Ruta 181: en moto por los faros más impresionantes de la península ibérica

Con 5.700 km de costa y atravesando los Pirineos, la Ruta 181 conecta los antiguos vigilantes del mar en Euskadi, Cantabria, Asturias, Galicia, Portugal, Gibraltar, Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña

Solitarios guardianes de las costas y salvación de navegantes, protagonistas de leyendas y testigos de las más hermosas puestas de sol, los faros tienen algo de mágico, algo quizás magnético. Son arquitectura y también historia, son cultura del mar en tierra firme. Ahora son también protagonistas de un fascinante itinerario, Ruta 181, que conecta los faros de toda la península ibérica. Absolutamente todos.

Faro Illa Pancha, Ribadeo. Foto: Juan Gomez | Unsplash.

Solitarios guardianes de las costas y salvación de navegantes, protagonistas de leyendas y testigos de las más hermosas puestas de sol, los faros tienen algo de mágico, algo quizás magnético. Son arquitectura y también historia, son cultura del mar en tierra firme. Ahora son también protagonistas de un fascinante itinerario, Ruta 181, que conecta los faros de toda la península ibérica. Absolutamente todos.

Hablamos de 5.700 km de costa y 450 municipios en la que es la ruta de este tipo más extensa de Europa, que conduce a todos los faros de Euskadi, Cantabria, Asturias, Galicia, Portugal, Gibraltar, Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña.

Nacida en 2019 y planificada para recorrer en 27 días, Ruta 181 es un trayecto circular que puede hacerse en ambas direcciones, en moto –como fue originalmente concebida-, pero también en coche, autocaravana, o furgoneta camperizada, y cuenta con tracks de las jornadas, pasaporte y cuaderno de viaje. No le falta detalle.

Solitarios guardianes de las costas y salvación de navegantes, protagonistas de leyendas y testigos de las más hermosas puestas de sol, los faros tienen algo de mágico, algo quizás magnético. Son arquitectura y también historia, son cultura del mar en tierra firme. Ahora son también protagonistas de un fascinante itinerario, Ruta 181, que conecta los faros de toda la península ibérica. Absolutamente todos.
Faro Cabo Mayor, Santander. Foto: Eduardo Kenji Amorim | Unsplash.

De faro en faro

Aunque existen otras iniciativas en torno a estos recursos, como la Ruta de los Faros de Galicia, o los hoteles que aprovechan antiguas instalaciones para ofrecer una nueva experiencia, ahora a todo lujo y en parajes envidiables como Punta Cumplida (La Palma) o Lariño en la Costa da Morte (A Coruña), ninguna tiene la ambición de Ruta 181.

Es, además, una iniciativa totalmente privada, que nace sin el apoyo de ninguna administración. Más bien de la ilusión y el empeño de un grupo de amigos moteros, entre ellos Vicente Salazar, Txente, que se confiesa ideólogo e instigador del plan.

La ruta tiene el km 0 en el Faro de Higuer (Hondarribia) y se recorre 5.700 km hasta el de Punta S’Arnella en Port de la Selva (Girona)

“Era un viejo empeño, que finalmente hice realidad en 2019”, explica a Tendenciashoy. Con su grupo de amigos planificaron el viaje que “parecía fácil pero resultó muy complicado, sobre todo al buscar la información acerca de faros relativamente olvidados, algunos sin fareros y otros que, directamente, ya no funcionan”.

Solitarios guardianes de las costas y salvación de navegantes, protagonistas de leyendas y testigos de las más hermosas puestas de sol, los faros tienen algo de mágico, algo quizás magnético. Son arquitectura y también historia, son cultura del mar en tierra firme. Ahora son también protagonistas de un fascinante itinerario, Ruta 181, que conecta los faros de toda la península ibérica. Absolutamente todos.
Txente en uno de los faros de la Ruta 181. Foto cedida.

Desde el principio se contó con los faros de la costa portuguesa (“soy un enamorado de la zona de Nazaré y Peniche”). Su aventura, como él mismo la califica, partió de Hondarribia y duró 27 días. En realidad, se puede hacer en 22 aunque hay etapas que, por la dificultad de acceso a algunos puntos, requieren de dos días. “En otros lugares directamente apetece quedarse más”.

Para hacer la ruta totalmente circular, la ruta cruza los Pirineos recorriendo 1.600 km a través de la Transpirenaica

Aunque ellos la hicieron en moto, cuando comenzó a materializarse la idea de configurar una ruta “teníamos claro que queríamos que fuese accesible para cualquiera”.

De hecho, puede hacerse con cualquier vehículo, ya que solo transita por carreteras, evitando cualquier camino off road. Los mapas son los de Google, de modo que son abiertos y cualquiera los tiene gratuitamente en su teléfono.

Además, está simplificada al máximo, de modo que solo has de dejarte llevar de faro en faro. “A nosotros nos resultó muy complicado para que a la gente le resulte sencillo”.

Atravesar los Pirineos

En junio de 2020, se lanzaron de nuevo a la carretera. Con el km 0 en el Faro de Higuer en Hondarribia, se plantearon un nuevo reto: el de cerrar el círculo uniendo este con el de Punta S’Arnella en Port de la Selva (Girona), el último del litoral Mediterráneo en España.

En medio, nada menos que los Pirineos. De nuevo Txente (el de la idea, la investigación y, por qué no, la obsesión) no se detuvo. Dice que es de Bilbao y entonces todo encaja. La solución fue ampliar 1.600 km el itinerario para atravesar los Pirineos, en este caso por la ruta conocida como Transpirenaica.

“Buscamos los puntos más espectaculares para conocer en ese trayecto, que hemos llamado Waypoints, y que sustituyen a los faros en este tramo”. En un recorrido del tipo dientes de sierra, la ruta entra en Andorra, pasa Francia y vuelve a España, siempre tras los paisajes más hermosos y las carreteras más estimulantes. Son 38 paradas más en un precioso itinerario de montaña.

Solitarios guardianes de las costas y salvación de navegantes, protagonistas de leyendas y testigos de las más hermosas puestas de sol, los faros tienen algo de mágico, algo quizás magnético. Son arquitectura y también historia, son cultura del mar en tierra firme. Ahora son también protagonistas de un fascinante itinerario, Ruta 181, que conecta los faros de toda la península ibérica. Absolutamente todos.
Faro de Frouxeira en Meirás, A Coruña. Foto: Ruta 181.

“Ahora sí, la Ruta 181 ya es totalmente circular”, sonríe. Eso son quiere decir que sea totalmente definitiva; puede que haya cambios, por ejemplo, al incorporar nuevos faros, como el de Tarifa, que significa ampliar el trazado.

El nombre, sin embargo, permanecerá como homenaje a la aventura original.

Trucos y consejos para recorrer la Ruta 181

Lo bueno de la ruta es que ofrece total libertad para la organización: la puedes hacer en las 27 jornadas recomendadas –22 por el litoral y 5 por los Pirineos-, pero también por costas (la vasca, la portuguesa, la valenciana, etc.), en diferentes momentos y en cualquier sentido.

También, claro, puedes organizar tu tiempo, dedicarle más días a una zona que te guste o regresar en otro momento y continuar donde lo dejaste.

«De cualquier modo, rellenando el pasaporte al final habrás completado toda la ruta”.

Solitarios guardianes de las costas y salvación de navegantes, protagonistas de leyendas y testigos de las más hermosas puestas de sol, los faros tienen algo de mágico, algo quizás magnético. Son arquitectura y también historia, son cultura del mar en tierra firme. Ahora son también protagonistas de un fascinante itinerario, Ruta 181, que conecta los faros de toda la península ibérica. Absolutamente todos.
Faro del Caballo, Santander. Foto: Ruta 181.

Junto a cada punto en este documento, que puede sellarse en los pueblos que atraviesa la ruta, un código QR permite acceder a toda la información sobre el lugar, quizás lo más valioso ya que contiene datos no solo sobre el edificio, sino sobre si el acceso es posible en vehículo o si se requiere una caminata para llegar a un faro en cuestión, si hay parking o si está señalizado o si hay gasolineras u hoteles próximos.

“Por ejemplo, para llegar al Faro del Caballo, en Santander, hay que caminar dos horas y después bajar 700 escalones excavados en el terreno. Pero si llegas antes de las 16 es posible que encuentres a gente haciendo kayak que pueden devolverte después al punto de origen por mar y te evitas subir esos 700 escalones de vuelta”.

Otro truco: “En el Faro de Cap de Creus en verano no se permite la circulación con vehículos privados hasta el faro; solo puede hacerse a través de un bus lanzadera; en la guía hemos incorporado los horarios y la ubicación del bus”. La información se mantiene actualizada y se incorporan también, previa comprobación, aportaciones de otros usuarios.

Solitarios guardianes de las costas y salvación de navegantes, protagonistas de leyendas y testigos de las más hermosas puestas de sol, los faros tienen algo de mágico, algo quizás magnético. Son arquitectura y también historia, son cultura del mar en tierra firme. Ahora son también protagonistas de un fascinante itinerario, Ruta 181, que conecta los faros de toda la península ibérica. Absolutamente todos.
Fuente: Ruta 181.

Cuánto cuesta hacer la ruta

Aunque la ruta puede verse en Google (etapas, distancias, localización, etc.), para descargar los tracks en formatos como GPX y KMZ y otros contenidos premium hay una pequeña membresía (el pasaporte, con acceso permanente son 20 euros mientras que el pase anual se reduce a 4 euros). El cuaderno de viaje, que también desbloquea el resto de contenidos, cuesta 24 euros.

Una pequeña tienda online provee también de merchandising como camisetas y polos, pegatinas, etc.

“Vivir los caminos de la costa, sin prisa, llegando a todos los faros de la península ibérica, uno tras otro, conociendo su entorno y su historia. Aprendiendo y disfrutando de cada kilómetro recorrido. Con tiempo para parar, respirar, conocer el lugar con sus gentes y sus viajeros, y además contarlo. Dormir y empezar nuevamente a la mañana siguiente”. Este es el sentido de una ruta que a nosotros ya nos ha conquistado.

a.
Ahora en portada