Distrito de los Lagos: el mundo mágico de Peter Rabbit es muy real

Entre bosques de robles y olmos, entre lagos y picos donde se enreda la niebla, el Lake District inglés es el lugar que inspiró a Beatrix Potter para crear sus cuentos infantiles

El paisaje es especialmente idílico en otoño. Foto ©Adam Burton | VisitBritain.

El paisaje es especialmente idílico en otoño. Foto ©Adam Burton | VisitBritain.

En esa extraña y misteriosa hora en la que el sol está a punto de despuntar, una pequeña barca de madera se desliza silenciosamente sobre las grisáceas aguas del lago Windermere, principal protagonista del británico Distrito de los Lagos, en Cumbria, al noroeste de Inglaterra. A bordo de ella, una joven llamada Helen Beatrix Potter rema con determinación.

Es su momento favorito del día, cuando la bruma cubre parte de los bosques de robles y olmos y los animales se pasean por ellos con total tranquilidad. Beatrix pasea entre los árboles cada mañana y los animales parecen conocerla porque no huyen de ella cuando intenta dibujarlos, con el lápiz alzado y el bloc en el regazo. Mientras, ella aprende los gestos y actitudes de conejos, zorros y ciervos, que tan valiosos resultarían para poder humanizarlos en sus exitosos libros de cuentos ilustrados para niños. Así es como nacía a uno de los personajes infantiles más conocidos en el mundo: Peter Rabbit.

Distrito de los Lagos. Foto ©Adam Burton VisitBritain
Distrito de los Lagos. Foto: ©Adam Burton | VisitBritain.

Beatrix Potter

Londinense e inmensamente rica de nacimiento, la señorita Potter fue una mujer adelantada a su época. Autodidacta, con una imaginación desbordante y gran amante de la naturaleza, luchó contra el deseo de sus padres -quienes pensaban que trabajar para ganar dinero era una deshonra sin igual- para convertirse en una de las escritoras europeas de cuentos infantiles más importante de la historia.

Beatrix Potter se refugiaba en el Distrito de los Lagos, hoy Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, donde obtenía inspiración para crear sus icónicos cuentos

Es sencillo seguir sus huellas en el Parque Nacional del Distrito de los Lagos o Lake District (declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2017), donde la escritora adquirió un buen número de granjas y fincas que acabaría donando al National Trust inglés tras morir, en 1943, sin herederos.

En esa extraña y misteriosa hora en la que el sol está a punto de despuntar, una pequeña barca de madera se desliza silenciosamente sobre las grisáceas aguas del lago Windermere, principal protagonista del británico Distrito de los Lagos, en Cumbria, al noroeste de Inglaterra. A bordo de ella, una joven llamada Helen Beatrix Potter rema con determinación.
Los idílicos paisajes del Distrito de los Lagos. Foto: ©Adam Burton | VisitBritain.

En estas tierras mágicas, Beatrix Potter pasó algún tiempo en su juventud y gran parte de su vida adulta. Carreteras estrechas y sinuosas, que en algunos tramos parecen ser engullidas por la vegetación, serpentean entre vastos pastos, bosques, coloridas granjas y casas de campo, acercándose y alejándose de pequeños pueblos de tintes medievales en los que siempre existe un pub donde las pintas de buenas cervezas inglesas acompañan a viejas historias junto al fuego.

Distrito de los Lagos

En el centro de todo, ejerciendo de protagonistas indiscutibles, se encuentran 16 lagos con nombres tan sugerentes e ingleses como Windermere – el padre de todos -, Ullswater o Bassenthwaite.

En las aguas de algunos de ellos, la gente local y los turistas navegan durante los fines de semana en los que el duro tiempo del norte de Inglaterra da una tregua. Algunos lo hacen con pequeñas lanchas a motor mientras que otros prefieren izar las velas y, los más melancólicos, abordan un antiquísimo barco a vapor que aún surca las aguas del Windermere. Su motor lleva más de 120 años impulsando esa joya hecha de madera.

Anillo megalítico de Castlerigg. Foto ©Adam Burton VisitBritain
Anillo megalítico de Castlerigg. Foto: ©Adam Burton | VisitBritain.

Separando unos lagos de otros, se levantan numerosas colinas que ocultan tesoros arqueológicos. Es el caso del anillo megalítico de Castlerigg, donde dólmenes erigidos hace miles de años siguen dando pistas sobre el origen de los sajones.

Personajes como Peter Rabbit, Mrs Tiggy-Winkle o Squirrell Nutkin surgieron en esta zona al noroeste de Inglaterra para entretener y enseñar valores a los niños de medio mundo

Junto a los bloques de piedra, las ovejas pastan ajenas a todo. Muy probablemente sean ejemplares de la oveja Herdwick, una especie autóctona del Distrito de los Lagos que estuvo al borde de la extinción y que consiguió sobrevivir gracias al empeño y la lucha de Beatrix Potter.

Y es que para la escritora e ilustradora, los animales, tal y como demostraba en sus historias, eran seres fascinantes que debían ser cuidados y protegidos para que tuvieran una vida digna y feliz. A cambio, personajes como Peter Rabbit, Mrs Tiggy-Winkle o Squirrell Nutkin se encargarían de entretener y enseñar valores a los más pequeños de los hogares de medio mundo.

Foto ©Robert Radlinski VisitBritain
Foto: ©Robert Radlinski | VisitBritain.

Casa sobre la Colina

A través de los muchos senderos – de todas las clases, longitudes y dificultades posibles – que horadan el Parque Nacional del Distrito de los Lagos se puede llegar a la ‘Casa sobre la Colina’ (Hill Top House). Situado junto a la población de Near Sawrey, el viejo caserón de piedra lleva en pie desde el siglo XVII, pero no sería adquirido por Beatrix Potter hasta 1905.

Es un lugar simbólico, porque el dinero utilizado para la compra provino de las ventas de su primer éxito arrollador: The Tale of Peter Rabbit (publicado en España con el título de El Cuento de Perico el Conejo Travieso).

Beatrix escribió la obra en Londres, en la casa familiar, pero lo hizo inspirada por sus experiencias veraniegas durante sus vacaciones en el Distrito de los Lagos. Era allí donde se hallaba la puerta que daba a su mundo mágico, y se mudó tan pronto como pudo.

La casa de Beatrix Potter en Near Sawrey. Foto Getty Images.
La casa de Beatrix Potter en Near Sawrey. Foto: Getty Images.

Hoy en día, la casa y sus bellos jardines adyacentes son un auténtico museo que abre una pequeña ventana a la intimidad de la poderosa mente creativa de la escritora. Todo el mobiliario aparece dispuesto tal y como lo estaba cuando ella creó a sus personajes de fantasía.

Pero no es esa la única huella de Miss Potter en el Distrito de Lagos. En la Galería de Beatrix Potter en la localidad de Hawkshead cuelgan de las paredes sus bocetos y acuarelas pintadas para sus cuentos infantiles. Además, aún se leen fragmentos de los mismos en voz alta para el público asistente.

Sin embargo, donde más disfrutan los niños es en El Mundo de Beatrix Potter (Bowness-on-Windermere), el pequeño parque temático en el que pueden interactuar con Peter Rabbit, Jemima Puddle-Duck y el resto de amigos.

Títulos de Beatrix Potter. Foto Carl Court Getty Images
Títulos de Beatrix Potter. Foto: Carl Court | Getty Images.

En el jardín, una estatua representa a tres niños soltando a Jemima Puddle-Duck. Jemima vuela libre sobre la exuberante belleza del paisaje natural del Distrito de los Lagos. Libre, feliz, luchadora… Fiel reflejo de la mujer que la creó.

a.
Ahora en portada