Cinco maneras de comer el mejor pulpo en las Rías Baixas

¿Á feira o a la brasa? ¿En una caldeirada o al estilo de las Islas Cíes? Estas son las mejores formas de probar el fabuloso pulpo en este rincón de Galicia 

Y por supuesto, el pulpo.

El tradicional Pulpo a Feria. Foto Hotel Gastronómico Casa Rosalia – Flickr

¿En qué se piensa cuando alguien dice Galicia y Gastronomía, dos palabras, mágicas como un conjuro, que despiertan toda clase de sensaciones en la imaginación y el paladar?

El carrusel de aromas y sabores es instantáneo: que mariscos, que pescados del día, que vinos albariños, que torta de Santiago, que el lacón y las empanadas…

Y por supuesto, el pulpo.

O cabría decir ‘los pulpos’, porque una de las maravillas de la cocina gallega es la variedad de formas en que se puede preparar este plato. Veamos algunas elaboraciones propias de Vigo y las Rías Baixas.

El pulpo á feira

Si hay un símbolo de la forma de cocinar el pulpo en Galicia es esta. Servido en un plato de madera, las rodajas del cefalópodo se aderezan con sal, aceite de oliva y pimentón.

Y por supuesto, el pulpo.
¿Quién puede resistir al sabor del pulpo hecho en Galicia. Foto Pxfuel

El pulpo á feira es la forma más popular de probar la carne suave de este animal en Galicia, sobre todo en sus fiestas populares

El pulpo se cocina en una olla, si es de cobre mejor, en donde la ceremonia de preparación incluye sacar y volver a colocarlo en el agua hirviendo tres veces; lo que se conoce como ‘asustarlo’, y que sirve para conservar la piel.

Más allá que se lo pueda probar en cualquier restaurante o taberna, lo ideal es disfrutarlo en alguna fiesta popular. De hecho, de ahí proviene su nombre.

El pulpo a la brasa

Esta es una de las nuevas formas de preparación que se han impuesto con éxito.

Se trata de cocinarlo a la plancha o bajo el calor de los carbones. En este caso, es mejor preparar un pulpo previamente cocido para lograr el punto óptimo de preparación.

Y por supuesto, el pulpo.
Pulpos a la brasa. Foto Maria Victoria Rodriguez – Flickr

En un fuego fuerte, es cuestión de poner los tentáculos un tiempo muy breve, y a la que estén dorados de ambos lados, está listo para servirse acompañado de crema de patatasquesoaceite de oliva y pimentón.

Caldeirada de pulpo

Este es un plato típico de las Rías Baixas, que también se usa para aprovechar los restos de algún pulpo que haya sido cocinado días antes.

Y por supuesto, el pulpo.
Caldeirada de pulpo. Foto. Juantiagues – Wikipedia

El animal se presenta con patatas y se lo adereza con una fritura llamada ‘ajada’, elaborada con aceite, ajo, cebolla y pimentón.

Pulpo al estilo isleño

Frente a la ría de Vigo, en las islas Cíes (dueña de algunas de las playas más bonitas de Galicia), el pulpo se prepara de una manera diferente.

Y por supuesto, el pulpo.
El pulpo al estilo isleño

El pulpo al estilo isleño es similar a la caldeirada, cocinado con patatas, pero el tradicional ajo es reemplazado por el pimiento rojo y verde.

La receta del pulpo al estilo isleño, similar a la caldeirada, se transmite de generación en generación

Es una receta que se transmite de generación en generación, y vale la pena descubrirla.

Empanada de pulpo

Es la conjunción de dos tradiciones: la del pulpo y la famosa empanada gallega.

En estas tierras al relleno se lo conoce como ‘zaragallada’, que es la fritura de cebolla y pimiento rojo y verde en que se rehoga el pulpo antes de colocarlo en la masa.

Y por supuesto, el pulpo.
Empanada de pulpo. Foto Juantiagues – Flickr

De esta forma, su presencia impregna el sabor de la preparación. Y el gusto es inolvidable.

Una de las mecas para probarla es en Ribadabia, el pueblo ubicado a 30 km de Ourense.

a.
Ahora en portada