Stavkirker: las iglesias de madera que parecen sacadas de un cuento

A medio camino entre el cristianismo y la tradición vikinga, las iglesias de madera noruegas nos trasladan a un mundo mágico de guerreros y dragones

Llegó a haber 2.000 en todo el país. Hoy apenas queda una treintena, algunas incluso protegidas como Patrimonio Mundial por la Unesco. De madera, con inscripciones rúnicas, símbolos cristianos y detalles tallados como las proas de los barcos vikingos: son las iglesias de madera o stavkirker noruegas.

Se construyeron en todo el norte de Europa a partir de la Edad Media pero solo han sobrevivido en Noruega. Edificadas en su mayoría entre 1150 y 1350, cuando en Francia o España comenzaban a construirse las grandes catedrales góticas, se consideran uno de los ejemplos más importantes de arquitectura en madera del mundo.

La tradición en el empleo de este material y el desarrollo de la técnica permitió que en Noruega estas construcciones se perfeccionaran hasta crear auténticas obras de arte, especialmente interesantes por la fascinante mezcla de simbolismo cristiano y vikingo.

Iglesias de madera Noruega
Detalles del tejado de madera de la iglesia de Borgund. Foto: Finn Loftesnes |VisitNorway.

Aunque existen de diferentes plantas y formas, todas se caracterizan por estar hechas de postes angulares de madera, stave en noruego, de donde procede su nombre.

Tras la peste negra y después la Reforma, muchas de estas iglesias desaparecieron; en 1650 quedaban alrededor de 270 y, en los 100 años siguientes, desaparecieron otras 135 más. Hoy solo se mantienen en pie 28, muchas de ellas en la región de los fiordos y el este de Noruega.

Iglesia de Urnes

La de Urnes es la más antigua de las iglesias de madera en pie, construida alrededor de 1130 en Luster, en el condado de Sogn og Fjordane. Se alza frente al fiordo, frente al pueblo de Solvorn, y fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979.

Iglesias madera Noruega.
Iglesia de Urnes. Foto: Helge Leirdal | Pixabay.

Aunque fue restaurada en el siglo XX, conserva muchos de sus elementos medievales, como las vigas, alféizares, postes y pacas en paredes y muros.

Lo más destacado, sin embargo, es su decoración que ha dado lugar a un estilo conocido como de Urnes clásico, con representaciones de animales que se asemejan a serpientes y leones, quizás en una lucha entre el bien y el mal en sentido cristiano, pero también que también podría ser la representación de una escena de la mitología nórdica (el dragón Nidhogg royendo las raíces de Yggdrasil).

Iglesias de madera Noruega
Detalle de la iglesia de Urnes. Foto: VisitNorway.

Iglesia de Borgund

En pie desde el año 1180 aproximadamente, y también en el área de Sognefjord, es sin duda la más visitada y fotografiada de las iglesias de madera. También es la que se ha conservado mejor, y se han encontrado varias inscripciones rúnicas en las paredes de la iglesia.

En su diseño destaca también el tejado, escalonado en seis alturas, y por supuesto la impresionante decoración en forma de cabezas de dragones.

Iglesias de madera Noruega
Iglesia de Borgund. Foto: Øyvind Heen | VisitNorway.

Una gruesa puerta da acceso a una nave con coro y ábside decorados con pinturas y relieves, así como al altar y la pila bautismal. En el exterior, una galería cubierta (sval) permitía a los fieles seguir la misa sin sufrir las inclemencias del tiempo.

Iglesia de Heddal

Y si la de Borgund es la más famosa, la de Heddal es la stavkirker más grande del país, con 26 m de altura, 20 m de largo y 16 m de ancho.

Ubicada al este del país, en el municipio de Notodden (Telemark) y a unos 120 km de Oslo, se construyó en la primera mitad del siglo XIII y, además de un importante destino turístico, aún mantiene las funciones litúrgicas como templo luterano.

Su planta incluye una nave, un coro con ábside y un corredor que rodea toda la iglesia. Hacia arriba presenta un escalonamiento de cinco alturas, rematado con tres torres que impresiona por su verticalidad, ideada para impedir la acumulación de agua o nieve.

Iglesias madera Noruega
Iglesia de Heddal. Foto: Monika Neumann | Pixabay.

Iglesia de Hopperstad

En el pueblo de Vik, que parece extraído de las páginas de un cuento de vikingos, y a los pies del Sognefjord, se encuentra la iglesia de Hopperstad.

Fue construida hacia el año 1130 y modificada a lo largos de los siglos por lo que en su restauración, entre 1885 y 1891, se utilizó la iglesia de Borgund como modelo. Como esta, tiene un escalonamiento en seis alturas en el techo, se le colocó un ábside con chapitel en el este, una torre central y un corredor alrededor de toda la planta.

Además, el tejado fue adornado con dragones similares a los de Borgund. Sí son originales las grandes vigas del suelo, las soleras, los tablones de los muros y los postes (stave) así como parte del techo.

Iglesias madera Noruega
Iglesia de Hopperstad. Foto: Amy Cox | Unsplash.

En el interior, sin embargo, la iglesia guarda más parecido con la de Urnes, ya que datan de la misma época. Se especula si la Madonna de entre 1230 y 1235 esculpida en madera de encino y hoy en el Museo de Bergen -una de las obras maestras de los inicios del arte gótico noruego- procedía en realidad de esta iglesia y no de la vecina de Hove.

Iglesia de Lom

Construida entre 1158 y 1159 en la localidad de Lom, un importante centro de peregrinos medieval, esta stavekirker es una de las más grandes y hermosas de las que aún se mantienen en pie.

Las cabezas de dragón talladas que aparecen en los aleros son réplicas modernas exactas, instaladas en 1964, para que se pudieran conservar los originales.

Iglesias madera Noruega
Stavkirke de Lom. Foto: Wikimedia Commons.

En unas excavaciones arqueológicas realizadas en 1973 se encontraron más de 2.000 monedas, tanto noruegas como extranjeras, las más antiguas del siglo XI, así como un mensaje en alfabeto rúnico que contiene una petición de matrimonio.

a.
Ahora en portada