispensario municipal, donde aprendió rápidamente los secretos de las plantas venenosas y sus antídotos. Y al atender a numerosos belgas refugiados de la aplanadora alemana, creó al famoso detective maestro de la deducción.

Había nacido Hercule Poirot y su primer caso era investigar una muerte por envenenamiento.

En la costa de la Mancha

Torquay es una localidad portuaria ubicada en el condado de Devon, en el extremo sudoeste de Inglaterra, sobre el Canal de la Mancha.

Allí nació Agatha Mary Clarissa Miller, que el mundo conocería como Agatha Christie. Y en esta ciudad podemos encontrar numerosas muestras de homenaje así como varios sitios que son nombrados en sus novelas.

Busto de Agatha Christie en Torquay
Busto de Agatha Christie en Torquay

La Riviera Inglesa

Torquay es conocido como la Riviera Inglesa, que presenta la Agatha Christie Mile, un recorrido por diversos puntos relacionados con su vida y sus obras.

Entre ellos se encuentran dos grandes hoteles que eran preferidos por la aristocracia británica en su búsqueda de una cuota extra de sol y calor.

Uno de ellos es el Imperial Hotel Torquay, que presentado como el Majestic Hotel atrapa los sentidos de Miss Marple en Un cadáver en la biblioteca.

Otro, de estilo victoriano, es el Gran Hotel, en que Christie y su esposo Archibald pasaron la luna de miel en 1914. Allí hay una habitación temática dedicada a la famosa escritora.

Los jardines de plantas venenosas de la Torre Abbey.
Los jardines de plantas venenosas de la Torre Abbey.

La Torre Abbey, sobre el paseo marítimo de Torquay, es el hogar el Jardín de las Plantas Potentes, ya que el lugar cuenta con numerosos ejemplares de plantas de consecuencias fatales que son presentadas en sus libros.

En el área verde del Cary Gardens, entre The Pavilion y el puerto, se encuentra un busto metálico en su honor, inaugurado en 1990 en el centenario de su nacimiento.

Agatha y el mar

Varios sitios están marcados en relación a la historia de Christie con el mar. En Beacon Cove estuvo a punto de ahogarse siendo una niña, mientras que la playa de Meadfoot Beach (a 1,5 km del puerto) y la costa de Elberry Cove eran algunos de sus sitios favoritos para nadar.

Uno de los puntos más famosos para los devotos de la reina del crimen es el islote de Burgh Island, cerca de la localidad turística de Bigbury on Sea, que sirvió de escenario para obras como Maldad bajo el sol y la famosa Diez Negritos, que en la obra figura como la Isla de Negro.

Salones del Imperial Hotel.
Salones del Imperial Hotel.

En el lugar no hay más que un par de casas y un elegante hotel art-decó, que sirvió de localización para numerosas películas de sus libros. Allí también se organizan seminarios y residencias para escritores, bajo un programa impulsado por la exitosa autora.

El museo y la casa de verano

El Museo de Torquay, como no podía ser de otra manera, presenta la única exposición permanente sobre la escritora en Reino Unido, con una abundante colección de sus objetos personales.

Allí también se encuentra una reconstrucción del salón y la casa de Poirot, junto con objetos usados por el actor David Suchet, que lo encarnó en las películas que encarnó al detective belga.

La casa de Agatha Christie en Greenway.
La casa de Agatha Christie en Greenway.

La casa de verano de Greenway, al sur de Torquay, es una fastuosa mansión de piedra blanca comprada por Christie y su segundo marido Max Mallowan, que es mencionada en varias novelas como La locura del hombre muerto y Los cinco cerditos.

Las huellas en Londres

Mallowan, que era arqueólogo, la llevó a recorrer Egipto, Mesopotamia y Turquía, que también sirvieron de ambientación a algunas de sus obras más famosas, como Crimen en el Expreso de Oriente o la citada Muerte en el Nilo.

Pero gran parte de su vida la vivió en Londres, en que muchos de sus sitios emblemáticos como la Catedral de San Pablo, Trafalgar Square o Oxford Street son citados en novelas como La tercera muchacha o los cuentos de Testigo de cargo.

Hace más de 70 años que en Londres se presenta La Ratonera.
Hace más de 70 años que en Londres se presenta La Ratonera.

En Leicester Square se presenta un monumento a su figura. De allí se puede ir a las boutiques de Seven Dials, detrás de Covent Garden, retratadas en El misterio de las siete esferas.

La ratonera, inspirada en un relato de Christie, se representan desde 1952 en Londres

Una visita a Londres, para los devotos de sus obras, no está completa si no van a ver La ratonera, la representación teatral más longeva de la historia: desde 1952 se ofrece en el St. Martin’s Theatre.

O también se puede asistir a una función de Testigo de cargo, también cerca de Covent Garden, que se ofrece en la antigua cámara de los Comunes del County Hall.

Al terminar, uno puede llegar hasta el bar del Brown’s Hotel y tomar una copa en honor de la gran Agatha.

Y recordar que en sus pasillos (presentados como el Bertram’s Hotel) Miss Marple ayudaba a Scotland Yard a resolver un misterioso asesinato.

a.
Ahora en portada