El Alcatraz italiano: así es la antigua prisión de Italia convertida en atracción turística

La prisión de Santo Stefano, abandonada y con sectores en ruinas, será reconstruida por el gobierno italiano para crear un polo turístico

Al igual que sucede con la cárcel de Alcatraz, ubicada en California, Italia ha elaborado un plan de 72 millones de euros para convertir una isla prisión en una especie de atracción turística. 

Vistas de Santo Stefano desde el mar. Foto Jacopo Penna | Flickr

Al igual que sucede con la cárcel de Alcatraz, ubicada en California, Italia ha elaborado un plan de 72 millones de euros para convertir una isla prisión en una especie de atracción turística. 

La isla volcánica de Santo Stefano se encuentra abandonada en el mar Tirreno. No obstante, hace 56 años, albergaba una prisión en funcionamiento, donde los criminales, disidentes políticos, bandidos y anarquistas habían sido desterrados. 

 Hoy en día solo unos cuantos pescadores, buceadores o visitantes aventureros viajan a la isla cubierta de vegetación. 

Italia planea cambiar esto. En un nuevo esfuerzo por impulsar el turismo en la región de Ventotene, las autoridades dicen que renovarán y revivirán la isla convirtiéndola en un museo al aire libre, informa CNN

Abrir al turismo  

Actualmente, hay solo algunas visitas guiadas para los pocos visitantes que van a la prisión y sus ruinas, pero los funcionarios italianos quieren convertirla en una atracción turística aún más grande. 

Hoy en día solo unos cuantos pescadores, buceadores o visitantes aventureros viajan a la isla de Santo Stefano 

El país planea gastarse 72 millones de euros en la remodelación y convertirla en un museo al aire libre.  

Más allá de mostrar el pasado de la prisión, el museo se diseñaría como un centro académico y albergaría talleres de arte y seminarios sobre la Unión Europea. 

Al igual que sucede con la cárcel de Alcatraz, ubicada en California, Italia ha elaborado un plan de 72 millones de euros para convertir una isla prisión en una especie de atracción turística. 
Hay sectores de la prisión que han sido reconstruidos. Foto Wikipedia

 El plan se encuentra en sus primeras etapas; ahora mismo los funcionarios están asegurando la isla y, a finales de este mes, se espera que las autoridades lancen una convocatoria de propuestas sobre cómo renovar la cárcel. 

 Para 2025 se espera tener la isla abierta a las visitas. 

 Cómo será la restauración 

Algunos edificios y áreas serán restaurados con sus funciones originales, mientras que otros servirán para un uso completamente nuevo. 

La prisión de 99 celdas funcionaba bajo un liderazgo estricto y centralizado, mientras que los castigos eran duros y la comida escasa 

 «Ha estado cerrado durante décadas, en total decadencia. No hay luz, no hay agua corriente. El acceso es complicado. La renovación se centra en contar la historia del dolor sufrido en esta cárcel, preservando este lugar simbólico en la memoria pero mirando hacia el futuro», explica a CNN Silvia Costa, la comisionada del gobierno a cargo de la renovación, sobre el antiguo edificio de la prisión. 

Construida en el siglo XVIII  

La isla fue construida en el siglo XVIII, donde personas infames han pasado sus últimos años. 

La prisión de 99 celdas funcionaba bajo un liderazgo estricto y centralizado, mientras que los castigos eran duros y la comida escasa. 

 A lo largo de la vida útil de la prisión ha mantenido a disidentes políticos, bandidos, criminales y anarquistas. Entre los reclusos figuraban el escritor y político Luigi Settembrini, el bandido Carmine Crocco, el anarquista Gaetano Bresci y el bandido Sante Pollastri, según el blog Italian Ways

 Durante el gobierno fascista de Italia de 1922 a 1943, la prisión se utilizó en gran medida para disidentes políticos como Sandro Pertini, quien más tarde se convertiría en presidente de Italia, según Atlas Obscura

 En la década de 1950, la cárcel dio un giro positivo. Eugenio Perucatti, el director en aquel momento, mejoró el espacio y las vidas de las personas encarceladas al agregar comodidades como un campo de fútbol, jardines y una sala de cine.  

También hizo que las personas encarceladas administraran tiendas de artesanías, donde podían vender y comprar productos. 

Al igual que sucede con la cárcel de Alcatraz, ubicada en California, Italia ha elaborado un plan de 72 millones de euros para convertir una isla prisión en una especie de atracción turística. 
Algunas partes de la estructura están en buen estado de conservación. Foto Paola Fazzi | Flickr

El cierre y resurrección 

La cárcel se cerró en 1965. Los funcionarios esperan preservar los edificios abandonados hoy. 

Actualmente, los visitantes pueden entrar en algunas celdas abiertas, donde la pintura se está despegando de las paredes y las puertas cuelgan de sus bisagras. 

Sin embargo, se espera que la renovación de 72 millones de euros reviva gran parte de la isla. 

Las celdas de la prisión, que tienen forma de herradura, pueden convertirse en un anfiteatro o espacio para eventos 

Costa afirma que el objetivo es recuperar y preservar los edificios y partes del lugar con un enfoque ecológico que tenga en cuenta la singularidad del hábitat natural de la isla. 

Por ejemplo, las celdas de la prisión, que tienen forma de herradura, pueden convertirse en un anfiteatro o espacio para eventos 

«Más allá de un museo, los funcionarios locales quieren crear un espacio que sea un centro para que los académicos mundiales se unan y discutan temas clave como políticas ecológicas, derechos humanos, libertad de expresión, ciudadanía europea y diálogo mediterráneo», indica Costa. 

Además las autoridades están considerando convertir el área de la celda principal en un espacio para eventos. 

Al igual que sucede con la cárcel de Alcatraz, ubicada en California, Italia ha elaborado un plan de 72 millones de euros para convertir una isla prisión en una especie de atracción turística. 
El lugar es conocido como el Alcatraz italiano. | Foto Wikipedia

Los cambios futuros 

El edificio de la prisión es un panóptico, una estructura circular que permitía a los guardias vigilar las 99 celdas a la vez. En la actualidad, esta forma podría funcionar como un anfiteatro. 

Hay planes para convertir un antiguo vestuario de fútbol y la casa del director de la cárcel en un albergue 

La isla también alberga un campo de fútbol y un vestuario al lado. Los planes incluyen convertirlos con la casa del ex director de la prisión en un albergue con 30 habitaciones de bajo coste. 

La antigua panaderia se convertirá en un restaurante y cafetería 

Se espera que también se renueven otras zonas de la antigua cárcel, como la iglesia, la panadería y los jardines 

El lugar albergó también una panadería donde los habitantes hacían pan. Además esta zona de la prisión se convertirá en restaurante y cafetería para los visitantes, e incluirá una terraza panorámica con jardín. 

El antiguo jardín y huertos también se renovará con árboles, plantas y flores, mientras que se espera que la iglesia sea reformada y se convierta en parte del museo. 

 A medida que se espera que el pasado abandonado de la isla vuelva a la vida, los funcionarios esperan crear una nueva historia en la tierra. 

La renovación se completará en 2025, cuando los viajeros puedan volver a entrar en la isla. 

Noticia original de Business Insider. Autora: Monica Humphries 

a.
Ahora en portada

En más de una ocasión Nicole Kidman ha confesado que el rodaje de Los otros fue uno de sus trabajos favoritos. También es una de las más exitosas películas del cine español. A las órdenes de Alejando Amenábar, la historia de Grace y sus hijos con alergia a la luz, aunque ambientada en la campiña inglesa, se rodó realmente en el Palacio de los Hornillos en Las Fraguas (Cantabria).

Un viaje por Cantabria a través del cine

‘Los otros’, ‘La vida que te espera’, ‘Altamira’, ‘Primos’, ‘Airbag’, ‘El invierno de las Anjanas’ o ‘Los cronocrímenes’ tienen algo en común: todas se rodaron en Cantabria. Esta es la ruta por sus localizaciones de cine