La rotonda más bonita del mundo está debajo del mar

Un túnel acuático que conecta tres pueblos de las Islas Feroe cuenta con una hermosa rotonda acuática pintada como si fuera una medusa gigante

La única forma de poder contemplar la original obra de arte que envuelve a la rotonda de este túnel es estar bajo el mar.

El próximo 19 de noviembre en las Islas Feroe se inaugurará el túnel de Eysturoy, una obra vial que transcurre por 11,24 kilómetros debajo del agua para unir Tórshavn, la capital del archipiélago, con las ciudades de Strendur y Saltnes.

Este túnel, la mayor obra de infraestructura jamás realizada en las islas, atraviesa las frías aguas del fiordo de Nólsoyarfjørður hasta los 180 metros de profundidad, y permite reducir la hora de viaje entre esas dos pequeñas urbes en solo 16 minutos.

La rotonda que es una obra de arte

Pero lo llamativo es la unión de dos carreteras que llegan desde los pueblos del norte hacia la capital, que convergen en una rotonda que se convirtió en una obra de arte.

Los juegos de luces dan la sensación de estar bajo el agua.
Los juegos de luces dan la sensación de estar bajo el agua.

El artista local Tróndur Patursson recibió el encargo de decorar la conexión vial, y para ello creó una cobertura de varios tonos de azul, que gracias a un efecto de luces da la sensación de estar conduciendo bajo el agua.

La rotonda, con varios tonos de azul, da la impresión de estar conduciendo debajo del agua

Alrededor de la estructura central Patursson montó una esculturas circular en acero que recuerda a un grupo de personas.

Según otras miradas, la forma de hongo de la rotonda en su unión con el techo recuerda a la figura de una medusa gigante, lo cual también guarda una cierta belleza estética.

Entrada al túnel de túnel de Eysturoy. Foto Wikipedia
Entrada al túnel de túnel de Eysturoy. Foto Wikipedia

En beneficio de la población

Las obras del túnel, que comenzaron a principios de 2017, costaron 132 millones de euros y terminaron antes de tiempo, por lo que los 52.000 habitantes de estas islas de soberanía danesa podrán disfrutar de sus beneficios antes de que termine el año.

Eso sí: la circulación por el túnel no será nada barata: cada pase por el peaje tendrá un precio de 10 euros, aunque lo más probable es que los residentes se decanten por el abono anual de 38 euros.

El artista Tróndur Patursson fue el encargado de crear arte en la obra vial.
El artista Tróndur Patursson fue el encargado de crear arte en la obra vial.

La necesidad de los túneles

Este es el tercer túnel que se construye en las Islas Feroe, y el más largo de todos. Otro proyecto, el de Sandoyartunnilin, unirá las islas de Sandur y Streymoy, pero su extensión será de 10,8 kilómetros, y recién estará finalizado en el 2023.

a.
Ahora en portada