Estas son las mejores playas secretas de España

La guía ‘Hidden Beaches Spain’ presenta 450 playas alejadas de las multitudes, rincones secretos que permiten desconectar en paz entre el mar y las rocas

El verano está a la vuelta de la esquina, y dado que parece que las restricciones a la movilidad exterior seguirán vigentes, es una buena oportunidad para (re) descubrir las mejores playas de España.

Dado que esta temporada muchas franjas costeras estarán atiborradas de gente (sobre todo las urbanas), hay que tener a mano alguna guía que nos presente rincones poco conocidos, que como un secreto templario, se van recomendando para obtener la ansiada cuota de arena y sol lejos de multitudes.

Praira do Con, en la ría de Vigo. Foto John Weller – Lola Culsán

Las mejores de España

Una buena ayuda es el libro Hidden Beaches Spain (Wild Things Publishing), escrito por Lola Culsán y John Weller.

Ella es una profesora de raíces españolas, él es escritor de viajes y fotógrafo, y ambos emprendieron un viaje en la furgoneta Federica por la Península en el sentido de las agujas del reloj.

A bordo de la furgoneta Federica los autores de Hidden Beaches Spain relevaron 450 rincones de sol y arena lejos de las multitudes

Desde Galicia bordearon el norte hasta el País Vasco; y tras bajar a la Costa Brava en Cataluña recorrieron el litoral mediterráneo hasta la andaluza Costa de la Luz.

El libro Hidden Beaches Spain. Foto Wild Things Publishing

También relevaron las playas de Mallorca, Menorca e Ibiza, y si les faltó Canarias, sería buena idea para otro libro.

Para amantes del ‘slow travel’

Es una publicación en inglés pero no por eso dirigida a británicos, sino a los amantes del slow travel, a los que aman recorrer kilómetros en furgonetas, surfistas, buscadores de paz en el agua y rastreadores de paisajes.

Son 450 las playas presentadas, y todas tienen en común que son lugares donde apenas hay presencia de turistas.

Playa de Tauran, en Asturias. Foto John Weller – Lola Culsán

Eso no quiere decir que todas sean remotas: de hecho se presentan más de una docena de sitios a los que se puede llegar tras una caminata menor a una hora desde una estación de tren.

Sin embargo, sí cabe aclarar, la gran mayoría son sitios que requieren de coche para llegar.

Cómo leer la guía

La guía se puede tomar de dos maneras: por zona geográfica, o por tipo de playa.

En cada capítulo se realiza una descripción genérica del paisaje, los pueblos, las tradiciones y las historias que se presentan entre olas, rocas, calas y arenas.

Praia da Barda, cerca de A Coruña. Foto John Weller – Lola Culsán

Además cada apartado presenta una ficha de datos útiles sobre cómo llegar y qué tipo de playa se encontrará el bañista.

De Galicia al País Vasco

El viaje de los autores comienza en Galicia, y presentan 27 parajes de la provincia de Pontevedra, como las de Muiño, Canabal y Couso; y con un salto a las islas Cíes.

Luego siguen por la costa norte gallega, entre arenas doradas y restos de castillos, donde destacan las del Porrón, la de Mulleres, la del Dique o la de Goday. Gran parte de las recomendaciones se centran en O Grove y la isla de Arousa.

Unas 70 playas de Galicia se presentan en los primeros capítulos del libro

Continúan a lo largo de la Costa da Morte, con la hermosa playa de Carnota entre otros 32 sitios; para dar paso a 37 recomendaciones más en la franja occidental de la Costa Verde.

También son 37 las playas de la Costa Verde de Asturias, como la de Pumarín, la de Merón o la de San Antonio; recorrido que prosigue con 29 sugerencias entre Pechón, en Cantabria, hasta la Playa de los Frailes, pasando San Sebastián.

Cala Maset, en la Costa Brava. Foto John Weller – Lola Culsán

El norte del Mediterráneo

El viaje por el Mediterráneo, a lo largo de la Costa Brava, se concentra en torno a la frontera francesa y el Cabo de Creus, para luego presentar una docena de calas y playas alejadas de las urbanizaciones.

Tras un puñado de playas pasando Barcelona las sugerencias siguen en la Costa Dorada y, sobre todo, en la franja cercana a L’Ametlla de Mar, antes del Delta del Ebro.

De la Comunidad Valenciana se toman una docena de la Costa Azahar y las cercanas a Jávea; y ya en la Costa Cálida de Murcia, las elegidas se encuentran por los parques regionales de Calblanque y Cabo Cope.

Playa de Ses Illetes, en Formentera. Foto John Weller – Lola Culsán

Las playas de Andalucía

Llegamos a Andalucía, donde un capítulo se centra en las de la Costa de Almería, con un predominio del Cabo de Gata; seguido por una quincena de sitios en la Costa Tropical, entre Motril y Nerja; y la Costa del Sol, entre Estepona y la Línea de la Concepción.

La gran cantidad de playas y calas aisladas y de gran belleza de las Baleares merecen un capítulo para cada una

El último tramo de la Península corresponde a la Costa de la Luz, con 25 playas que se presentan desde Tarifa, Barbate, Chiclana de la Frontera y al este de Huelva.

La gran cantidad de playas y calas aisladas y de gran belleza de las Baleares merecen un capítulo para cada una. Así, los autores describen 15 sitios de Ibiza y Formentera, unas 33 de Mallorca y otras tantas de Menorca.

Cala Estreta, cerca de Palamós. Foto John Weller – Lola Culsán

Sugerencias por intereses

Otra opción de descubrir estas playas secretas es por interés. Así, se clasifican las 16 mejores para ir con niños y en familia, las ideales para hacer snorkel, las recomendadas para clavadistas y las sugeridas para largos paseos.

También se presentan las que se pueden descubrir en kayak o paddle surf, las que se puede hacer naturismo sin molestias, las mejor dotadas de accesibilidad y las que tienen las mejores cuevas e islas para descubrir.

Con 450 playas indexadas, no hay excusas para no descubrir estos rincones secretos de las costas españolas.

a.
Ahora en portada