Dónde encontrar las playas más largas de España

En estas playas nadie compite por estar en primera línea del mar y nunca hay problemas de espacio. Presentamos los arenales con más extensión de España

Playa de Cofete, en Fuerteventura. foto Riccardo Maria Mantero | Flickr

Playa de Cofete, en Fuerteventura. foto Riccardo Maria Mantero | Flickr

Una de las imágenes más surrealistas del verano es la de las personas esperando, entre las 5:00 y las 8:00 de la mañana, que los operarios terminen de limpiar la playa para reservar su lugar con una sombrilla, como quien clava una pica en Flandes.

¿Hace falta madrugar tanto y pelear por cada palmo de arena como si fuera la conquista de un territorio? Claro que no.

España cuenta con 8.000 kilómetros de costa, y muchas de ellas son playas que se extienden por kilómetros, donde no hay necesidad de estar disfrutando del sol en medio de una multitud.

Descubrimos cinco de ellas que son un bálsamo para los que buscan descansar en la soledad.

Playa de Castilla (Huelva)

Nada menos que 20 kilómetros de arena. Con toda justicia esta es la playa más larga de España, un paisaje al que sólo se puede acceder por determinados puntos que están señalizados.

Esta playa no cuenta con servicios, por lo cual ya es un filtro para los que buscan comodidad, chiringuitos y duchas.

Con 20 km de largo la playa de Castilla, en la provincia de Huelva, es la más larga de España

Pero otras personas agradecen la soledad y el toque de belleza agreste de la playa, rodeada de grandes dunas y de acantilados abruptos.

España cuenta con 8.000 kilómetros de costa, y muchas de ellas son playas que se extienden por kilómetros, donde no hay necesidad de estar disfrutando del sol en medio de una multitud.
Playa de Castilla. Foto Playas de Huelva

Aquí está permitido practicar nudismo, ya que con tamaña extensión hasta el más pudoroso se siente cómodo.

Su nombre remite a que en la época de la Reconquista esta fue la primera playa con salida al Atlántico que tuvo el Reino de Castilla.

Playa de Cofete, Fuerteventura

Al sur de la isla canaria de Fuerteventura, sobre la península de Jandía, se encuentra esta lengua de arena de 12 kilómetros protegida por grandes macizos rocosos de 800 metros de alto.

España cuenta con 8.000 kilómetros de costa, y muchas de ellas son playas que se extienden por kilómetros, donde no hay necesidad de estar disfrutando del sol en medio de una multitud.
Playa de Cofete. Foto Turismo de Islas Canarias

No es un lugar fácil de llegar, por lo cual pocos se animan a la aventura de transitar por un camino de 8,5 km de tierra y gravilla. Si no se tiene una 4×4, hay que ir con mucha precaución.

La playa es dueña de una belleza única, donde el Atlántico se hace respetar frente a la arena rubia. Apenas hay algunas construcciones a la vista, y el lugar da la sensación que todavía no fue descubierto por ninguna persona.

Playa de San Juan, Alicante

No todas las playas tienen que estar en un entorno agreste, alejadas de la civilización. Una de las costas urbanas más grandes de España es la de San Juan, en Alicante.

Playa de San Juan, Alicante. Foto El Hermano Pila Flickr
Playa de San Juan, Alicante. Foto El Hermano Pila | Flickr

Sus seis kilómetros de costa se extienden desde las playas del Campello hasta el Cabo de la Huerta, donde sus arenas finas y sus aguas transparentes cuentan con todos los servicios necesarios.

San Juan, en Alicante, es la playa urbana más larga del país: generosidad de espacios y todos los servicios disponibles a pasos de la ciudad

Hay espacios para practicar deportes como vóley playa, aparatos para ejercicios cardiovasculares e infraestructuras para realizar windsurf aprovechando los vientos del Levante.

Con chiringuitos, juegos infantiles y un largo paseo marítimo es el lugar indicado para quien busque la comodidad de un entorno urbano en una playa de grandes extensiones.

Punta del Fangar, Delta del Ebro

El Delta del Ebro, esa inmensa extensión perfectamente horizontal llena de arrozales, cuenta con dos penínsulas laterales que parecen los extremos de una flecha.

España cuenta con 8.000 kilómetros de costa, y muchas de ellas son playas que se extienden por kilómetros, donde no hay necesidad de estar disfrutando del sol en medio de una multitud.
Playa de la Punta del Fangar. Foto Modes Rodriguez | Flickr

Una de ellas, al norte, es la península de El Fangar, una extensión de arena de siete kilómetros de largo con tramos que llegan a los tres kilómetros de ancho.

Este paraje está vigilado por un faro que es el símbolo de estos paisajes vírgenes, hogar de aves marinas como gaviotas, cormoranes, charranes y patos que buscan refugio en este ecosistema de arenales y dunas móviles.

Está relativamente cerca de la villa marinera de L’Ampolla, con lo cual se pueden ver unos atardeceres de película y hacer noche en esta localidad.

Playa de Carnota, A Coruña

Siete kilómetros de arena blanca y fina con aguas turquesas. ¿Es el Caribe? Pues no, es Carnota, una playa de A Coruña.

Su forma de media luna mira al Atlántico, que con su ritmo de mareas cuando bajan las aguas llega a tener 500 metros de ancho.

España cuenta con 8.000 kilómetros de costa, y muchas de ellas son playas que se extienden por kilómetros, donde no hay necesidad de estar disfrutando del sol en medio de una multitud.
Playa de Carnota. Foto Guillén Pérez | Flickr

El oleaje, como sucede en la región, es fuerte y el viento constante, lo que para muchos amantes del surf y el windsurf suena a paraíso.

Aunque su acceso en coche es relativamente sencillo por la carretera C-550, su ocupación no suele sobrepasar el 50%. Se nota que hay espacio de sobra.

En los alrededores se encuentra un rico paisaje de dunas y marismas, hogar de aves como la píllara papuda.

a.
Ahora en portada