Halloween nació en Irlanda y otras curiosidades de la fiesta más ‘terrorífica’

La Isla Esmeralda está en el origen de esta popular fiesta, que ahora se celebra con todo tipo de tradiciones, costumbres y eventos a nivel global

Ya está aquí y ni siquiera el coronavirus parece poder frenar la invasión de calabazas, telas de araña, esqueletos, zombis y toda la parafernalia de disfraces y decoraciones asociadas a Halloween. Sin embargo, quien piense que es solo una fiesta comercial importada de los EEUU, no está exactamente en lo cierto. Su historia, de hecho, se remonta más de 3.000 años atrás y en su génesis está una fiesta agrícola, concretamente celta. Así es como pasó a convertirse en un fenómeno global.

Aunque circulan diferentes teorías, entre las más contrastadas está la que sitúa su origen en la festividad ancestral celta conocida como ‘Samhain’. El término gaélico significa literalmente ‘final del verano’ y con ella los ancestros paganos de la Isla Esmeralda celebraban el final de un ciclo en las cosechas.

En ese momento, la noche del 31 de octubre, pensaban, los espíritus de los muertos volvían al mundo de los mortales ya que en la transición hacia los oscuros días de invierno los mundos de los vivos y los muertos se conectaban.

Para confundir y ahuyentar a esos espíritus, los celtas se disfrazaban y encendían grandes hogueras, con clanes y comunidades reunidas en torno a fuegos ceremoniales, por ejemplo, en la cima de Tlachtga, en la colina de Tara o la colina de Ward en el actual condado de Meath.

Colina de Tara, en la tradición celta la entrada al más allá, está también vinculada a los orígenes de Halloween. Foto Turismo de Irlanda.
La colina de Tara está también vinculada a los orígenes de Halloween. Foto: Turismo de Irlanda.

Duendes, espíritus, sombras y fantasmas son algunas de las figuras sombrías que se abrían paso desde el otro mundo para atormentar al pueblo irlandés durante la festividad de Halloween. Entre los muchos espectros que atormentaban a aquellos ancestrales irlandeses están las representaciones de Samhain: luz, oscuridad, travesura y cambio.

De Samhain a Halloween

Cientos de años después, con la expansión de la iglesia cristiana en el norte de Europa se adaptaron muchas de las antiguas celebraciones rituales en el esfuerzo de convertir a los paganos. El Papa Bonifacio IV institucionalizó la adopción del antiguo Samhain convirtiéndolo en el Día de todos los Santos, que se celebraba el 13 de mayo y, más adelante, en el siglo VIII, el Papa Gregorio IV lo fijó definitivamente en el día 1 de noviembre.

Según el folklore irlandés las calabazas que hoy se vacían, se tallas y se rellena de velas eran originariamente nabos con un ascua en su interior

En cuanto al término Halloween, procede de la traducción al inglés de la víspera de Todos los Santos (all hallows eve).

En el siglo XIX, los inmigrantes irlandeses fueron los encargados de llevarse consigo las tradiciones a los EEUU, entre ellas la del Samhain. Allí fue adaptada y comenzó a popularizarse con gran éxito.

Derry Halloween. Foto Turismo de Irlanda.
Derry Londonderry celebra un gran festival por esta festividad: Derry Halloween. Foto: Turismo de Irlanda.

Las calabazas eran realmente nabos

Según el folklore irlandés, un hombre llamado Jack O’Lantern (Jack el del farol) fue condenado por el diablo por haberlo engañado a vagar por la tierra por toda la eternidad con un carbón encendido. Jack vació un nabo para poner la brasa en su interior e iluminar su camino.

Irlanda sigue celebrando esta fiesta de origen celta con grandes festivales como los de Púca, Bram Stoker o Derry Halloween

Basándose en esta historia los irlandeses comenzaron a tallar caras terroríficas en nabos (además de patatas o remolachas) para ahuyentarle a él y a otros espíritus de Halloween. Esta tradición, al saltar a Norteamérica, sustituyó nabos por calabazas, que son unas de las grandes protagonistas de la actual fiesta.

Las tradicionales calabazas eran en su origen nabos con una brasa en su interior.
Las hoy típicas calabazas eran en su origen nabos con una brasa en su interior.

Halloween donde nació Halloween

El Samhain se sigue celebrando hoy en día en el este de Irlanda en el Festival Púca. Centrado alrededor de la Colina de Ward, donde comenzó la historia de Halloween, el festival recrea el encendido simbólico de los fuegos de Samhain en una ceremonia llena de música y baile. 

Nacido en el apogeo de la Gran Hambruna (1845-49), el escritor irlandés Bram Stoker trabajó en el Castillo de Dublín y se dice que le sirvió de inspiración para escribir Drácula. Seguramente le ayudaran también los cuentos de muertos vivientes que su madre le contó durante su infancia y las vivencias que vivió en una época llena de penurias y miserias. Cada Halloween, Dublín organiza el Festival Bram Stoker, un festival de terror con temática de vampiros en su honor.

Además, la ciudad norirlandesa de Derry-Londonderry se transforma cada año para ser el epicentro de las celebraciones de Halloween en Europa. Durante esta semana, esta localidad amurallada decora sus jardines, fachadas y escaparates para crear una atmósfera y sensación únicas.

Elegido como ‘Mejor Destino del Mundo para Celebrar Halloween’ por USA Today, y aunque este año la celebración estará adaptada debido a la crisis sanitaria, con algunas de sus propuestas organizadas de forma virtual, durante los ocho días que dura la fiesta se suceden conciertos, actuaciones, desfiles, bailes, tours históricos por la ciudad o recorridos por sus murallas de 400 años de antigüedad.

Qué se come en Halloween

De la tradición estadounidense se ha exportado a todo el mundo el ya archiconocido ‘Truco o trato’ por el que los niños recorren las casas pidiendo dulces y prometiendo sustos a quien se niega a dárselos. Sin embargo, la comida tradicional para un Halloween con sello irlandés está muy lejos de los caramelos.

En la antigua fiesta celta de Samhain, las personas aprovechaban para reunirse y compartir los frutos de su trabajo. De esta tradición derivan algunos de los platos típicos de Halloween más famosos de hoy en día como el colcannon, un plato elaborado con puré de patata y mezclado con col rizada o repollo verde y cebollas, que se ha hecho popular en todo el mundo en estas fechas.

Barmbrack. Foto Turismo de Irlanda.
Barmbrack. Foto Turismo de Irlanda.

Más adelante las casas irlandesas se llenaban tradicionalmente con el olor a pan horneado, gracias al delicioso manjar conocido como barmbrack. Según la tradición, todos los miembros de la familia deben recibir una rebanada de este bizcocho casero, que lleva en su interior algunas sorpresas. Así, encontrar un anillo dentro del dulce significa el descubrimiento del amor verdadero, mientras que una moneda brindará riqueza y buena fortuna.

Las manzanas también se han asociado con Halloween en la tradición de la isla. En la vieja Irlanda, después de la cena, los jóvenes usaban la manzana dejando que su cáscara cayera al suelo creyendo que mostraría la letra inicial del nombre de su pareja. También realizaban juegos como buscar manzanas en un barril lleno de agua. En la tradición moderna también se utiliza este alimento para hacer formas de monstruos y pasteles de manzana para los más pequeños.

a.
Ahora en portada