El hotel que resucita del hielo en Suecia (y que se volverá a derretir)

Por 31ª año el Icehotel de la Laponia sueca resurge del hielo, con nuevas habitaciones efímeras y numerosas esculturas congeladas realizadas por 24 artistas

Un año más, el Icehotel de Suecia presenta sus habitaciones efímeras con obras de arte esculpidas en el hielo, hasta que en abril unas y otras se derritan lentamente.

Un año más, el Icehotel de Suecia presenta sus habitaciones efímeras con obras de arte esculpidas en el hielo, hasta que en abril unas y otras se derritan lentamente.

Hace 31 años que este hotel, ubicado en el remoto paraje de Jukkasjarvi, 200 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico, repite la puesta en escena: levanta un hotel con esculturas que existirán mientras persista el clima frío del invierno.

En esta ocasión el establecimiento presenta 12 habitaciones de corta vida en el Icehotel 31, mientras que otras seis en el vecino Icehotel 365 contará con esculturas que resistirán más tiempo, ya que su construcción en materiales sólidos preserva su patrimonio.

Un año más, el Icehotel de Suecia presenta sus habitaciones efímeras con obras de arte esculpidas en el hielo, hasta que en abril unas y otras se derritan lentamente.
Motivos primaverales en el hielo. Foto: Asaf Kliger-Icehotel

Casamiento en el hielo

Entre las novedades de este año se encuentran la instalación de una pequeña capilla, que según los propietarios se puede utilizar para casamientos con pocos invitados.

Por medio de la tecnología de la realidad aumentada es posible recorrer la superficie helada de este hotel en Suecia sin tener que salir de casa

También hay una habitación llamada Sauna, lo que parece una paradoja, pero en realidad no es más que una puesta en escena que imita al tradicional baño de vapor de la cultura nórdica.

Un año más, el Icehotel de Suecia presenta sus habitaciones efímeras con obras de arte esculpidas en el hielo, hasta que en abril unas y otras se derritan lentamente.
En el Icehotel es posible casarse. Foto: Icehotel

Arte congelado

Dentro de cada habitación, donde uno encuentre a la escultura que preside la estancia, se encuentra un código QR que explica, en un audio, cómo se realizó la obra y una breve biografía de sus autores.

No es la única innovación tecnológica del hotel: si se descarga una aplicación en el móvil es posible sentir que uno se encuentra dentro del establecimiento de hielo gracias a las herramientas de la realidad aumentada a través de Instagram.

Un total de 24 artistas de hielo de todo el mundo han aportado sus creaciones al hotel, que se pueden ver tanto en las habitaciones como en los salones y en el bar. Además en el lugar se presentan exposiciones de fotos sobre la naturaleza y la vida en esta región de Laponia.

Un año más, el Icehotel de Suecia presenta sus habitaciones efímeras con obras de arte esculpidas en el hielo, hasta que en abril unas y otras se derritan lentamente.
24 artistas despliegan su talento en el hielo. Foto: Icehotel

Un poco de temperatura templada

Los creadores del hotel, Wouter Biegelaar y Viktor Tsarski, también diseñaron estancias donde el frio es, digamos, algo menor. Son habitaciones templadas, así como una sala lounge y un restaurante donde se puede convivir en temperaturas más aceptables.

Unos 24 artistas de todo el mundo han creado obras de arte en las paredes y estancias del hotel de hielo

Pero en el resto del establecimiento no hay otra forma de estar que no sea con el abrigo a cuestas, y a la hora de dormir hay que estar bien arropado por las mantas de pieles que entrega el hotel.

Un año más, el Icehotel de Suecia presenta sus habitaciones efímeras con obras de arte esculpidas en el hielo, hasta que en abril unas y otras se derritan lentamente.
Una habitación diferente, en hielo dorado. Foto: Icehotel

En el lugar es posible tomar una copa en vasos esculpidos en hielo, o realizar actividades en la inhóspita estepa laponesa, como ir de paseo en trineos tirados por perros, emprender caminatas con raquetas o salir de noche en búsqueda de las auroras boreales

a.
Ahora en portada