Películas en el agua: París disfruta del cine con distancia social

Para garantizar la seguridad en tiempos de coronavirus París propone ver películas donde en vez de butacas se usen barcas que flotan en un canal

La necesidad de mantener las distancias de seguridad ha catapultado a los autocines, pero en Francia van un paso más adelante, con la presentación el primer autocine acuático del mundo. ¿O cabría llamarlo acuacine?

La necesidad de mantener las distancias de seguridad ha catapultado a los autocines, pero en Francia van un paso más adelante, con la presentación el primer autocine acuático del mundo. ¿O cabría llamarlo acuacine?

La iniciativa forma parte de la tradicional apertura de las playas urbanas sobre el río Sena y sus canales, una costumbre veraniega que se remonta al 2002.

El lago artificial más grande de París

El espectáculo se realizará en Bassin de la Villette, una formación acuática artificial (la más grande de París) construida para unir el canal del Ourcq con el de Saint-Martin, pensada para promover el tráfico fluvial alrededor de la capital francesa.

Unos 150 espectadores flotarán en barcas pequeñas mientras dure la película ‘El gran baño’

Este sábado allí se instalará una pantalla de 16 metros por nueve, de alta definición, donde se proyectará la película El gran baño, de Gilles Lellouche, que trata sobre un grupo de hombres maduros que se lanza a competir en natación sincronizada.

Paris Plages 2017 Bassins canal de l'Ourcq | 630x405 | © Mairie de Paris

Los canales de Bassin de la Villete son la opción parisina para refrescarse en verano. Foto: Ayuntamiento de París

Cine con el vaivén del agua

Para poder disfrutar de este ciclo de cine a la fresca, y de paso garantizar la protección de los asistentes, la organización dispondrá de 38 barcas eléctricas de dos a seis personas, que podrán ser ocupadas por familias o amigos en común.

 

Tráiler de ‘El gran baño’

Dado su tamaño y las dimensiones de su motor no se necesita carnet para conducir a estas barcas, que suelen ser usadas para paseos por los canales parisinos.

De esta manera unas 150 personas podrán ver la película, con un refrigerio en la mano, mientras se mecen suavemente con el agua del canal.

Otras 150 personas también podrán ver el espectáculo recostados en un grupo de tumbonas sobre el muelle de Quai de la Seine.

Un patrimonio de la ciudad

Además de esa película, para recordar los tiempos en que vivimos, la productora Mk2 proyectará los cortometrajes ganadores de un concurso filmados durante el confinamiento.

[Para leer más: El Sena se reinventa (y el resultado es espectacular)]

 “Los cines representan una parte importante de la vida del distrito”, dijo la directora gerente de Mk2, Elisha Karmitz. “Después de un cierre de varios meses esta es la mejor forma de celebrar la vuelta a la nueva normalidad”.

Cada verano en las márgenes del Sena se crean playas artificiales.

Cada verano en las márgenes del Sena se crean playas artificiales.

El verano en las playas de París

Pero el cine no es la única actividad que se organizará en las playas parisinas. En el sector de Bassin de la Villete, además de nadar un buen rato, se puede practicar remo, navegar en barcas de optimist y kayaks, o realizar deportes en las pistas de baloncesto, tenis, tenis de mesa y petanca.

En el lugar también se monta una biblioteca efímera para pasar el rato leyendo y un sector está dedicado a organizar juegos y actividades para niños.

a.
Ahora en portada