Las mejores rutas para disfrutar del senderismo cerca de Valencia

A menos de una hora de Valencia se despliegan numerosos caminos para descubrir paisajes y sitios históricos. Presentamos cinco de ellas

Con el calzado adecuado, algún abrigo por las dudas y un botellín de agua es momento de viajar por los alrededores de Valencia para descubrir diversas rutas para recorrer a pie, o si hay entusiasmo, también en bicicleta.

Uno de los puentes colgantes sobre las Hoces del Túria. Foto Wikipedia

El otoño así como la primavera son las estaciones ideales para realizar senderismo. No está el bochorno del verano ni el frío húmedo tan incómodo del invierno.

Con el calzado adecuado, algún abrigo por las dudas y un botellín de agua es momento de viajar por los alrededores de Valencia para descubrir diversas rutas para recorrer a pie, o si hay entusiasmo, también en bicicleta.

Veamos cuáles son las sugerencias de la dirección de turismo de la ciudad para descubrir la naturaleza de sus serranías.

La ruta del Castillo de Serra

Una de las propuestas es la ruta del Castillo de Serra, a poco más de media hora del centro de Valencia.

Este es un recorrido circular cercano al pueblo de Serra, un trazado de siete kilómetros con un desnivel de 207 metros que gracias a su baja dificultad es ideal para realizar en familia.

La ruta del Castillo de Serra permite conocer esta fortaleza medieval del siglo VIII y las ruinas de la antigua Torre de Ría

El camino se inicia desde el ayuntamiento de Serra, y tras pasar por los huertos de Ría y Tóixima, se enlaza con el GR-10 hasta ver la Torre de Ría.

Con el calzado adecuado, algún abrigo por las dudas y un botellín de agua es momento de viajar por los alrededores de Valencia para descubrir diversas rutas para recorrer a pie, o si hay entusiasmo, también en bicicleta.
Ruinas del Castillo de Serra. Foto Cebaman | Flickr

Este es uno de los puntos destacados una fortaleza islámica que entre los siglos XVII y IX fue un importante baluarte de defensa.

Pero no es el único: el camino se bifurca pero de las dos maneras se llega al Castillo de Serra. Uno es el tradicional y el otro pasa por la fuente de l’Ombria.

Al llegar se ve la imponente figura de esta fortaleza medieval, construida también bajo las pautas de defensa islámica en el siglo VIII para proteger los pasos naturales de la Sierra Calderona.

El camino sigue por la pista forestal que lleva, finalmente, al pueblo de Serra.

El camino de la cascada de Buñol

También a poco más de media hora de Valencia el circuito del Agua de Buñol es un hermoso paseo fluvial que permite descubrir cañones y cascadas.

El parque de San Luis, en la localidad de Buñol, marca el inicio de un trayecto de 7,2 kilómetros de trazado circular, que se puede realizar con niños dado su escaso nivel de complejidad.

Con el calzado adecuado, algún abrigo por las dudas y un botellín de agua es momento de viajar por los alrededores de Valencia para descubrir diversas rutas para recorrer a pie, o si hay entusiasmo, también en bicicleta.
Cascada de la Cueva del Turche. Foto Antonio Marín Segovia | Flickr

El camino va por zonas boscosa y de cultivos y acerca hasta el río homónimo, donde se encuentra la Cueva Turche.

Una de las postales más buscadas es la de la cascada que cae a 60 metros de altura. En el lugar hay una zona de picnic, ideal para descansar en medio del cañón fluvial.

Cuando se regresa se pasa por el mirador de la Cueva del Turche, un recomendado atalaya que ofrece interesantes panorámicas del entorno rural típico del Mediterráneo.

Ruta de la Dehesa de Soneja

El entorno de la Dehesa presenta un gran valor medioambiental, y para descubrirlo se camina por el territorio municipal de Soneja a través del sendero PR-CV 320.

Es un camino de 13,8 kilómetros, de dificultad media, que según el estado físico se puede hacer entre dos horas y media a tres horas.

La Laguna de la Dehesa es la única endorreica de montaña de la Comunidad Valenciana, sin comunicación con otras cuencas ni filtraciones

Una antigua caseta de peones camineros, que aloja el Centro de Interpretación de la Dehesa, es el punto de salida en el que se descubre la formación del Arenal, una laguna desecada que en otras épocas fue cantera para ruejos de molino.

Vistas desde la Penya La Caga, en Soneja. Foto Wikipedia
Vistas desde la Penya La Cagà, en Soneja. Foto Wikipedia

Pero antes de alcanzar estos puntos hay que pasar por el mirador de Peña la Cagá, que permite contemplar bonitas panorámicas de la Sierra de Espadán.

El camino lleva a la Laguna de la Dehesa, despliega un paisaje de gran belleza. Esta formación es la única laguna endorreica de montaña de la Comunidad Valenciana; lo que significa que su origen es la acumulación de aguas pluviales, y que no tiene salida hacia otras cuencas ni filtraciones.

Ruta de los Puentes Colgantes de Chulilla

Ese bonito nombre fue adoptado por el menos seductor de Ruta de los Pantaneros. Pero más allá de denominaciones, esta es una interesante ruta de 10 kilómetros que van desde la plaza de la Baronía en Chulilla hasta el embalse de Loriguilla.

Es parte del antiguo camino que realizaban los obreros del pueblo que trabajaban en esa presa hídrica en los años 50.

Los puentes que se pueden ver y atravesar son reconstrucciones de madera y cuerdas similares a las que hicieron esos trabajadores para sortear las dificultades del terreno, así como las empinadas escaleras que dan acceso a ellos.

Con el calzado adecuado, algún abrigo por las dudas y un botellín de agua es momento de viajar por los alrededores de Valencia para descubrir diversas rutas para recorrer a pie, o si hay entusiasmo, también en bicicleta.
Uno de los puentes colgantes de la ruta por las Hoces del Túria. Foto Enrique Domingo | Flickr

Parte de la ruta coincide con el Paraje Natural Municipal de Los Calderones, y transcurre con las Hoces del río Turia, a través de la parte superior de los cortados.

Estos se atraviesan por medio de dos puentes colgantes, en un camino de dificultad media-alta que permite conocer la flora de los bosques de ribera y el matorral mediterráneo.

Ruta del Agua de Chelva

A 68 km de Valencia, en la comarca de Los Serranos, se encuentra el pueblo de Chelva, que tiene al agua como su gran atractivo natural.

Desde la plaza Mayor se inicia este recorrido circular de siete kilómetros bastante sencillo y bien señalizado.

La ruta de los puentes de Chulilla recrea el trazado que hacían los antiguos trabajadores hacia el embalse de Loriguilla

El camino lleva al área recreativa de Molino Puerto, y luego conduce a las bonitas cascadas de la Playeta, donde sus pozas son un recomendado punto para refrescarse en verano.

Con el calzado adecuado, algún abrigo por las dudas y un botellín de agua es momento de viajar por los alrededores de Valencia para descubrir diversas rutas para recorrer a pie, o si hay entusiasmo, también en bicicleta.
Camino por la Ruta del Agua de Chelva. Foto Antonio Marín Segovia | Flickr

También se descubre el túnel de Olinches, que está excavado en la montaña, y que conduce a uno de los parajes más abruptos del río Chelva.

a.
Ahora en portada