Suiza, la meca de la bicicleta de montaña

Por valles y laderas de las tierras helvéticas descubrimos cinco rutas para apasionados por la bicicleta, que aprovechan el suave verano suizo para descubrir paisajes increíbles a golpe de pedal

Con una orografía tapizada de montañas, valles y toda clase de cuestas, es lógico que Suiza sea un paraíso para los amantes de los desafíos en bicicleta.

Foto Leysin Park

Con una orografía tapizada de montañas, valles y toda clase de cuestas, es lógico que Suiza sea un paraíso para los amantes de los desafíos en bicicleta.

Pero tampoco es cuestión de dejarlo todo en manos de expertos y de aquellos que buscan recorridos ‘rompepiernas’, porque en diferentes rincones de Suiza hay circuitos y caminos que permiten transitar kilómetros a golpe de pedal sin grandes esfuerzos.

Dado que el verano en este país es más suave que en España, es una buena oportunidad para descubrir sus hermosos paisajes sin perder de vista los senderos que transcurren entre laderas, rocas, a campo través o por carreteras secundarias.

Veamos que nos proponen desde Turismo de Suiza para viajar por los Alpes en dos ruedas.

Circuito de Bikepark Leysin

El pueblo de Leysin se encuentra en el extremo oriental del lago de Ginebra. Gracias a una telecabina los ciclistas ascienden hasta La Berneuse, a 2.048 metros de altura, donde comienza un apasionante descenso en tres circuitos.

Con una orografía tapizada de montañas, valles y toda clase de cuestas, es lógico que Suiza sea un paraíso para los amantes de los desafíos en bicicleta.
Circuito de Leysin. Foto My Switzerland

Se trata de las pistas Lisin (azul, 2,2 km), Nérine (roja y negra 2,7 km) y Les trois Tours (roja, 1,5 km). Mientras que la primera es ideal para principantes, las otras dos son para quien tenga una cierta experiencia.

Los circuitos del Bikepark Leysin cuentan con descensos para principiantes y expertos, en medio de un paisaje increíble

Las suaves curvas y el terreno natural garantizan la fluidez del rodado por la ruta azul. Los fanáticos del enduro a los que les apasionen las travesías técnicas y rocosas adorarán las rojas.

Y la muy desafiante pista negra asegura el sudor frío: empinada, con puntos de bloqueo, gap jump y dobles de cuatro a siete metros de longitud.

Si a alguien le parece poco, cabe recordar que la pista Nérine será la ruta oficial del Campeonato Suizo de Descenso de este año.

Les Paccots

Ante la ausencia de nieve el lugar es una meca del ciclismo, con ocho circuitos que van por colinas y prados que parecen de postal.

El pequeño pueblo de Les Paccots se encuentra en la zona de los Prealpes de Friburgo, no muy lejos del lago de Ginebra.

Entre los trayectos más sencillos están las exploraciones de las antiguas explotaciones mineras, el que va desde el pueblo de Le Crêt hasta la reserva natural de Les Tourbières, y el que transcurre desde el Châtel-St- Denis hasta el pueblo de Semsales (famoso por la trashumancia de las vacas que descienden por los valles).

Con una orografía tapizada de montañas, valles y toda clase de cuestas, es lógico que Suiza sea un paraíso para los amantes de los desafíos en bicicleta.
Circuito de Les Paccots. Foto My Switzerland

Más desafiantes son los circuitos como el que desde ese pueblo hacia los macizos rocosos de Niremont, o los 18 km que comienza en Les Paccots y asciende por las laderas del Dent-de-Lys y del Teysachaux.

Chällerflüe

Esta es una ruta de montaña que transcurre por los gigantes rocosos que rodean a la villa de Leukerbad.

Es un recorrido de 18 km, con un ascenso de 600 mts y un descenso de 1.350 mts, que requieren de una buena preparación física, en que las piernas más entrenadas podrán llegar hasta las alturas del monte Chäller; aunque en más de un tramo no habrá otra que empujar la bici a pie.

El recorrido por Chällerflüe, que requiere un ascenso de 600 metros, está reservado para ciclistas con buena preparación física

Pero las vistas sobre el Ródano valen la pena el esfuerzo. A partir de ahí, todo es cuesta abajo, por single trails de ensueño recorriendo las praderas y, después, en el bosque de Varnerwald, por un tramo entretenido y fluido hasta Varen.

Con una orografía tapizada de montañas, valles y toda clase de cuestas, es lógico que Suiza sea un paraíso para los amantes de los desafíos en bicicleta.
Circuito de Chällerflüe. Foto My Switzerland

Los excelentes vinos de este pueblo es la mejor forma para hacer una pausa, y desde ahí se toman tranquilos caminos rurales hasta la villa de Leukerbad.

Glaciar Vorabgletscher

En los alrededores del pueblo de Flims se despliegan un abanico de circuitos en una gran diversidad de terrenos.

Por ejemplo, desde esta comuna parte un duro ascenso hasta el glaciar Vorabgletscher, donde se deben superar casi 1.500 metros de desnivel de una vez, desde los frondosos bosques verdes hasta la parte alta del mundo rocoso alpino.

Si a alguien le parece demasiado, la telesilla de Flims a Naraus sortea una de las partes más duras. Aquí se enlaza el circuito de Runca Trail, y con otro teleférico que conduce a Grauberg.

Con una orografía tapizada de montañas, valles y toda clase de cuestas, es lógico que Suiza sea un paraíso para los amantes de los desafíos en bicicleta.
Circuito de Vorab. Foto My Switzerland

Tras un descenso hasta el paraje de Nagens, se asciende por un camino de grava que, en los últimos 500 metros, no queda otra que hacerlo a pie. Pero cuando se llega al glaciar, a 2.000 metros de altura, hay que contemplar las panorámicas con calma.

Circuito de Jeizibärg

Según Turismo de Suiza esta es una de las mejores rutas de single trail del Valais.

Estamos a los pies del monte Schwarzhorn, en los Alpes berneses. El punto de partida es el pueblo de Jeizinen, donde se ponen rumbo a 25 km con un ascenso de 950 metros, que en su mayor parte se hace por carreteras asfaltadas, cruzando las pasturas de Untere y Obere Feselalp. Para finalizar, espera un bonito pero duro single trail hasta Heruhubel. Poco después de este mirador se alcanza la cota más alta, a 2.311 mts.

El circuito de Jeizibärg es uno de los mejores de ‘single trail’ que se pueden encontrar en Valais

Algunos sectores son llanos, otros atraviesan formaciones boscosas, y si bien hay tramos que tientan con pedalear para aumentar la velocidad hay que mantener la precaución.

Con una orografía tapizada de montañas, valles y toda clase de cuestas, es lógico que Suiza sea un paraíso para los amantes de los desafíos en bicicleta.
Circuito de Jeizibärg. Foto My Switzerland

Entre subidas y bajadas se atraviesa el encantador pueblo de Engersch con sus casas de madera oscura, el de Erschmatt con su milenaria tradición de producción de pan de centeno, y en varios puntos se despliega como un escenario el valle del Ródano.

Foto de apertura Leysin Park

a.
Ahora en portada

En más de una ocasión Nicole Kidman ha confesado que el rodaje de Los otros fue uno de sus trabajos favoritos. También es una de las más exitosas películas del cine español. A las órdenes de Alejando Amenábar, la historia de Grace y sus hijos con alergia a la luz, aunque ambientada en la campiña inglesa, se rodó realmente en el Palacio de los Hornillos en Las Fraguas (Cantabria).

Un viaje por Cantabria a través del cine

‘Los otros’, ‘La vida que te espera’, ‘Altamira’, ‘Primos’, ‘Airbag’, ‘El invierno de las Anjanas’ o ‘Los cronocrímenes’ tienen algo en común: todas se rodaron en Cantabria. Esta es la ruta por sus localizaciones de cine