Cuesta de Moyano: así es el km cero literario de Madrid

Los míticos puestos de libros son el epicentro de las historias, acontecimientos y personajes literarios con los que se teje una ruta en torno a la Cuesta de Moyano

“Una ciudad se parece mucho a un palimpsesto. Debajo de lo que se ve hay más. Eso es lo que sucede en la Cuesta de Moyano, el kilómetro cero literario de esta ciudad”. Así introduce el escritor Andrés Trapiello el nuevo mapa ilustrado que estrena Madrid, en este caso dedicado a la feria de libros de la calle de Claudio Moyano.

Conocida popularmente como la Cuesta de Moyano, los puestos de libreros de viejo al aire libre son a Madrid lo que los bouquinistes del Sena a París, el lugar donde encontrar títulos descatalogados y reliquias literarias, pero también descubrir historias, acontecimientos y personajes relacionados con las letras en la capital.

Como la Puerta del Sol es el km 0 de las carreteras en España, la Cuesta de Moyano es el km 0 de la literatura en la ciudad. A su alrededor se despliegan lugares como la Residencia de Estudiantes, la Real Academia Española, el Museo Romántico o El Retiro y, en torno a ellos, protagonistas como Gustavo Adolfo Bécquer, Ortega y Gasset, Pío Baroja, Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez, Cervantes o Borges.

Puestos de la feria de libros permanente de la Cuesta Moyano. Foto: Getty Images.
Puestos de la feria de libros permanente de la Cuesta Moyano. Foto: Getty Images.

Para dar a conocer su valor como km literario, el Ayuntamiento de Madrid ha editado una guía visual que sitúa todos los lugares, historias y protagonistas en torno a la calle de Claudio Moyano ilustrado por Fernando de Vicente y con texto de Andrés Trapiello que se distribuirá, en español e inglés, en los centros culturales y turísticos de Madrid Destino y en las casetas de libros de la Cuesta de Moyano.

Un mapa circular

A modo de ruta circular, el mapa ubica puntos que se despliegan en torno a la Cuesta de Moyano, donde las icónicas casetas de color azulado -alrededor de 30 en unos 200 m de calle peatonal- se apoyan en el extremo sur del Jardín Botánico, frente al Ministerio de Agricultura, muy cerca de la estación de Atocha y a pocos pasos del parque del Retiro. La feria abrió sus puertas en 1924 en este lugar.

Ilustrado por Fernando de Vicente y con introducción de Andrés Trapiello, el mapa traza una ruta circular por los lugares más literarios del centro de Madrid

Subiendo por la calle Atocha se llega al segundo punto del mapa, el lugar en el que estuvo la imprenta de Robles, donde se imprimió nada menos que El Quijote, una obra, según Trapiello, “que habla de cómo la vida nos rompe a todos y cómo la literatura nos ayuda a juntar los trozos”.

Muy cerca está la última casa de Cervantes, donde murió, mientras que la de Lope de Vega está en la calle Cervantes.

Cuesta de Moyano: así es el km cero literario de Madrid
La ruta nos lleva al barrio de Las Letras madrileño.

La original de Cervantes, también marada en el mapa (3) la tiraron en el siglo XIX y levantaron otra en su lugar. La de Lope, en cambio, mantiene en parte la estructura original del siglo XVII, incluido el pequeño jardín que tan bien describió Lope en sus versos “más leve que cometa, / tiene sólo dos árboles, diez flores, /dos parras, un naranjo, una mosqueta. / Aquí los muchachos ruiseñores”…

Frente al que fuera hogar de Lope está la iglesia de las monjas Trinitarias (4) donde enterraron a Cervantes, si bien sus huesos no acaban de aparecer.

Las Letras

A todo ese barrio, hoy de Las Letras, en el que vivieron también Quevedo, Góngora y muchos actores, se le conocía en su día como el de las Musas. Caminando en dirección a la plaza Mayor, “se entra en territorio de Galdós”, apunta Trapiello. Y el mapa se detiene en lugares como la Cava de San Miguel, donde está la casa en la que el escritor canario -precisamente este año se celebra el centenario de su muerte- ubicó a Fortunata, la protagonista de su Fortunata y Jacinta.

Y de Galdós el mapa nos conduce a Mariano José de Larra, l’enfant terrible del romanticismo y “el suicida más famoso de la literatura española”. La casa donde acabó sus días, en la calle Santa Clara, está también en el mapa, muy cerca del Palacio Real y del Viaducto.

Como la torre Eiffel de Madrid, se construyó un viaducto de hierro en 1874 que en 1934 se sustituyó por uno de hormigón. “Fue desde el primer momento el que escogieron los suicidas y acaso por eso mismo, el preferido también de los vanguardistas españoles, Ramón Gómez de la Serna a la cabeza”, apunta Trapiello.

El barrio de la morería es la siguiente parada; allí vivó Rafael Cansinos-Assens, el maestro de Borges y un “romántico póstumo”.

Uno de los puestos de la Cuesta de Moyano. Foto: A. Márquez | EFE.
Uno de los puestos de la Cuesta de Moyano. Foto: A. Márquez | EFE.

Lorca, Buñuel y Madrid

El mapa nos conduce también al Museo del Romanticismo y la Residencia de Estudiantes, el lugar donde se juntaron Lorca, Buñuel, Dalí y con ellos toda la generación de jóvenes talentosos del 27.

Y, por supuesto, no falta el Parque del Retiro, otro de los lugares literarios de Madrid por antonomasia, por donde paseaban Juan Ramón Jiménez, aunque no tiene allí estatua, como sí Galdós, y Pío Baroja, entre otros. Vivió este sus últimos años a dos pasos de la Real Academia Española, también en el mapa (12), de la que formaba parte. Aún hoy muchos de los académicos acostumbran a pasear por la Cuesta de Moyano emulando a Baroja, que no por nada tiene su estatua, precisamente, en un lugar desde el que domina las casetas de libros, y que supone el punto y final de esta ruta circular.

a.
Ahora en portada