Los miradores más espectaculares de Mahón

La escarpada geografía de la capital de Menorca regala fantásticas panorámicas desde las alturas. No te pierdas ninguna con esta ruta por sus miradores más espectaculares

Ubicado estratégicamente en medio del Mediterráneo, Mahón ocupa el punto más oriental de toda España. Si algún elemento ha perfilado su forma a lo largo de los siglos es, sin duda, su puerto, con casi 6 km de extensión de agua que se adentra en la tierra, lo que lo convierte en uno de los más grandes de Europa.

Puerto de Mahón. Foto: David Arquimbau Sintes | EFE.

Ubicado estratégicamente en medio del Mediterráneo, Mahón ocupa el punto más oriental de toda España. Si algún elemento ha perfilado su forma a lo largo de los siglos es, sin duda, su puerto, con casi 6 km de extensión de agua que se adentra en la tierra, lo que lo convierte en uno de los más grandes de Europa.

Además de codiciado por numerosas naciones a lo largo del a historia como destino clave en rutas comerciales y asentamientos militares (a ello le debe la ciudad su aire cosmopolita, pero también fortificaciones como La Mola o el castillo de San Felipe), el puerto de Mahón o Maó es también uno de los espacios más bellos de la isla de Menorca, un espacio que regala postales cambiantes según la hora del día, la época del año o la luz del momento.

Ubicado a los pies de la capital menorquina, hay diferentes formas de disfrutar de este lugar pero nos quedamos, sin duda, con las panorámicas que se obtienen desde los diferentes miradores que cuelgan desde los acantilados a su alrededor y desde el paseo de la cornisa o paseo marítimo.

1. Mirador de Sant Francesc

Al final de la calle Isabel II, sobre los antiguos huertos y bancales de los franciscanos de la iglesia de Sant Francesc se creó este mirador, desde el que se divisa sa Colàrsega, el puerto industrial y el puerto de invernada, donde suelen atracar los cruceros.

Hacia el interior a la izquierda se puede ver también Toro, la montaña más alta de la isla.

Ubicado estratégicamente en medio del Mediterráneo, Mahón ocupa el punto más oriental de toda España. Si algún elemento ha perfilado su forma a lo largo de los siglos es, sin duda, su puerto, con casi 6 km de extensión de agua que se adentra en la tierra, lo que lo convierte en uno de los más grandes de Europa.
Puerto de Mahón. Foto: Turismo Islas Baleares.

2. Pont des General

Tras pasar la antigua Casa del Rey (convertida por los ingleses en el Palacio de los Gobernadores y actual sede del Ministerio de Defensa) en la calle Isabel II se accede a un estrecho callejón que comunica la ciudad con el puerto.

Se trata de Pont des General y ofrece una panorámica muy diferente sobre el puerto, con la visión de los tejados de los edificios del Moll de Ponent (Muelle de Poniente), entre los que destaca la antigua Eléctrica Mahonesa y las destilerías del gin menorquín.

Ubicado estratégicamente en medio del Mediterráneo, Mahón ocupa el punto más oriental de toda España. Si algún elemento ha perfilado su forma a lo largo de los siglos es, sin duda, su puerto, con casi 6 km de extensión de agua que se adentra en la tierra, lo que lo convierte en uno de los más grandes de Europa.
MIrador Pont de Castell. Foto: Jr Harris | Unsplash.

3. Mirador del Pont des Castell

Es el más antiguo de los miradores de la ciudad, pues ya existía en el interior del primitivo castillo de Mahón, formado por las manzanas y calles que rodean la actual plaza de la Conquista.

Actualmente lo encontramos tras pasar el edificio de la Biblioteca Pública de Mahón y el callejón (Carrer Pont des Castell) desde el que también se obtiene una buena vista frontal del puerto.

Al final del callejón está el mirador del Pont des Castell, una pequeña explanada que se abre a la Iglesia del Carmen y a su claustro, a la sinuosa cuesta que baja al puerto (Costa de Ses Voltes) y al propio puerto, además enmarcada por los jardines del parque Rochina y del pla de Baixamar.

Se ve incluso la Punta de Cala Figuera, a más de 700 m de distancia.

Ubicado estratégicamente en medio del Mediterráneo, Mahón ocupa el punto más oriental de toda España. Si algún elemento ha perfilado su forma a lo largo de los siglos es, sin duda, su puerto, con casi 6 km de extensión de agua que se adentra en la tierra, lo que lo convierte en uno de los más grandes de Europa.
Pla de Baixamar, Puerto de Mahón. Foto: Barriopedro | EFE.

4. Mirador del Carme

Al otro lado, enfrentado al anterior, se encuentra el Mirador del Carme, creado a partir de la reforma del Claustro del Carme y del mercado realizada a finales de los años noventa.

Tiene vistas fantásticas sobre la costa de ses Voltes.

Ubicado estratégicamente en medio del Mediterráneo, Mahón ocupa el punto más oriental de toda España. Si algún elemento ha perfilado su forma a lo largo de los siglos es, sin duda, su puerto, con casi 6 km de extensión de agua que se adentra en la tierra, lo que lo convierte en uno de los más grandes de Europa.
Puerto de Mahón. Foto: Turismo Islas Baleares.

5. Mirador de ses Monges

El más reciente de los miradores sobre el puerto es, en realidad, la recuperación de uno anterior, que se había tapiado a finales del siglo XVIII.

A través de un pasaje se accede a este mirador que, como un balcón colgado de los acantilados, permite visualizar la zona más interior de la dársena.

Ubicado estratégicamente en medio del Mediterráneo, Mahón ocupa el punto más oriental de toda España. Si algún elemento ha perfilado su forma a lo largo de los siglos es, sin duda, su puerto, con casi 6 km de extensión de agua que se adentra en la tierra, lo que lo convierte en uno de los más grandes de Europa.
Isla del Rey, en el puerto de Mahón. Foto: David Arquimbau Sintes | EFE.

6. Mirador de Miranda

Tras la urbanización de la plaza sobre los antiguos huertos de la Carmelitas se creó el Mirador de Miranda, con vistas a la Estación Naval y a la zona residencial, así como a los barcos deportivos amarrados al Moll de Levant (Muelle de Levante).

De los que he mencionado hasta el momento, es el mirador más amplio y acondicionado, por formar parte de una plaza, e incluye bancos y dos pequeñas zonas arboladas.

Ubicado estratégicamente en medio del Mediterráneo, Mahón ocupa el punto más oriental de toda España. Si algún elemento ha perfilado su forma a lo largo de los siglos es, sin duda, su puerto, con casi 6 km de extensión de agua que se adentra en la tierra, lo que lo convierte en uno de los más grandes de Europa.
Mirador La Miranda, Mahón. Foto: David Arquimbau Sintes | EFE.

7. Mirador del Paseo Marítimo

Aunque no está catalogado como mirador, si desde el anterior continuamos el paseo por la cornisa que discurre sobre los acantilados (paseo marítimo), conseguiremos una visión general del puerto de Maó. Y no una cualquiera ya que por su altitud permite disfrutar de una bellísima panorámica desde sa Colàrsega hasta la bocana.

Ubicado estratégicamente en medio del Mediterráneo, Mahón ocupa el punto más oriental de toda España. Si algún elemento ha perfilado su forma a lo largo de los siglos es, sin duda, su puerto, con casi 6 km de extensión de agua que se adentra en la tierra, lo que lo convierte en uno de los más grandes de Europa.
Puerto de Mahón. Foto: Pixabay.

8. Mirador Avenida del Puerto

En la Avenida del Puerto de Mahón encontramos la última de las paradas de esta ruta, un mirador que permite contemplar la entrada al puerto, un pequeño monumento en forma de hélice y una escalera que conduce al puerto, frente al muelle deportivo.

a.
Ahora en portada