Pyrgi, el pueblo con las fachadas más artísticas de Grecia

La influencia de los marinos genoveses en el Renacimento llevó al pueblo griego de Pyrgi a decorar sus casas con coloridos motivos geométricos

En el extremo sur de la isla griega de Chíos, a un tiro de piedra de la costa de Turquía, el pueblo de Pyrgi llama la atención de los visitantes desde hace siglos.

El motivo es la presencia de la xistà, el arte de esgrafiados que decora las fachadas de las casas blancas de la villa, un arte que -dicen las leyendas locales- fue traído por los navegantes genoveses en la transición entre la Edad Media y el Renacimiento.

Durante la Edad Media Pyrgi y otras ciudades de la isla de Chíos vivieron una época de esplendor por la resina producida por el lentisco o entina (Pistacia lentiscus), que servía para producir desde medicinas a licores hasta un tipo de chicle natural desde los tiempos de la Grecia Antigua.
Las fachadas de Pyrgi no tienen igual. Foto Güldem Üstün-Flickr

El arte de la xistà

Los motivos son todos geométricos: triángulos, cuadriláteros, círculos y rombos convergen en franjas horizontales, pintadas en marrón claro, azul o gris.

Generalmente en el centro de la composición se encuentra un dibujo que rompe la simetría, como un motivo de flores en un jarrón o el nombre de la familia de la casa.

Aunque se trata de una tradición de siglos, los motivos artísticos se replican en las nuevas construcciones que surgen en el pueblo, que reemplazan a antiguas casas centenarias.

Durante la Edad Media Pyrgi y otras ciudades de la isla de Chíos vivieron una época de esplendor por la resina producida por el lentisco o entina (Pistacia lentiscus), que servía para producir desde medicinas a licores hasta un tipo de chicle natural desde los tiempos de la Grecia Antigua.
Detalle de las esgriafias de Pyrgi. Foto Henrik Berger Jorgensen

Más tesoros históricos para conocer

Las calles de Pyrgi son estrechas, y a menudo cruzadas por arcos, que por supuesto, también son revestidos de esta decoración.

El arte de las xistàs proviene de la Edad Media, y habría sido aportado por marinos genoveses

Además de esta llamativa decoración, la ciudad -que no llega a los 1.000 habitantes- cuenta con diferentes muestras de patrimonio histórico, como una torre de defensa de 18 metros ubicada en el centro de la ciudad, y otras torres en las murallas que rodean al pueblo.

En el interior también hay tres antiguas iglesias: la de Agioi Apostoloi, que data del siglo XV, la de Koimisis Theotokou y la de Taxiarchis.

Durante la Edad Media Pyrgi y otras ciudades de la isla de Chíos vivieron una época de esplendor por la resina producida por el lentisco o entina (Pistacia lentiscus), que servía para producir desde medicinas a licores hasta un tipo de chicle natural desde los tiempos de la Grecia Antigua.
Las casas nuevas de Pyrgi repiten la decoración de las fachadas. Foto Jose Aleman Asensi-Flickr

Las ciudades de la resina

Durante la Edad Media Pyrgi y otras ciudades de la isla de Chíos vivieron una época de esplendor por la resina producida por el lentisco o entina (Pistacia lentiscus), que servía para producir desde medicinas a licores hasta un tipo de chicle natural desde los tiempos de la Grecia Antigua.

Cuando los turcos otomanos invadieron la isla en 1566 se preocuparon de proteger la producción de esta resina, por lo que Pyrgi alcanzó una autonomía política bajo la protección directa de la madre del sultán.

Durante la Edad Media Pyrgi y otras ciudades de la isla de Chíos vivieron una época de esplendor por la resina producida por el lentisco o entina (Pistacia lentiscus), que servía para producir desde medicinas a licores hasta un tipo de chicle natural desde los tiempos de la Grecia Antigua.
Iglesia de Koimisis Theotokou.

Las raíces de Colón

Algunos historiadores aseguran que Cristóbal Colón descendía de una familia genovesa con raíces en Pyrgi.

Según los historiadores locales Cristóbal Colón descendía de una familia genovesa con raíces en Pyrgi.

De hecho los vecinos señalan que una antigua casa fue residencia provisional del navegante antes de volver a la Península Ibérica para convencer a los reyes de Castilla de su propuesta de llegar a China desde el oeste.

Además, para confirmarlo, en varios dinteles de las casas se lee el nombre Kolombos que, es probable, tenga que ver con el linaje del almirante genovés que llegó a América sin saberlo.

a.
Ahora en portada