Recorridos alternativos para fascinarse con Birmingham

Además de su interesante propuesta comercial y cultural, esta ciudad de los West Midlands presenta rincones ideales para un viaje diferente

A una hora y media de Londres, Birmingham recuerda en sus calles, canales y en las estructuras fabriles que quedan en pie que fue una de las cunas de la Revolución Industrial, que la llevó a consolidarse como la segunda ciudad más grande de Reino Unido.

Birminghan apertura. Foto Victor Flickr

A una hora y media de Londres, Birmingham recuerda en sus calles, canales y en las estructuras fabriles que quedan en pie que fue una de las cunas de la Revolución Industrial, que la llevó a consolidarse como la segunda ciudad más grande de Reino Unido.

En los últimos años su identidad ha cambiado a una metrópolis moderna dinámica, con una atractiva oferta cultural, y que prepara sus mejores galas para ser la sede de los Juegos de la Commonwealth del 2022.

En barca en medio de la ciudad

Hay varias maneras de conocer Birmingham. Una de las más originales es en barca. ¿Pero cómo es posible si está rodeada de valles y campiñas de los West Midlands?

A una hora y media de Londres, Birmingham recuerda en sus calles, canales y en las estructuras fabriles que quedan en pie que fue una de las cunas de la Revolución Industrial, que la llevó a consolidarse como la segunda ciudad más grande de Reino Unido.
Pasado y futuro entre los canales. Foto Eryk Fudala | Unsplash.jpg

Esta ciudad tiene más canales que Venecia. Y si bien no son tan románticos como los de la famosa laguna italiana, es interesante ver cómo a sus lados se han reciclado grandes fábricas de ladrillo en centros culturales y gastronómicos.

Muchas antiguas fábricas de Birmingham se ha reciclado como centros de cultura y polos gastronómicos

Una de ellas es Custard Factory, un conjunto de antiguas plantas industriales victorianas restauradas en el barrio de Digbeth, que ahora despliegan tiendas de diseño, cafés, bares, restaurantes y salas de cine, además de ofrecer espectáculos musicales y eventos culinarios que de a poco recuperan la normalidad.

A una hora y media de Londres, Birmingham recuerda en sus calles, canales y en las estructuras fabriles que quedan en pie que fue una de las cunas de la Revolución Industrial, que la llevó a consolidarse como la segunda ciudad más grande de Reino Unido.
Canales de Birmingham. Foto Damien Walmsley | Flickr

Arquitectura de vanguardia

La arquitectura moderna brilla con la estructura de zigurat de la Biblioteca de Birmingham, la más grande del país; pero los galones se los lleva el futurista diseño del Bullring & Grand Central, un paseo de compras con cientos de tiendas, restaurantes y pasillos para caminar sin pausas.

Pero si se trata de buscar joyas, no se puede dudar: si no está en el Jewellery Quarter, no existe.

Este barrio de orfebres y comerciantes concentra la mitad de la producción de joyas de Reino Unido, donde además se encuentra un recomendado museo que detalla la tradición artesanal en la fabricación de ornamentos y accesorios.

A una hora y media de Londres, Birmingham recuerda en sus calles, canales y en las estructuras fabriles que quedan en pie que fue una de las cunas de la Revolución Industrial, que la llevó a consolidarse como la segunda ciudad más grande de Reino Unido.
El moderno Bullring & Grand Central. Foto Kevin Morris | Unslash

El pasado industrial

Pero como se había visto en los paseos por los canales, la ciudad sigue orgullosa de su pasado.

Para descubrirlo hay que visitar el pequeño barrio de Birmingham Back to Backs, un conjunto de casas de trabajadores de mediados del siglo XIX que fueron abandonadas en la década del ’70.

Los museos al aire libre de Birmingham Back to Backs y el Black Country Living Museum permiten conocer cómo era la vida cotidiana de las familias obreras en los siglos XIX y XX

Reconstruidas con un gran aprecio por el detalle, las visitas guiadas son un viaje en el tiempo, donde un grupo de voluntarios encarnan personajes anónimos que explican cómo era la vida cotidiana de los obreros y sus familias en el lugar.

A una hora y media de Londres, Birmingham recuerda en sus calles, canales y en las estructuras fabriles que quedan en pie que fue una de las cunas de la Revolución Industrial, que la llevó a consolidarse como la segunda ciudad más grande de Reino Unido.
Custard Factory en Digbeth. Foto Adam B | Flickr

Recuerdos de los Peaky Blinders

La idea de este barrio es similar al complejo de Black Country Living Museum, en la ciudad de Dudley, a 16 kilómetros de Birmingham.

Pero a los seguidores de Peaky Blinders le resultará muy familiar, porque sus calles de casas adosadas y comercios han servido de escenario en buena parte de la ficción.

Este museo al aire libre ocupa 105.000 metros cuadrados, y desde que abrió sus puertas en 1978 se han añadido una cincuentena de tiendas y viviendas de otros puntos del centro de Inglaterra.

A una hora y media de Londres, Birmingham recuerda en sus calles, canales y en las estructuras fabriles que quedan en pie que fue una de las cunas de la Revolución Industrial, que la llevó a consolidarse como la segunda ciudad más grande de Reino Unido.
Edificios del Black Country Living. Foto Steve Bates | Flickr

El objetivo es conocer cómo se vivía y trabajaba en el ‘país negro’, el motor de Gran Bretaña impulsado por las minas de minerales, las acerías y la industria pesada.

La serie de los elegantes gángsters de principios del siglo XX dio a Birmingham una fama mundial que no se esperaban.

Si se mira con atención por las calles se descubrirán algunos murales de gran tamaño, como el retrato del protagonista Cillian Murphy en Digbeth, que confirma el cariño de los pobladores por la ficción.

A una hora y media de Londres, Birmingham recuerda en sus calles, canales y en las estructuras fabriles que quedan en pie que fue una de las cunas de la Revolución Industrial, que la llevó a consolidarse como la segunda ciudad más grande de Reino Unido.
Mural de los Peaky Blinders. Foto James Mundy

Paseos por las Tierras Medias

Dado que Birmingham está en el corazón de West Midlands (Tierras Medias Occidentales), puede ser una buena base para realizar excursiones y conocer en profundidad el pasado de sagas medievales, la poesía de Shakespeare y los recuerdos de la Inglaterra más tradicional.

En los Midlands se encuentran encantadores pueblos, muchos de estilo Tudor, como Stratford-upon-Avon, la cuna de Shakespeare

Entre los sitios recomendados están el castillo de Warwick, a la vera del río Avon, construido en la Edad Media y que conserva en excelente estado sus murallas, torres y almenas.

A una hora y media de Londres, Birmingham recuerda en sus calles, canales y en las estructuras fabriles que quedan en pie que fue una de las cunas de la Revolución Industrial, que la llevó a consolidarse como la segunda ciudad más grande de Reino Unido.
Castillo de Warwick. Foto Barnyz | Flickr

A poca distancia está el bonito pueblo del mismo nombre, que se presentan en un costumbrista estilo Tudor.

Más pueblos se descubren en la región de Cotswolds, con sus casas de piedra y otras que despliegan fastuosidad. Entre ellas destaca la Broadway Tower, solitaria torre de la época victoriana.

Shakespeare estuvo aquí

También en estilo Tudor se encuentra el encantador pueblo de Stratford-upon-Avon, que es más conocido por ser la cuna de William Shakespeare, cuyo legado se puede visitar en su casa-museo.

A una hora y media de Londres, Birmingham recuerda en sus calles, canales y en las estructuras fabriles que quedan en pie que fue una de las cunas de la Revolución Industrial, que la llevó a consolidarse como la segunda ciudad más grande de Reino Unido.
El pueblo de Stratford-upon-Avon, cuna de Shakespeare. Foto Barnyz Flickr

Las grandes residencias como la Baddelsey Clinton o la de Hanbury Hall en Bromsgrove, junto con las visitas a pequeñas ciudades como Coventry (que fue Ciudad de la Cultura en el 2021) o Lichfield, integran otros programas que se pueden hacer desde Birmingham.

a.
Ahora en portada