Ibiza se pone a punto: estas son las novedades más apetecibles del verano

Con el nuevo restaurante libanés del ME Meliá como apertura estrella de la temporada, Ibiza retoma el pulso con novedades en gastronomía, moda, cócteles y galerías que no conviene perderse

Hay lugares perfectos que se hacen imposibles de dejar. Como cada año, Ibiza sorprende con su propuesta hotelera, gastronómica y cultural, que no deja de renovarse (aun más este año, si cabe) para mantener su esencia viva.

Terrace Vip Pool The Rooftop. Foto: ME Ibiza.

Hay lugares perfectos que se hacen imposibles de dejar. Como cada año, Ibiza sorprende con su propuesta hotelera, gastronómica y cultural, que no deja de renovarse (aun más este año, si cabe) para mantener su esencia viva.

Es el caso del ME Ibiza, un clásico en la isla que (además de su insuperable ubicación e inmejorable carta de servicios wellbeing) reabre este verano con un nuevo servicio de Spa y una esperada incorporación a su restauración: Noura Ibiza. Tras su paso por París, Cannes y Montecarlo, este último une la propuesta de alta cocina libanesa con el producto local y de primera calidad que caracteriza al grupo hotelero mallorquín.

Hay lugares perfectos que se hacen imposibles de dejar. Como cada año, Ibiza sorprende con su propuesta hotelera, gastronómica y cultural, que no deja de renovarse (aun más este año, si cabe) para mantener su esencia viva.
Restaurante Noura. Foto: ME Ibiza.

El restaurante, que se inauguró este miércoles 23 de junio, está capitaneado por un equipo francés e incorpora platos tan interesantes como el hummus de berenjena y granada, el capacho de lubina, el pulpo con labne o el tartar de besugo, además de sus tradicionales taboulés y pescados y carnes al grill, y una renovada carta de cócteles para la ocasión.

Además de esta estelar apertura, el ME Ibiza se renueva esta temporada con una oferta de servicios de bienestar que incluyen acroyoga y una apuesta por la renovación total de cuerpo y mente de la mano de su Thai Spa, que ofrece exclusivos tratamientos a manos de terapeutas tailandeses seguidos del circuito spa más tradicional (con piscina, sala de vapor, sauna y duchas).

También, y como parte del impecable servicio de Meliá: ME+ permite realizar un check-in privado o contar acceso prioritario a las instalaciones, además de experiencias escogidas a medida en el hotel (desde camas balinesas o hasta reservados en su Rooftop ME Radio), en la isla o en Formentera. La opción perfecta para quienes buscan un remanso de paz y privacidad a cinco minutos de Santa Eulalia.

Café Caleta: los cócteles son para el verano

Precisamente en pleno centro de la pintoresca localidad acaba de abrir sus puertas Café Caleta, un bar para los amantes de los cócteles y los buenos aperitivos.

Los culpables son Miriam Tur y Alejandro Garín, expertos en PR y mixólogos con experiencia en Londres y Madrid respectivamente que decidieron hacer su sueño realidad en este pintoresco local de inspiración mediterránea y art-déco que no promete más que la mejor materia prima y el servicio más cercano para estar como en familia.

Conviene estar atentos a sus masterclasses y tastings regulares, además de no perderse su propuesta de tardeo con vermú y gilda los lunes de after-work o simplemente dejarse recomendar por el staff para encontrar (o hacer, según los gustos de cada uno) el cóctail perfecto.

Pecador

Lo bueno es que te absuelven de todos tus pecados. Lo malo, por decir algo, tener que decidirse por un solo plato en Pecador. Como parte de la cada vez más interesante oferta gastronómica de Santa Eulalia y su paseo marítimo (con enclave privilegiado a escasos metros de la arena), la propuesta ibicenca de Nandu Jubany está concebida para darse el gusto de acertar con cualquier plato de su carta.

Hay lugares perfectos que se hacen imposibles de dejar. Como cada año, Ibiza sorprende con su propuesta hotelera, gastronómica y cultural, que no deja de renovarse (aun más este año, si cabe) para mantener su esencia viva.
Foto: Pecador Ibiza.

Su cocina, que además tiene servicio ininterrumpido desde las 13.00h hasta las 00.00h, está diseñada para sorprender de principio a fin: desde su cóctel de bienvenida hasta sus postres es imperdonable no probar (y gozar) de todo.

Inquebrantables sus croquetas de gambeta de Formentera, su berenjena a la brasa o su tortilla abierta de sobrasada ecológica queso Mahón, coca y rúcula ecológica. Aunque conviene dejar espacio para sus platos principales; además de sus pescados a la brasa y estupendas carnes, los arroces aquí juegan en otra liga y los hay para todos los gustos: desde el clásico del senyoret, o el arrosejat (de fideos con sepias) pasando por el meloso con carpaccio de gambas o el de bogavante azul y sepia.

No menos pecaminosos son sus postres, todos divinos en sustancia y presentación, aunque en obligado cumplimiento con la recomendación de la casa conviene probar el Cuerpo de Cristo (o al menos, una parte). Y volver a repetir el pecado, claro está.

Hay lugares perfectos que se hacen imposibles de dejar. Como cada año, Ibiza sorprende con su propuesta hotelera, gastronómica y cultural, que no deja de renovarse (aun más este año, si cabe) para mantener su esencia viva.
Pecador cuenta con una notable oferta de arroces. Foto: Pecador.

Moda que vuelve

Las grandes firmas también se dejan seducir por Ibiza. Es el caso de Loewe vuelve a trasladarse la majestuosa Marina con su colección de Paula’s Ibiza, que incluye sombreros, sandalias o cestas hechas a mano, perfectas para lucir en cualquier lugar de la isla.

La boutique, como cada año decorada por piezas seleccionadas por Jonathan Anderson, este año se inspira en los recuerdos del verano que este ha pasado en la isla pitiusa. Además, y siguiendo la línea de la última campaña de la colección, México vertebra la temática artística que se expone en este espacio expositivo este verano: desde las esculturas del artesano Javier Sánchez Medina, que semejan cabezas de animales a base de esparto, hasta otros como objetos de la gastronomía y cultura mexicana realizados en papel maché por artesanos de zonas centrales de este país.

Hay lugares perfectos que se hacen imposibles de dejar. Como cada año, Ibiza sorprende con su propuesta hotelera, gastronómica y cultural, que no deja de renovarse (aun más este año, si cabe) para mantener su esencia viva.
Colección SS21 Paula’s Ibiza. Foto: Loewe.

Dioriviera, una propuesta interactiva

Dior, que inauguró el verano en la isla con uno de los eventos más esperados de la temporada, vuelve con una pop-up donde se encuentran la colección cápsula Dioriviera (por Maria Grazia Chiuri) y la colección Dior Maison Dioriviera, en exclusiva en la isla.

Este año como novedad el icónico motivo Toile de Jouy (presente en todas las pop-ups de la colección Dioriviera) se democratiza con unas lentes disponibles para escanear la colección en redes y probarse virtualmente la visera DiorClub en dos colores (además de compartirla bajo el hashtag #diorriviera).

Además, la colección cápsula de Dior Homme x Kim Jones 2021, inspirada en su conversación con el artista californiano Kenny Scharf, también puede adquirirse allí.

Hay lugares perfectos que se hacen imposibles de dejar. Como cada año, Ibiza sorprende con su propuesta hotelera, gastronómica y cultural, que no deja de renovarse (aun más este año, si cabe) para mantener su esencia viva.
Dior repite por tercer verano en Ibiza.

Charo Ruiz: moda que es sinónimo de Ibiza

También obligatoria es la visita a Charo Ruiz, que este año ha presentado una colorida y onírica colección de la mano de Sebastián Marc Graham. El artista griego-escocés, residente en las Baleares, encontró en el emblemático voile de algodón “el lienzo perfecto para dar vida a Ritmo”, la nueva propuesta de la célebre casa ibicenca.

El resultado son unos motivos orgánicos que componen esta colaboración y completan las vaporosas siluetas tan de estilo boho que caracterizan a los diseños de Charo Ruiz. Algo que la propia marca, fundada en 1989, define como una “explosión de color y optimismo del verano puro en la isla”.

Arte que viene: Mondo Galería

Entre las novedades está también la presentación, el próximo 9 de julio, de la quinta exposición de ‘ibicenco’ de Mondo Galería en una ubicación secreta. Como acostumbran Diego Alonso y Alexeja Pozzoni (AD Studio), esta nueva muestra estival acogerá la obra de una veintena de artistas internacionales que intervendrán los espacios de la isla a través de la fotografía, cinematografía, la escultura o la pintura reflexionando sobre la idea Too late tomorrow (demasiado tarde mañana).

“Cada obra presenta la perspectiva de un artista individual y a su vez forma parte de un recorrido que pone de manifiesto la necesidad de la crear en tiempos de crisis de sistema”, explican desde Mondo Galería. “Es un momento muy importante para la creación y la comunicación, para no dejar ahogar la pasión ya que ‘el arte es el mediador de lo inexpresable’ (Goethe)” (Imprescindible reservar cita).

a.
Ahora en portada

En más de una ocasión Nicole Kidman ha confesado que el rodaje de Los otros fue uno de sus trabajos favoritos. También es una de las más exitosas películas del cine español. A las órdenes de Alejando Amenábar, la historia de Grace y sus hijos con alergia a la luz, aunque ambientada en la campiña inglesa, se rodó realmente en el Palacio de los Hornillos en Las Fraguas (Cantabria).

Un viaje por Cantabria a través del cine

‘Los otros’, ‘La vida que te espera’, ‘Altamira’, ‘Primos’, ‘Airbag’, ‘El invierno de las Anjanas’ o ‘Los cronocrímenes’ tienen algo en común: todas se rodaron en Cantabria. Esta es la ruta por sus localizaciones de cine