Un fascinante encuentro con la historia en el Puerto de Santa María

Además de su fama gastronómica, la mezcla de culturas del Puerto de Santa María, en la bahía de Cádiz la han llevado a contar con interesantes edificios históricos. Vamos a descubrirlos

El Puerto de Santa María ha sido una de las tradicionales puertas de entrada de las diferentes culturas que han pasado por la bahía de Cádiz, una ciudad fundada -dice la leyenda- por el rey griego Menesteo, quien tras la guerra de Troya perdió su trono y llegó a este extremo de Europa para empezar una nueva vida. 

Castillo de San Marcos, uno de los principales monumentos históricos del Puerto de Santa María. Foto Turismo de Andalucía

El Puerto de Santa María ha sido una de las tradicionales puertas de entrada de las diferentes culturas que han pasado por la bahía de Cádiz, una ciudad fundada -dice la leyenda- por el rey griego Menesteo, quien tras la guerra de Troya perdió su trono y llegó a este extremo de Europa para empezar una nueva vida. 

Sea real o no, este antecedente ha marcado la identidad del Puerto, donde también pasaron fenicios (que han dejado una valiosa ciudadela en el actual yacimiento de Doña Blanca) romanos, visigodos, árabes; y que fue junto con la vecina Cádiz, uno de los motores de la exploración y conquista de América. 

La ciudad de los cien palacios

Con toda la razón del mundo esta ciudad es reconocida por su fama gastronómica. Sino, que lo diga Angel León y su premiado Aponiente, así como los numerosos restaurantes y tabernas especializadas en pescados y mariscos. 

El Puerto de Santa María ha sido una de las tradicionales puertas de entrada de las diferentes culturas que han pasado por la bahía de Cádiz, una ciudad fundada -dice la leyenda- por el rey griego Menesteo, quien tras la guerra de Troya perdió su trono y llegó a este extremo de Europa para empezar una nueva vida. 
Fachada de la Vizarrón. Foto Turismo de Andalucía

El progreso económico por el comercio con América han llevado a que las familias burguesas compitan por la residencias mas fastuosa. Por eso al Puerto de Santa María se lo conoce como ‘La ciudad de los cien palacios’

Pero también cuenta con interesantes muestras históricas para descubrir, ya que además de su milenaria historia a esta localidad se la conoció como La ciudad de los cien palacios; grandes residencias edificadas entre los siglos XVI y XVII gracias al intercambio comercial con América. 

Los palacios del Puerto de Santa María

Por ello para conocer el protagonismo que tuvo el Puerto de Santa María en el tráfico comercial con las colonias americanas hay que descubrir las Casas de Cargadores a Indias

Muchos de estos palacios han desaparecido, pero otros como los de los Reinoso Mendoza, Rivas, Oneto, Vizarrón, Araníbar, Voss, Villareal y Purullena conservan su elegante presencia. 

El Puerto de Santa María ha sido una de las tradicionales puertas de entrada de las diferentes culturas que han pasado por la bahía de Cádiz, una ciudad fundada -dice la leyenda- por el rey griego Menesteo, quien tras la guerra de Troya perdió su trono y llegó a este extremo de Europa para empezar una nueva vida. 
Palacio del Almirante Valdivieso. Foto Emilio | Flickr

Estos inmuebles heredaban la tradición palaciega de Sevilla, con patios interiores y un rico mobiliario que dialogaba con la fachada, generalmente decorada en un estilo barroco o rococó. 

Era común que estos palacios tengan una torre-mirador, desde donde los empleados de la firma comercial podían vigilar la entrada y salida de sus barco en el puerto. 

La Casa de los Leones

Una de las antiguas residencias destacadas es la Casa de los Leones, llamada así por los relieves que se encuantran sobre las pilastras de la fachada. 

Su ubicación, junto a la placilla a pasos de la Plaza de Abastos o del Mercado, la convierte en uno de los puntos de atracción más interesantes. 

La Casa de los Leones es uno de los palacios barrocos más interesantes para descubrir en esta ciudad gaditana

El Puerto de Santa María ha sido una de las tradicionales puertas de entrada de las diferentes culturas que han pasado por la bahía de Cádiz, una ciudad fundada -dice la leyenda- por el rey griego Menesteo, quien tras la guerra de Troya perdió su trono y llegó a este extremo de Europa para empezar una nueva vida. 
Patio de la Casa de los Leones. Foto Wikipedia

Es una de las muestras más interesantes de la arquitectura civil del barroco gaditano, con unos bonitos patios llenos de geranios.  

Una exposición permanente en su interior permite conocer el lujo con que vivian las familias burguesas de la región gaditana siglos atrás. 

El Castillo de San Marcos

Sin embargo el monumento más emblemático es el Castillo de San Marcos, con sus torres y almenas que destacan sobre el cielo portuense. 

El Puerto de Santa María ha sido una de las tradicionales puertas de entrada de las diferentes culturas que han pasado por la bahía de Cádiz, una ciudad fundada -dice la leyenda- por el rey griego Menesteo, quien tras la guerra de Troya perdió su trono y llegó a este extremo de Europa para empezar una nueva vida. 
Castillo de San Marcos. Foto Turismo de Andalucía

Antigua mezquita de la aldea musulmana de Al-Qanatir, en el siglo XIII se transformó en santuario cristiano, y en el siglo siguiente y el XV se le añadieron las murallas y otros elementos de defensa que la convirtieron en una poderosa fortaleza, aunque manteniendo un estilo almohade. 

El lugar está abierto a visitas y estas se pueden combinar con catas de vinos jerez, una de las especialidades de la región. 

La Basílica Menor

En la parte alta de la ciudad se encuentra uno de los edificios religiosos más importantes, la Basílica Menor Nuestra Señora de los Milagros, también conocida como La Prioral

El Puerto de Santa María ha sido una de las tradicionales puertas de entrada de las diferentes culturas que han pasado por la bahía de Cádiz, una ciudad fundada -dice la leyenda- por el rey griego Menesteo, quien tras la guerra de Troya perdió su trono y llegó a este extremo de Europa para empezar una nueva vida. 
Basílica Nuestra Señora de los Milagros. Foto Turismo de Andalucía

Es una muestra del avance urbanístico que impulsó la Casa de Medinaceli en la ciudad, y en su estructura de arenisca se nota la influencia de la Catedral de Sevilla

A pesar de datar del siglo XV, su fachada barroca y la decoración de la mayoría de las capillas interiores recuerdan la reconstrucción que se hizo entre 1636 y 1671, tras un terremoto que acarreó varios derrumbes. 

El Monasterio de la Victoria

También vale la pena visitar el Monasterio de la Victoria, ubicado fuera del casco céntrico de la ciudad, que estuvo bajo la tutela de la orden de los Mínimos de San Francisco

El Puerto de Santa María ha sido una de las tradicionales puertas de entrada de las diferentes culturas que han pasado por la bahía de Cádiz, una ciudad fundada -dice la leyenda- por el rey griego Menesteo, quien tras la guerra de Troya perdió su trono y llegó a este extremo de Europa para empezar una nueva vida. 
Monasterio de la Victoria. Foto Turismo de Andalucía

Además de su iglesia, el claustro y las salas capitulares el edificio llama la atencion por su fachada, interesante muestra del arte ojival, con un marcado ascendente sevillano.  

En tanto en el templo hay que ver cómo con elegancia realiza la transición entre el estilo gótico y el renacentista. 

A pesar de haber sido cuartel en las invasiones, de la riada que sufrió tras el terremoto de 1755, de que funcionó como hospicio, albergue, hospital de guerra y centro penitenciario, el lugar recuperó su aire de recogimiento monacal. 

La Plaza de Toros

La Plaza de Toros es uno de los monumentos históricos mas queridos. No solo por la fuerte tradición taurina, sino porque cada corrida es un acontecimiento social. 

Ir a la Plaza de Toros del Puerto de Santa María es uno de los acontecimientos más importantes de la ciudad

Construido a fines del siglo XIX en un estilo ecléctico, su redondel de 60 metros es uno de los mas grandes de España, en un recinto que puede alojar hasta 12.000 personas. 

El Puerto de Santa María ha sido una de las tradicionales puertas de entrada de las diferentes culturas que han pasado por la bahía de Cádiz, una ciudad fundada -dice la leyenda- por el rey griego Menesteo, quien tras la guerra de Troya perdió su trono y llegó a este extremo de Europa para empezar una nueva vida. 
Plaza de Toros. Foto Turismo de Andalucía

Como corresponde al espiritu gaditano, las discusiones sobre si tal o cual torero es mejor estan a la orden del día. 

Pero por algo en la entrada hay una placa con una cita de Joselito que dice “Quien no ha visto toros en El Puerto, no sabe lo que es un día de toros”. 

a.
Ahora en portada