Se busca nombre para aurora boreal, razón: aquí

Cada año, de septiembre a abril es posible ver en la Europa ártica hasta 100 auroras boreales. Ahora un proyecto busca identificarlas con nombres propios

Huracanes, tifones y ciclones tienen sus nombres propios, un sistema instaurado en 1953 en los EEUU para identificar a estos fenómenos y avisar a la población, bajo la premisa de que un nombre es más fácilmente recordado que un número o código. En la Europa Ártica, que incluye la Laponia finlandesa y la sueca así como el norte de Noruega, no se sufren tormentas tropicales. Sin embargo, han decidido asignar un nombre propio a sus fenómenos naturales más extraordinarios: las auroras boreales.

La explicación científica de las auroras –la colisión de partículas solares con las capas superiores de la atmósfera terrestre- no basta para eliminar la mitología en torno a estos fantásticos espectáculos de luces en el cielo.

Cuentos y leyendas han circulado durante siglos en los pueblos locale. Una leyenda sami cuenta que un zorro cruza las mesetas árticas e ilumina el cielo con las chispas que se desprenden de su cola al rozar la nieve. El término moderno revontulet, el fuego del zorro, se deriva de este mito. Otro de los nombres que los sami dan a este fenómeno es Guovssahas, ‘la luz que puede ser oída’.

Aurora boreal en Tromsø, Noruega. Foto: Lightscape | Unsplash.
Aurora boreal en Tromsø, Noruega. Foto: Lightscape | Unsplash.

Los vikingos por su parte creían que las auroras boreales eran armaduras de las valquirias o vírgenes guerreras, que les alumbraban con su luz parpadeante, o almas de guerreros luchadores. La mitología nórdica también ha asociado estos increíbles velos de tonalidades que van del verde brillante al morado con una variedad infinita de colores e intensidades con el inicio de la creación.

Auroras con nombres propios

Sean sutiles danzas casi fantasmales que atraviesan el cielo o auténticos espectáculos de luces multicolores, y aunque imprevisibles y caprichosas, lo cierto es que las auroras boreales existen y que seducen a todo aquel que tienen ocasión de verlas.

Por eso desde Visit Artic Europe, un proyecto de promoción y desarrollo del programa Interreg Nord de la Unión Europea y que engloba la Laponia sueca y la finlandesa y el norte de Noruega, se han lanzado a poner nombres concretos a las auroras. Incluso se pueden proponer nombres a través de Instagram para bautizar a la próxima.

“Hay más de 200 días al año en que ocurren las auroras”, explican desde el organismo de promoción. “Pero la mayoría de ellos, lamentablemente, no se pueden ver debido a factores como las malas condiciones climáticas o porque suceden durante el día”.

Aurora boreal. Foto: James Studarus | Unsplash.
Aurora boreal. Foto: James Studarus | Unsplash.

Por ello, se basan en datos del Centro de Predicción de Clima Espacial y su herramienta que analiza la actividad del sol para predecir las auroras que serán más intensas y visibles. Después escoge uno entre un conjunto de nombres relacionados con la historia, la cultura y la mitología de la zona y lo publica en Instagram.

Freya, diosa del amor, la belleza y la fertilidad en la mitología nórdica; Steffen, por el fotógrafo noruego Steffen Fossbakk; Per, por el sueco Per Lundström; Magnus, por el fotógrafo y guía Magnus Winbjork; y Harri, por el fotógrafo finlandés Harri Tarvainen son algunos de los nombres que ya han bautizado auroras.

Por cierto, todas las que aparezcan entre el 27 y el 29 de octubre llevarán el nombre de Sampo, que en la mitología finlandesa era una especie de molino mágico maravilloso que producía grano, sal y oro tal y como aparece en el poema épico Kalevala.

Además, se anima a los usuarios de las redes sociales a identificar las auroras que han presenciado y publicar sus fotografías, así como a proponer nuevos nombres. Solo hay que rellenar un formulario indicando el término y añadir una historia que lo haga especial.

a.
Ahora en portada