En este hotel se puede dormir junto a morsas y osos polares

El zoológico de Pairi Daiza, en Bélgica, tiene un resort donde varias habitaciones se encuentran bajo el agua, con vistas a los estanques de la fauna ártica

Hay un resort en Bélgica donde los huéspedes no tienen ninguna privacidad: de día o de noche, del otro lado del vidrio de la habitación una morsa o un oso polar está mirando quién está durmiendo. Y encima le busca para jugar. Esta es la experiencia de alojamiento entre animales que ofrece el zoológico Pairi Daiza, al oeste del país.

Hay un resort en Bélgica donde los huéspedes no tienen ninguna privacidad: de día o de noche, del otro lado del vidrio de la habitación una morsa o un oso polar está mirando quién está durmiendo. Y encima le busca para jugar. Esta es la experiencia de alojamiento entre animales que ofrece el zoológico Pairi Daiza, al oeste del país.

El establecimiento ubicado en la ciudad de Brugelette es privado, cuenta con un patrimonio de 4.000 ejemplares distribuidos en 55 hectáreas. Por la amplitud de sus espacios y sus políticas sostenibles fue elegido como el mejor zoológico de Europa en el 2019.

Un resort entre animales

Para proponer una experiencia inmersiva como ninguna el zoo cuenta con un resort donde se puede dormir cerca de los sectores destinados a los tigres siberianos, los gamos, los lobos, osos negros, pingüinos y los lobos marinos de Stellar.

En el sector de Tierra del frío las habitaciones tienen vistas a los estanques de las morsas y los osos polares

Pero la joya de la corona son las habitaciones de la zona llamada Tierra del frío, construida bajo tierra y con grandes ventanales que dan hacia el estanque de las morsas por un lado, y de los osos polares por el otro.

[Para leer más: Los reyes del mar conquistan Sudáfrica]

Las habitaciones están decoradas en un estilo entre escandinavo y rústico, con revestimientos de madera y muebles que recuerdan al arte de los nativos de las tierras polares.

Morsa2 Foto Prairi Daiza

Las morsas suelen curiosear para ver quién está del otro lado del vidrio. Foto: Prairi Daiza

Animales curiosos

Tanto las morsas como los osos polares son animales muy curiosos, y suelen acercarse a las ventanas a conocer a los ocupantes de las habitaciones, donde acercan sus gigantescos cuerpos al borde para sentir una caricia que nunca llega.

“Estos dormitorios bajo el agua son muy apreciados por los animales, que los miran como si fueran pantallas de televisión” dijo un portavoz del complejo Pairi Daiza.

El espacio de los osos polares tiene 12 veces más espacio del legalmente requerido para esta especie

El personal del zoológico se encarga de limpiar las ventanas cada semana. Las morsas son cambiadas de ambiente para que no molesten, pero el oso polar es más amistoso y suele jugar con el empleado mientras intenta realizar su trabajo, lo que se convierte en un nuevo espectáculo para los huéspedes.

[Para leer más: Un nuevo hotel-lodge en el zoo de Londres para salvar a los leones]

Morsa Foto Prairi Danza

La única contra es que hay poca privacidad en las habitaciones. Foto: Prairi Daiza

Protección de la fauna

El zoológico aclara que estos los osos llegaron como parte de un programa de protección y conservacionismo. El espacio, que tiene 12 veces más espacio que el legalmente necesario, cuenta con el respaldo de la organización Polar Bears International.

Su hábitat artificial cuenta con el estanque de aguas saladas y frías, con una cueva y con un sistema de generación de hielo y nieve artificial. Sea la estación que sea, el espacio tiene una temperatura permanente de varios grados bajo cero.

 

a.
Ahora en portada