Ni cuarentena ni toque de queda: San Nicolás esquiva el coronavirus

Pese a viajar desde España, una zona sujeta a restricciones, San Nicolás tendrá total libertad para repartir regalos a todos los niños de Bélgica

“Haga lo que mejor sabe hacer: hacer feliz a todos los niños. Contamos con usted”. Si cada año Papá Noel tiene la enorme responsabilidad de acertar con todos los regalos y entregarlos en tiempo y forma, este año, con cientos de miles de hogares golpeados por la pandemia y la desesperanza, su misión se hace más importante si cabe. Por eso, y para que ni siquiera las restricciones impuestas para la pandemia puedan frenarlo, en Bélgica han otorgado a San Nicolás, el encargado aquí de cumplir esta misión, un salvoconducto especial.

Pese a que según la tradición belga San Nicolás viaja desde España, ahora marcada en rojo según su código de colores que establece las restricciones a aplicar, el popular personaje no tendrá que hacer cuarentena ni estará sujeto al toque de queda vigente en el país entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana. Así, podrá cumplir con su misión y entregar sus regalos a los niños, que en Bélgica se reciben la noche del 5 al 6 de diciembre.

Los ministros de Sanidad e Interior, Frank Vandenbroucke y Annelies Verlinden respectivamente, se encargaron personalmente de firmar la carta que será trasladada al Boletín Oficial de Bélgica en forma de Real Decreto.

Pese a que no tendrá que cumplir cuarentena o respetar el toque de queda, las autoridades sí le piden a San Nicolás que utilice mascarilla y garantice la distancia de seguridad

De este modo, San Nicolás, que llega tradicionalmente al puerto de Amberes la noche del 5 de diciembre, podrá ponerse a repartir regalos junto a sus ayudantes sin someterse a la necesaria cuarentena ni al toque de queda.

«Como sabemos que no tiene tiempo que perder, y necesita desesperadamente cada hora para entregar los regalos para cada niño, hemos decidido permitirle una excepción”, anunciaron los ministros.

La Navidad será este año muy diferente a lo acostumbrado. Foto Visit Flandes.
La Navidad será este año muy diferente a lo acostumbrado. Foto: Visit Flanders.

Verlinden y Vandenbroucke aseguran además que la excepción “tiene una base legal”, y es que el viaje en barco de vapor que efectúa San Nicolás desde España hasta Bélgica dura 17 días, un plazo “más que suficiente como cuarentena”, ya que el país pide un periodo de autoaislamiento de 10 días a la llegada desde una zona roja.

El Gobierno también publicará un segundo Real Decreto para dispensar a San Nicolás y sus ayudantes del cumplimiento del toque de queda activo entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana, ya que, señalan, “saben que no puede hacer su trabajo” con esa restricción y que “no quiere decepcionar a los niños”.

En Nueva Zelanda se ha considerado al Hada de los Dientes (nuestro Ratoncito Pérez) también la condición de trabajador esencial para que siga cumpliendo sus deberes para con los niños

Papá Noel con mascarilla

En cualquier caso, los ministros recomiendan a San Nicolás que “mantenga la distancia, se lave las manos a menudo y use una mascarilla”, aunque reconocen que cumplir estas dos últimas medidas “no es fácil” con su larga barba blanca.

“Un virólogo español también nos confirmó que su barba le protege bastante y sirve de mascarilla bucal. Pero queremos asegurarnos de que no corra ningún riesgo durante su visita a Bélgica”, añaden.

Por último, los ministros explicaron a San Nicolás que los niños belgas han sido “extraordinariamente valientes” este año tan atípico y pese a la situación en sus colegios y con la cancelación de muchas actividades. Y añaden que continúan portándose bien “no solo protegerse a sí mismos, sino especialmente para proteger a los demás”.

En Bélgica los regalos llegan la noche del 5 al 6 de diciembre. Foto Visit Flanders.
En Bélgica los regalos llegan la noche del 5 al 6 de diciembre. Foto: Visit Flanders.

Es por eso que este año “merecen su visita más que nunca”. De hecho, añaden que cada pequeño ha sido un auténtico “héroe” y añaden: “por una vez no hace falta que lo compruebe”.

Trabajadores esenciales

Debido a las restricciones, que al menos hasta el próximo 13 de diciembre mantendrán cerrados todos los negocios no esenciales, así como el teletrabajo obligatorio y vigente el toque de queda, los niños no podrán acudir al puerto de Amberes a dar la bienvenida a San Nicolás (como tampoco podrán disfrutar de los tradicionales mercados navideños en la mayor parte del país), pero lo podrán seguir por televisión y escuchar con atención su discurso.

Bélgica no es el único país en aplicar este tipo de excepciones a personajes que tienen ‘importantes labores’. Ya en abril, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern consideró al Hada de los Dientes (el equivalente a nuestro Ratoncito Pérez) y al Conejito de Pascua como trabajadores esenciales con libertad para seguir cumpliendo sus deberes para con los niños.

a.
Ahora en portada