Londres estrena una sala de cine flotante en la Pequeña Venecia

En tu propio barco y después de navegar por la Pequeña Venecia espera una sesión de cine al aire libre (y respetando la distancia social)

Vuelta de los autocines, películas desde el balcón y, ahora, también, cines flotantes. Tras una cuarentena que paralizó la salas y en un verano marcado por la distancia social y la necesidad de extremar precauciones, el sector audiovisual se reinventa para ofrecer nuevas experiencias que conjuguen ocio seguro y su propia supervivencia.

En París una iniciativa similar tuvo lugar el 18 de julio. Una de las ‘playas del Sena’ que se acondicionan para el ocio cada verano se transformó en un original cine donde los espectadores disfrutaron de la película desde la comodidad de sus barcas, separadas a una correcta distancia social. 150 personas en 38 botes pudieron ver Le grand bain de Gilles Lellouche (2018).

En ese caso se trató de un evento único pero, siguiendo, su estela arranca una propuesta de cine flotante en Londres que, esta sí, se prolongará durante lo que resta de verano.

Cine flotante

Con el nombre de Openaire Float-In Cinema, la iniciativa aterriza en la capital británica el 2 de septiembre, concretamente en las aguas del Canal de St. Regent.

Los barcos tienen capacidad para entre 8 y 10 espectadores. Foto: GoBoat.

Una gran pantalla LED de seis por tres metros instalada en Merchant Square (Paddinton) proyectará las películas, que podrán observarse desde un total de 16 barcos, con capacidad para 8 personas cada uno, así como desde una zona de hamacas, separadas según las recomendaciones sanitarias.

De paseo por la Pequeña Venecia

El acceso a la película conlleva un plus: un paseo en el barco, ya que se toma en la zona conocida como Pequeña Venecia y desde allí los propios visitantes deben conducirlo a Merchan Square, donde atracarán para disfrutar de la proyección.

El cine flotante estará disponible de miércoles a domingo en dos pases diarios y desde el 2 de septiembre hasta finales de mes

Para no molestar a los vecinos el audio se reproduce a través de auriculares inalámbricos adecuadamente desinfectados.

Además, y para una experiencia de cine completa, se pueden adquirir palomitas y golosinas, así como comida italiana recién hecha y artesana -en un guiño al entorno de la Pequeña Venecia- con el sello de RaviOllie, encargado de un restaurante efímero junto al agua.

Antes de la película se puede dar un paseo por la Pequeña Venecia. Foto: GoBoat

Películas y precios

En cuanto a las películas, no se trata exactamente novedades en cartelera sino más bien clásicos -o como ellos dicen cine de culto y musicales mágicos- que van desde Rocketman al Rey León pasando por Titanic, Dirty Dancing, Grease, Casino Royale o Ha nacido una estrella.

Los botes tienen precios que van desde 200 a 250 libras por barco (entre 222 y 278 euros) en función de los ocupantes. Quienes sean más de tierra firme podrán reservar una hamaca -hay 100 disponibles en cada pase- por 16,50 libras (18,35 euros).

Tras la iniciativa está la asociación de Openaire, Merchant Square y GoBoat, la firma de botes de los canales londinenses, que ofrecerán dos pases diarios, a las 16.45 y a las 20.15 horas.

Tras su inauguración el miércoles 2 de septiembre, funcionarán de miércoles a domingo hasta finales de mes.

a.
Ahora en portada