Si quieres jugar quidditch tienes que visitar estos pueblos

Once pueblos de Reino Unido e Irlanda se presentan como sedes del popular deporte de la saga de Harry Potter, en coincidencia con una reedición ilustrada escrita por JK Rowling

La fiebre de Harry Potter sigue tan vigente como décadas atrás. La reedición de un nuevo libro de este universo de magia, castillos y fantasía revive el interés por la saga en las tierras británicas e irlandesas.

El motivo es la presentación de “El quidditch a través de las edades – Edición ilustrada”, escrito por JK Rowling y con dibujos de Emily Gravett.

La representación de las Urracas de Montrose.
La representación de las Urracas de Montrose.

Qué es el quidditch

Este deporte, el más popular en el mundo de los magos, consiste en dos equipos que tienen que introducir un balón en aros ubicados a varios metros de alto del suelo.

Cada ciudad elegida a presentado sus banderolas con diseños exclusivos y a voluntarios disfrazados de los equipos

Para ello los jugadores cuentan con escobas voladoras, y la consigna es anotar la máxima cantidad de puntos; además de esquivar a otras dos bolas pesadas y contundentes lanzadas por los rivales.

Y como si fuera poco, cada equipo tiene a un ‘atrapador’ que tiene que capturar a una pequeña esfera voladora, la snitch. Si lo logra, ganan el juego.

El lanzamiento fue acompañado de una presentación virtual en la que la editorial Bloombury invitó a todos los fans a abordar una escoba simultáneamente. Dicen que la idea ha logrado batir un récord Guinness.

La ilustradora Emily Gravett con una pintura de quiddich. Foto: Wizarding World
La ilustradora Emily Gravett con una pintura de quiddich. Foto: Wizarding World

Además hace pocos días en el paseo de Leicester Square se inauguró una estatua de bronce que muestra a Harry Potter en una escoba voladora, tal como se lo vio en el primer libro de la saga, al enfrentar al equipo de Slytherin.

El quidditch por pueblos y villas

Junto con esta idea se presentaron las 11 Ciudades Quidditch en Gran Bretaña e Irlanda. Se trata de pequeñas localidades que acogen a equipos mencionados en el libro (y tangencialmente, en los volúmenes de la saga).

En cada una de ellas sus autoridades recogieron el honor con entusiasmo, porque significará un incremento del turismo interno, sobre todo en estos meses que es difícil viajar al exterior.

Las presentaciones se hicieron en castillos, plazas y sitios emblemáticos de las pequeñas villas y pueblos elegidos como sedes de equipos de quidditch

Las villas elegidas han colocado grandes banderolas, aros dorados como los de juego y varios niños (y más de un adulto) disfrazados de jugadores de quidditch dieron el toque que faltaba a la presentación.

Los Halcones de Falmouth se presentaron en el castillo de Pendennis.
Los Halcones de Falmouth se presentaron en el castillo de Pendennis.

Estos atrezzos se presentaron en puntos históricos de las ciudades elegidas, como la playa de Ballycastle (un pueblo en Irlanda del Norte) o el castillo de Pendennis, una fortaleza edificada por Enrique VIII en el siglo XVI al sur de Inglaterra.

Las ciudades elegidas

Los equipos designados para representar al quidditch son las Flechas de Appelby (en el condado de Cumbria), los Murciélagos de la citada Ballycastle, las Catapultas de Caerphilly (al sur de Gales), los Halcones de Falmouth (presentados en Pendennis), las Harpías de Hollyhead (al noreste de Gales) y los Cernícalos de Kenmare (hermosa localidad en el condado irlandés de Kerry).

Otros equipos que honran a pequeñas villas de las islas de Gran Bretaña e Irlanda son las Urracas de Monrose (al este de Escocia), el Orgullo de Portree (en las Islas Hébridas, en Escocia), los Tornados de Tutshill (en los bosques de Gloucestershire), los Vagabundos de Wigtown (al suroeste de Escocia) y las Avispas de Wimborne (en el condado inglés de Dorset).

Una edición cuidadosamente ilustrada

 La primera edición de esta guía de quidditch data de 2001, y Rowling se escudó en el seudónimo del experto Kennilworthy Whisp para la redacción.

Las insignias de cada equipo de quidditch. Foto: Wizarding World
Las insignias de cada equipo de quidditch. Foto: Wizarding World

La nueva edición, abundante en ilustraciones, recrea a este deporte ficticio en tapices de la Edad Media, en pinturas similares a las de El Bosco y en folletos de instrucciones que parecieran publicados a mediados del siglo XIX.

El libro se lanza este martes en Gran Bretaña por la editorial Bloomsbury y en EEUU por Scholastic. El precio es 27,5 euros y la edición de lujo se cotiza a 132 euros.

a.
Ahora en portada