Noruega: un fin de año en los alojamientos más vanguardistas del mundo

Si de algo presumen los escandinavos es de diseño. Para vivir un año nuevo distinto proponemos ver las auroras boreales y fiordos en cabañas fuera de lo común

Si no se puede ir a la plaza del barrio o del pueblo a comer las uvas con las campanadas, hay que pensar en nuevas opciones para festejar la llegada del 2021.

Una alternativa puede ser aislarse en los bosques y fiordos de Noruega, lejos de la civilización, donde si la suerte y el clima ayuda se puede contemplar el velo danzante de las auroras boreales como una digna escenografía para conmemorar el cambio de año.

Establecimientos únicos

En este país, que siempre está a la vanguardia del diseño y la arquitectura sostenible, se encuentran diversos alojamientos que rompen con todos los esquemas. Muchos de ellos tienen paredes y techos transparentes, otros se confunden con el paisaje, están los inspirados en nidos y los que le levantan entre las copas de los árboles.

Veamos ocho cabañas y alojamientos para vivir una Nochevieja diferente.

Alojamiento de vértigo

El fiordo Lysefjord es famoso por el capricho geográfico de El Púlpito, la roca que atrae a turistas que quieren presumir de vértigo.

Cerca se encuentra las cabañas The Bolder Sky Lodge, que se elevan sobre una sola columna para minimizar su impacto con el medio ambiente.

Una alternativa puede ser aislarse en los bosques y fiordos de Noruega, lejos de la civilización, donde si la suerte y el clima ayuda se puede contemplar el velo danzante de las auroras boreales como una digna escenografía para conmemorar el cambio de año.
Foto: The Bolder Sky Lodge

Son estructuras 22 metros cuadrados de dos plantas revestidas en madera, donde el pequeño salón y la habitación están rodeadas de ventanas que se convierten en un balcón privilegiado sobre el fiordo.

La cabaña que desaparece

Ahora lo ves, ahora no. Como si fuera un truco de magia, las cabañas de Wonderinn desaparece entre el paisajes de pinos y abetos.

Al estar revestidas de espejos, las cabañas de Wonderinn literalmente desaparecen en el paisaje de coníferas de Rælingen

Revestidas en espejos, los huéspedes pueden contemplar el paisaje de Rælingen, a media hora del centro de Oslo, con total privacidad y discreción.

Una alternativa puede ser aislarse en los bosques y fiordos de Noruega, lejos de la civilización, donde si la suerte y el clima ayuda se puede contemplar el velo danzante de las auroras boreales como una digna escenografía para conmemorar el cambio de año.
Foto: Wonderinn

Cada cabaña tiene una coqueta terraza, dotada de una cocina a leña, donde si el clima lo permite se pueden preparar chocolates, vinos calientes y pescados ahumados.

Con las estrellas como techo

Si se trata de disfrutar el paisaje, nada mejor que hacerlo en un domo transparente, una forma sofisticada y cómoda de sentir la experiencia del glamping.

Esta es la propuesta de Trones Eye Glamping, que ha montado su domo en la península del fiordo de Trondheim, en el centro de Noruega.

Una alternativa puede ser aislarse en los bosques y fiordos de Noruega, lejos de la civilización, donde si la suerte y el clima ayuda se puede contemplar el velo danzante de las auroras boreales como una digna escenografía para conmemorar el cambio de año.
Foto: Trones Eye Glamping

Para ducharse y usar el baño hay que ir al cercano Club de Golf Stiklestad, donde también se sirve la cena. Pero el desayuno, rodeado de un paisaje impactante, se toma en el interior de esta cúpula.

Dormir en un nido

En el sur de Noruega, más exactamente en el fiordo de Sunnfjord, tres estructuras metálicas se levanta en medio del bosque.

Esta es las cabañas Birdox, inspirada en los nidos con forma de cubo que construyen los lugareños para atraer a los pájaros de la región.

Una alternativa puede ser aislarse en los bosques y fiordos de Noruega, lejos de la civilización, donde si la suerte y el clima ayuda se puede contemplar el velo danzante de las auroras boreales como una digna escenografía para conmemorar el cambio de año.
Foto: Birdbox

Los grandes ventanales, algunos redondos y otros rectangulares, permiten contemplar el desfiladero de pinos que se asoman al precipicio en total soledad.

Entre las copas de los árboles

¿Qué los árboles impiden ver el paisaje? No hay problema: pues construyamos una cabaña que esté a la altura de las copas.

Esa es la idea de Pan Treetop Cabins, que con su innovador diseño ha ganado varios premios de arquitectura.

Las cabañas de Pan Treetop Cabinas se elevan a una docena de metros, entre los árboles de la región de Finnskogen

Una alternativa puede ser aislarse en los bosques y fiordos de Noruega, lejos de la civilización, donde si la suerte y el clima ayuda se puede contemplar el velo danzante de las auroras boreales como una digna escenografía para conmemorar el cambio de año.
Foto Pan Treetop Cabins

En la región de Finnskogen, cerca de la frontera sur con Suecia, las cabañas se levantan a una docena de metros con unas delgadas estructuras metálicas.

Cada una está dividida en tres áreas, con servicios como agua incorporada, calefacción por suelo radiante, baño con azulejos y chimenea de leña.

Dentro hay comodidades para seis personas, una cocina totalmente equipada; y en el exterior se ofrece una barbacoa montada en un gran patio exterior.

En la soledad del norte

¿Alguien busca un lugar remoto? Pues que ponga rumbo a Fleinvær, un grupo de pequeñas islas en el extremo norte de Noruega.

La única forma de acceder es en ferry desde la pequeña ciudad de Bodø, donde se llega a un complejo de nueve cabañas de diseño vanguardista.

Una alternativa puede ser aislarse en los bosques y fiordos de Noruega, lejos de la civilización, donde si la suerte y el clima ayuda se puede contemplar el velo danzante de las auroras boreales como una digna escenografía para conmemorar el cambio de año.
Foto The Artic Hideaway

Allí se encuentra el complejo de Artic Hideaway, que se integran de maravilla con la belleza agreste del paisaje, hogar de cetáceos, águilas y nutrias.

Las cabañas tienen comodidades hasta para 10 huéspedes, con una decoración reducida al minimalismo, aunque no falta el tradicional sauna para descansar los cuerpos tras las caminatas por el entorno.

Dormir en un tren que no se mueve

Este no llega ni se va. Se trata de una formación de 1960 que descansa permanentemente en medio del puente que cruza el río Namsen, en el centro de Noruega.

En los coches del Namsen Salmon & Train Experience se despliegan 10 camarotes con dos camas cada uno, todos con vistas exteriores, dotados con un pequeño lavabo.

Una alternativa puede ser aislarse en los bosques y fiordos de Noruega, lejos de la civilización, donde si la suerte y el clima ayuda se puede contemplar el velo danzante de las auroras boreales como una digna escenografía para conmemorar el cambio de año.
Foto Namsen Salmon & Train Experience

La decoración de los camarotes mantienen el estilo original. Los huéspedes pueden socializar en la zona de asientos, donde es posible ver el atardecer con una copa en la mano.

Pasar la noche en un iglú

Si alguien pretende ser un cazador de auroras boreales, tiene que dirigirse más allá del Círculo Polar Ártico.

Si alguien quiere capturar auroras boreales se puede alojar en el Hotel-Iglú de Sorrisniva, donde las habitaciones tienen una temperatura permanente de –7º

El Hotel-Iglú de Sorrisniva, ubicado a 20 minutos del pueblo de Alta, se despliega en una instalaciones de 2.500 metros cuadrados, donde además de las 30 habitaciones hay un bar de hielo, una capilla también congelada y numerosas esculturas del mismo material.

Una alternativa puede ser aislarse en los bosques y fiordos de Noruega, lejos de la civilización, donde si la suerte y el clima ayuda se puede contemplar el velo danzante de las auroras boreales como una digna escenografía para conmemorar el cambio de año.
Foto Sorrisniva

Las habitaciones solo tienen la cama, ya que los baños, las duchas y el sauna están en un sector más cálido que los –7º grados que hacen en ellas.

En este sector se encuentra el restaurante, especializado en la potente cocina regional del norte de Escandinavia.

a.
Ahora en portada