Seis escapadas inesperadas para el otoño en Gran Bretaña

Los Costwolds, el parque nacional de Loch Lomond, el bosque de las leyendas del rey Arturo, el territorio de las hermanas Brontë y Margate son las propuestas

Es verdad que pasear por los parques de Londres en otoño tiene algo de especial, con su vibrante paleta de colores, árboles e invernaderos que logran hacerte olvidar que te encuentras en el corazón de una gran ciudad. Sin embargo, más allá de la capital existen lugares que parecieron para brillar especialmente en esta estación.

Del parque nacional de Loch Lomond, en Escocia, a la región de los Costwolds, al suroeste de Inglaterra, pasando por el hogar de las hermanas Brönte en Haworth, estas escapadas están gritando ¡otoño!

Los Costwolds

Poco se habla de esta región inglesa que, por méritos propios, podría estar entre los paisajes más bellos del mundo. Carreteras sinuosas transitadas por Range Rovers, cercas de piedra, muros cubiertos de enredadera y musgo, mansiones eduardianas, mercados de productos orgánicos y pubs con cerveza templada han seducido a personajes como Victoria y David Beckham, Daniel Creig, Kate Moss, Sting… y a nosotros, claro.

Broadway. Foto Colin Watts Unsplash
Broadway. Foto: Colin Watts | Unsplash.

Como escenarios de cuentos infantiles, encontramos pueblecitos como Castle Combe (altamente instagrameable), con su puente de piedra desde el que se obtiene una hermosa perspectiva de sus casas de color miel; y Chipping Norton, por algo el preferido por las celebrities, con mercados, librerías y tiendas de antigüedades -ficha Staton Mill- repletas de encanto.

Burford, construido sobre una antigua villa romana, los pueblos gemelos de Upper y Lower Slaughter, conectados por el río Eye, en Glocestershire, Stow-on-the-Wold, Broadway y Kingham completan un recorrido idílico para vivir en modo otoñal.

Margate

Es una escapada perfecta a la playa para huir de Londres, pero también una opción para quien busque destinos sin algomeración en esta época del año.

Ciudad costera del condado de Kent, más allá de la playa Margate es un interesante lugar para las compras que combina la frescura de las calles mas modernas de Londres con las extravagantes tiendas de segunda mano de Brighton, por ejemplo, Handsome Freaks.

Margate. Foto ©VisitBritain Bethany Opler
Margate. Foto ©Bethany Opler | VisitBritain.

Como gran polo artístico cuenta con la impresionante galería de arte contemporáneo Turner y, como centro de ocio, el parque temático de Dreamland, qué más se puede pedir.

Loch Lomond, Escocia

Si de por sí Escocia cuenta con algunos de los paisajes más hermosos del mundo, el otoño no puede sino ser la estación perfecta para visitarlos, por ejemplo, el parque nacional de Loch Lomond y los Trossachs, repleto de robles y otras especies vegetales.

Loch Lomond. Foto: Getty Images.
Loch Lomond. Foto: Getty Images.

Con el lago dibujando la frontera natural entre las tierras bajas de Escocia central y las tierras altas, el Millenium Forest Trail, en su orilla occidental, recorre caso 2,5 km subiendo y bajando entre los inmensos robledales mientras enmarca increíbles perspectivas del lago -el mayor del Reino Unido en superficie y el segundo en volumen, solo por detrás del Lago Ness-. En el mismo pueblo de Balmaha está uno de los pubs más famosos de toda Escocia, The Oak Tree Inn. No hace falta añadir más.

Haworth, el hogar de las hermanas Brontë

Un paraíso para los fans de Jane Eyre, Cumbres borrascosas y La inquilina de Wildfell Hall, toda la región West Yorkshire sirvió de inspiración a las hermanas Brontë (Charlotte, Emily y Anne) para escribir sus obras.

La casa parroquial de Haworth fue su hogar desde 1820 y en la actualidad se puede visitar, ahora como museo, o la iglesia, donde están enterradas, además de pasear por la campiña, donde las tres buscaban inspiración y cambiaban impresiones.

Haworth, West Yorkshire. Foto: ©Tim Holt Photography VisitBritain
Haworth, West Yorkshire. Foto: ©Tim Holt Photography | VisitBritain.

Las ruinas de Top Withens, reflejadas según se dice en Cumbres Borrascosas, y el Brontë Way, un sendero que une el resto de lugares relacionados con la familia de escritoras, son otras de las paradas.

Además, el pueblo guarda otros atrativos, comenzando por la calle principal adoquinada y repleta de tiendas, donde encontrar desde excelentes chocolates artesanos a galerías de arte, restaurantes y pubs.

Wyre Forest

Nos detenemos ahora en un sendero, el Giant’s Trail en Worcestershire, una ruta de cuatro km que recorre el corazón del Wyre Forest, uno de los bosques de robles más antiguos de Inglaterra.

Wyre Forest. Foto Getty Images.
Wyre Forest. Foto: Getty Images.

Rojizos, anaranjados, amarillos, ocres y dorados llenan de color todos los rincones aunque, si eres más de acción que de contemplación, puedes dirigirte a Go Ape Wyre Forest, un parque de aventuras en la naturaleza con tirolinas, lianas o puentes de cuerdas entre las copas de los árboles que ascienden hasta los catorce metros de altura.

Wye Valley

Desde su nacimiento en los Montes Cámbricos de Gales hasta su desembocadura, en el estuario de Severn, el río Walley discurre a lo largo de 200 km a través de impresionantes escenarios naturales de bosques y cauces de aguas salvajes.

Wye Valley en otoño. Foto Getty Images.
Wye Valley en otoño. Foto Getty Images.

Destaca especialmente el Wye Valley, en el condado de Gloucestershire, donde está el Forest of Dean, nada menos que el bosque de las leyendas del Rey Arturo, que separa Inglaterra de Gales y que, en otoño, es una auténtica delicia. 

a.
Ahora en portada